Un simple análisis de sangre puede ser suficiente para detectar alzhéimer temprano. Este estudio también detecta que la enfermedad se desarrolla de diferente manera en hombres y en mujeres.