Saltar al contenido

Cómo se formaron las galaxias más grandes del universo

 

Desde hace miles de millones de años, las galaxias han crecido hasta el punto de convertirse en elipses gigantes.

En la Vía Láctea es relativamente fácil identificar las partes que forman una galaxia, como el disco con brazos espirales, el bulbo central y el halo de estrellas.

Sin embargo, es más complicado localizar las galaxias elípticas con forma de elipsoide, debido a que se distribuyen como una nube tridimensional.

Las galaxias más grandes del universo

Fernando Buitrago, investigador del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio de Lisboa, y autor del artículo que habla de este tema, indicó:

“Tenemos pruebas de que las galaxias elípticas se van fusionando con otras galaxias satélites, pero es difícil asegurar que los procesos que han estado ocurriendo para que crezcan sus partes externas sean los mismos que suceden en las galaxias con forma de disco”.

Para hacer la investigación, el equipo de este astrofísico investigó la naturaleza de las partes externas de una pequeña muestra de galaxias elípticas, que data de hace 6.200 millones de años.

Para ello utilizaron la imagen más profunda del Universo, la Hubble Ultra Deep Field (HUDP) y examinaron los halos de seis galaxias elípticas masivas.

Con los detalles obtenidos de la imagen demostraron la existencia de un halo de estrellas que se encuentra alrededor de las galaxias elípticas. Además, comprobaron que las partes externas se formaron debido a la fusión con otras galaxias más grandes.

Comparaciones a través de simulaciones

También compararon la muestra con simulaciones matemáticas y observaron que coincidían. Según Buitrago,

“En las galaxias elípticas todas las estrellas forman un esferoide gigante, como una inmensa pelota de rugby, pero cuando usamos simulaciones con ordenador, pudimos rastrear el origen de cada una de sus partes y compararla con nuestra galaxia real”.

Fuente: cinconoticias.com

image_pdfimage_print
Scroll Up