Hacia los automóviles 0.0

Hacia-los-automóviles-0.0-001

El e-tron Quattro prefigura cómo será el primer Audi eléctrico, previsto para 2018: más de 500 CV y más de 500 kilómetros de duración. / PETR MLCH (AP)

Cero accidentes, cero emisiones. En el certamen alemán se anuncian los avances tecnológicos y las baterías que llevarán a la conducción automática sin humos.El futuro ya está aquí. Los avances de la electrónica y las nuevas tecnologías impulsan la reinvención del automóvil, que afronta la revolución más profunda de su historia y se dirige con paso firme hacia la conducción automática y las emisiones cero. Es lo que refleja el Salón de Fráncfort 2015 (hasta el 27 de septiembre), que presenta una fotografía cada vez más precisa de cómo serán el coche y la movilidad del futuro. La preocupación por la desaceleración de la economía china y una nueva oleada de modelos de todos los tamaños son otros aspectos destacados del certamen.

Parece ciencia ficción y hace solo un par de años lo habría sido, pero ahora es una realidad contrastada en prototipos que anticipan lo que llegará a la calle entre 2020 y 2025. Para entonces, la mayoría de los nuevos modelos verán mejor que el ojo humano, evitarán la mayoría de los accidentes y elegirán por sí solos el itinerario idóneo según las condiciones del tráfico en tiempo real.

Eléctricos con 500 kilómetros de autonomía

Hacia-los-automóviles-0.0-002

Porsche Mission E. / UNITEDPICTURES

Son la sorpresa del salón y anuncian la madurez de los modelos eléctricos para cumplir como coche único familiar. Los prototipos Porsche Mission E y Audi e-tron Quattro incluyen las nuevas baterías 3.0, que dan la réplica a Tesla con más de 500 kilómetros de autonomía. El primero es un 911 más largo con cuatro plazas y el otro será en 2018 el primer Audi eléctrico fabricado en serie. Los dos confirman la apuesta del grupo VW por la movilidad sin emisiones: “Lanzaremos 20 modelos eléctricos y enchufables hasta 2020”, ha asegurado Martin Winterkorn, su presidente.
El proceso exige aún integrar y coordinar entre sí elementos tan dispares como las tecnologías de comunicación y las apps de los móviles, o las ayudas a la conducción, los navegadores inteligentes y los sensores y cámaras de vídeo de los coches. Ese caudal de datos se sumará al que aporten las infraestructuras (cámaras de semáforos, pórticos, etcétera), y la comunicación coche a coche (car2car) hará el resto. Y el conjunto cerrará el círculo virtuoso de la optimización del tráfico y la seguridad. Si al cóctel le añadimos las baterías previstas para 2018 -500 kilómetros de autonomía y precios competitivos- el sueño del automóvil 0.0 (cero accidentes y cero emisiones) se habrá hecho realidad.

La tecnología está lista, y aparte de la convergencia entre dispositivos falta lograr los estándares de seguridad de esta industria y reducir costes, lo que se resolverá como siempre: los coches más exclusivos estrenarán los avances que llegarán después a los demás.

Estos retos tienen en tensión máxima a los cuarteles generales de los fabricantes, porque quien antes los resuelva disfrutará de una ventaja clave. «Estamos reinventando el Grupo VW», aseguraba Martin Winterkorn, presidente del consorcio, en la gala previa a la apertura de la muestra. En realidad, lo que anunciaba el ejecutivo alemán es la adaptación de su empresa a un cambio mucho mayor, porque lo que se está reinventando es el automóvil. Y así lo confirmaba después: «A finales de la década habremos transformado todos nuestros modelos nuevos en smartphones sobre ruedas».

Lo cierto es que la revolución digital ha puesto patas arriba esta industria. Si hasta hace poco las marcas se centraban en mejorar su seguridad, prestaciones y consumos, ahora se abren nuevos frentes, desde la conectividad a las tecnologías de información o la inteligencia artificial. Esto exige inversiones masivas y alianzas estratégicas con multitud de actores ajenos al sector, como proveedores de sistemas de comunicación, cartografías de alta resolución, baterías, sensores, cámaras, etcétera. Y cualquier error de elección se paga caro, porque deja en inferioridad frente a la competencia.

