Saltar al contenido

El Nexdock convierte en tableta las tarjetas Intel Compute Card

Quizá recuerdes el interesante concepto que ha lanzado Intel en esta última edición de la feria CES, el llamado ordenador en modo tarjeta o Compute Card y que consiste en un dispositivo ultra compacto del tamaño de una tarjeta de crédito (aunque más grueso) que aglutina un completo PC con su almacenamiento, procesador, memoria RAM y conexiones inalámbricas.

En principio Intel ha orientado este nuevo formato de PC en tarjeta como un dispositivo pensado para integrarse en otros aparatos como televisores, electrodomésticos o máquinas industriales que se convertirán en “inteligentes” y que de este modo se podrán actualizar del modo más sencillo (el ejemplo más claro puede ser una máquina de refrescos o dispensadora de cualquier producto creada para durar muchos años y que podría ser actualizada fácilmente si el “cerebro” queda obsoleto). Pues bien, uno de los socios en el desarrollo de sistemas basados en el Intel Compute Card, Nex Computer, ha presentado el diseño de una pantalla y otros complementos que está preparando para que este ordenador en tarjeta se convierta en una tableta o en un ordenador portátil.

El dispositivo mostrado por Nex se llama Nexdock y es una pantalla táctil en la que en un lateral se introduce el Compute Card de Intel y en el otro lateral se inserta un módulo con puertos y batería. La pantalla se puede usar a modo de tableta o como un ordenador gracias a un pie y un teclado que también está diseñando la marca, de manera que todo funciona como un ingenioso puzzle. Y es que las baterías y puertos podrían servir como una batería externa y además podrías sustituirla si se agota o usar una que tenga distintas conexiones según tus necesidades.

El fabricante cree que con este diseño se puede alargar la vida de la pantalla al poder actualizar la tarjeta que integra el PC, pero lo cierto es que lo habitual es que cuando es necesaria una actualización tan drástica, la pantalla probablemente esté algo obsoleta, aunque sí que es cierto que muchas tabletas quedan antiguas por el procesador y memoria antes que por la pantalla. Por otro lado, de momento no parece que los dispositivos modulares estén ganando muchos adeptos (tanto ordenadores como smartphones) ya que lo que habitualmente actualizan los usuarios son componentes como la memoria o el disco duro de los ordenadores, y la tendencia parece que va a ser usar el smartphone con una base de este tipo para convertirlo en un PC. En cualquier caso, el concepto no deja de ser interesante y en algunos entornos como el empresarial podría ser interesante contar con estos “Nexdock” para llevar sencillamente el PC en el bolsillo.

De momento, como ves, no hay mucho más que unas recreaciones 3D y el Compute Card de Intel no llegará hasta mediados de 2017, por lo que es pronto para saber si esta idea puede hacerse realidad.

Fuente: okdiario.com

image_pdfimage_print
Scroll Up