Saltar al contenido

Llega a la farmacia la impresora 3D de tejidos vivos y la realidad virtual

Llega-a-la-farmacia-la-impresora-3D-de-tejidos-vivos-y-la-realidad-virtual-001

Interphex reúne en Nueva York a las compañías del sector más avanzadas en tecnología.

BioBiot 1 presenta su impresora de tejidos humanos vivos por 5.000 dólares.

La impresora 3D de BioBots, BioBot 1, que funciona con células vivas. La impresora 3D de BioBots, BioBot 1, que funciona con células vivas. E. M.Realidad Aumentada. La Exposición Farmacéutica Internacional (Interphex) ha reconocido en Nueva York a las compañías del sector más avanzadas en innovación y tecnología. Apprentice Field Suite, de la empresa con el mismo nombre, ha resultado vencedor de la categoría de Mejor Producto. Se trata de un trío de aplicaciones exclusivas para gafas inteligentes dirigidas a ayudar a los operarios e ingenieros de la industria biofarmacéutica a tomar las mejores decisiones durante el proceso de fabricación. Los programas incluyen Realidad Aumentada o telepresencia. Una de las grandes innovaciones viene con la aplicación Gauge, un software de visión computacional que automáticamente lee los valores de las máquinas y avisa al trabajador sobre qué biorreactor está listo para limpiar.

Rechazar las imperfecciones. Optel Vision aprovechó el evento para presentar su eyector automático CountSafe. Este robot lineal, combinado con un software de inspección, es capaz de rechazar cualquier tipo de defecto en el producto farmacéutico tanto en forma, color o tamaño. Mediante un sistema de cuatro bandejas vibratorias, la máquina tarda menos de cinco segundos en parar la inspección, eliminar el producto de la línea de producción, confirmarlo y reiniciar su trabajo.
La impresora 3D ‘viva’. Danny Cabrera, CEO de BioBots, tuvo la oportunidad de mostrar su bioimpresora 3D. Su máquina, BioBot 1, pretende convertirse en el equivalente del PC en la impresión 3D de tejidos vivos. Su bajo coste (5.000 dólares) ofrece la oportunidad a las empresas pequeñas de crear modelos de órganos 3D con células humanas en sus propios laboratorios. Su funcionamiento es similar al de una impresora 3D normal, pero sin dañar las células o el material orgánico, para estudios preclínicos y clínicos.

Fuente: El Mundo

image_pdfimage_print
Scroll Up