En el plano comercial, el mercado europeo crece a buen ritmo, pero en Fráncfort se siente ya el temor a la desaceleración de China, Eldorado del automóvil en estos años. Aunque se intenta disimular con declaraciones de confianza en el potencial de su economía, nadie duda que un resfriado en las ventas de coches del gigante asiático -23,7 millones en 2014- provocaría fiebres peligrosas a la mayoría: es el primer mercado para Audi, BMW, Mercedes, VW y muchas marcas más.

Por último, en Fráncfort sigue el aluvión de estrenos ya habitual en los salones importantes. Destacan los familiares compactos, como los Astra y Mégane, las nuevas berlinas medias como el Audi A4 y otra oleada de todoterrenos de todos los tamaños.

Llegan los nuevos VW Tiguan y F-Pace, primer SUV de Jaguar
Un filón inagotable. El despliegue de todoterrenos ligeros o SUV, sigue imparable. En Fráncfort se suman las renovaciones de modelos actuales, como los VW Tiguan y Kia Sportage, y jóvenes actores en busca de papeles protagonistas, como el Jaguar F-Pace.

Hacia-los-automóviles-0.0-003

Instrumentación digital, el Leaf 250 y el nuevo Méhari

Puesto de conducción digital. / UNITEDPICTURES
Triunfan los nuevos cuadros de instrumentos digitales, que permiten al conductor elegir entre diferentes pantallas para ver la información que necesite en cada momento. Y están sustituyendo con rapidez a los cuadros analógicos (relojes y grafismos fijos), que pasarán pronto a la historia. Audi los lanzó en el TT y ahora los ofrecen ya marcas populares como Renault en el Espace e incluso en el nuevo Mégane. Algunos permiten ver en el cuadro las imágenes en 3D de los nuevos navegadores, que muestran ya al detalle el trazado y las curvas que vienen. Y pronto, con las primeras funciones de la conducción autónoma, como el piloto automático de autopista, los navegadores se coordinarán con la centralita del motor y se anticiparán al conductor, por ejemplo, desacelerando antes de llegar a la salida de la autopista prevista en el recorrido. Otro protagonista es el Nissan Leaf, que estrena unas baterías 2.0 (segunda generación) con 30 kWh de capacidad (24 las actuales) y pasa de 200 a 250 kilómetros de autonomía. Llegará en enero y tendrá un sobreprecio de entre 1.000 y 1.500 euros. Destaca también el Citroën Cactus M, el Mèhari moderno. Su capota de lona se infla con un sistema de aire comprimido que también permite desplegar una tienda de campaña detrás. La producción en serie depende del éxito de este prototipo.
La estrella entre los compactos es la segunda generación del Tiguan, que llegará en abril con vocación de superventas: 2,6 millones desde 2007. Ahora adopta una línea de estilo más deportivo y con más carácter. Y aparte de ser más amplio y tener un maletero de 615 litros (145 más), es más aerodinámico y ligero (50 kilos), y consume hasta un 24% menos.

El Kia Sportage es otro modelo medio con aspiraciones de líder. Esta última entrega, cuarta de la saga, llegará en primavera y destaca por la fuerza de su diseño, sobre todo en el frontal, que le hace parecer más grande.

En un tamaño similar está el nuevo BMW X1, que muestra por fin una imagen acorde con lo que se espera de una marca exclusiva: el primer X1 se hizo con prisa sobre la base de una ranchera de la marca. Llegará en octubre (desde 32.400) y ahora, aparte de una línea más poderosa y sugerente, mejora la eficiencia y ofrece más espacio interior y maletero.

Mercedes presenta también el GLC, relevo del GLK, pero con una silueta más estilizada inspirada en los cupés. El rival de los Audi Q5 y BMW X3 ya está a la venta desde 47.900 euros.

