Saltar al contenido

Historia de las supercomputadoras

historia-de-la-supercomputacion-001

Las supercomputadoras fueron introducidas en la década del sesenta del siglo XX y fueron diseñadas principalmente por Seymour Cray, en la compañía Control Data Corporation (CDC), la cual dominó el mercado durante esa época, hasta que Cray dejó CDC para formar su propia empresa: Cray Research. Con esta nueva empresa siguió dominando el mercado con sus nuevos diseños, obteniendo el podio más alto en supercómputo durante cinco años consecutivos (1985-1990).

El término supercomputadora está en constante flujo. Las supercomputadoras de hoy tienden a convertirse en las computadoras ordinarias del mañana. Las primeras máquinas de CDC fueron simplemente procesadores escalares muy rápidas, y muchos de los nuevos competidores desarrollaron sus propios procesadores escalares, a un bajo precio, para poder penetrar en el mercado.

De principio a mediados de la déacada del ochenta se vieron máquinas con un modesto número de procesadores vectoriales trabajando en paralelo, lo cual se convirtió en un estándar. El número típico de procesadores estaba en el rango de 4 a 16. A finales de los años ochenta y principios de los noventa, la atención cambió de procesadores vectoriales a sistemas de procesadores masivamente paralelos con miles de CPU «ordinarios».

En la actualidad, diseños paralelos están basados en microprocesadores de clase servidor, que están disponibles. Ejemplos de tales procesadores son PowerPC, Opteron o Xeon, y la mayoría de los superordenadores modernos son clústeres de computadores altamente afinadas, usando procesadores comunes combinados con interconexiones especiales. Hasta ahora el uso y generación de las mismas se ha limitado a organismos militares, gubernamentales, académicos o empresariales.

Japón creó la primera supercomputadora petaflops la MDGrape-3, pero solo de propósitos particulares, luego International Business Machines (IBM) de Estados Unidos creó la Correcaminos, también de 1 petaflops; China la Milky Way One de 1,2 petaflops y Cray Research de EE.UU, la Jaguar de 1,7 petaflop, que al final del año 2009 se convirtió en la más rápida.

Fuente: blogspot

image_pdfimage_print
Scroll Up