Otra alternativa a todos los anteriores y en especial al Porsche Macan es el F-Pace, primer SUV de Jaguar. Aparte de una imagen exquisita estrena unas suspensiones muy sofisticadas que buscan ofrecer el comportamiento deportivo de los turismos de la marca. Llegará en abril con nuevos motores, incluido un 2.0 diésel de 180 CV: desde 45.000 euros.

Lexus también lanza el nuevo RX, su todoterreno grande, para competir con los anteriores. Muestra un diseño vanguardista que rejuvenece radicalmente su imagen, estrena una evolución de su módulo híbrido, ahora con 313 CV, y saldrá a final de año.

Por último, Toyota presenta el Toyota RAV4 híbrido, con 197 CV y 4,9 litros de consumo. Y llegan dos nuevos pick up: el Nissan NP300 Navara, fabricado en Barcelona y previsto para enero, y su rival, el Mitsubishi L200, ya a la venta (desde 27.000 euros).

Aire fresco en los superventas
Las nuevas entregas del Renault Mégane y el Opel Astra, dos líderes de ventas en España y Europa, son las estrellas entre los compactos clásicos. Los dos rivales del Golf recogen las tendencias de moda, con diseños más deportivos, interiores más amplios y cuidados, peso aligerado y máxima atención a los sistemas de información y conectividad. El Astra saldrá en noviembre y el Mégane a principios de 2016 y se fabricará en Palencia. Ambos contarán con carrocerías berlina y familiar. Pero hay más estrenos interesantes. En un escalón superior en precio está el nuevo Mini Clubman (desde 23.800), que crece en tamaño. Y por encima el Infiniti Q30, la alternativa japonesa a los compactos de lujo, como los Audi A3 y Mercedes Clase A, con quien comparte la base mecánica. Por último, Suzuki propone el nuevo Baleno y Seat presenta un atractivo prototipo de línea cupé y estilo campero: el León Cross Sport, que podría recibir pronto luz verde y fabricarse en un año.

El Audi A4 y el renacimiento de Alfa
El nuevo A4, que llega a España en octubre, marca el camino entre las berlinas medias y se postula como referencia frente a los Mercedes Clase C y BMWSerie 3, que presenta también su puesta al día. Aporta un aire más deportivo, más espacio interior y una eficiencia sobresaliente basada en una aerodinámica récord (CX: 0.23) y un peso hasta 120 kilos inferior. En un escalón inferior en precio y mayor en tamaño está el Renault Talismán, sustituto del Laguna. En diciembre saldrá la berlina y en enero el familiar. Con un planteamiento muy deportivo debuta el Giulia, rival del BMW Serie 5. Nace con el difícil reto de ser el icono del relanzamiento de Alfa Romeo. Y saldrá a principios de 2016, pero solo la versión superior Quadrifoglio, con motor V6 biturbo de 510 CV: acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y cuesta 87.000 euros. Además, destacan el nuevo Toyota Prius (diciembre) y el BMW Serie 7 (octubre), referencias en sus categorías.

Lo último en lujo superlativo
La demanda de los nuevos millonarios de los países emergentes sigue alimentando las ventas de palacios rodantes. Los últimos exponentes vienen de Bentley y Rolls Royce. El Bentayga es el primer todoterreno de Bentley y llevaba años en la recámara por el fracaso de los diseños iniciales. El definitivo, muy pesado, tampoco entusiasma, pero sigue los gustos de los jeques del Golfo y junto a su refinado interior incluye un motor 6.0 W12 (608 CV) y es el primer todoterreno que pasa de 300 km/h (301). El Dawn es la versión descapotable del Wraith, el Rolls Royce pequeño: mide 5,28 metros de largo, más que un Audi Q7, y equipa un motor 6.6 biturbo de BMW con 570 CV. Y aunque pesa 2.600 kilos, acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza 250 km/h.

Fuente: El País