Saltar al contenido

Cómo afecta a los niños ser fumadores pasivos

Todo el mundo sabe que fumar mata

¿Eres una persona fumadora que realiza este mal hábito en cualquier lugar? ¡Cuidado con los niños!Ellos no tienen que pagar las consecuencias de tu adicción al tabaco.

Todo el mundo sabe que fumar mata y que es malo para la salud de cualquier persona que fume… pero en ocasiones, la adicción al tabaco es mucho mayor y hasta que no ocurren desgracias por culpa del tabaco, como padecer un cáncer o que un familiar cercano fallezca por culpa de fumar, parece que a las personas les cuesta reaccionar ante esto.

La mayoría de las personas entienden los efectos negativos que el fumar puede tener en su propia salud, incluido un mayor riesgo de ataques cardíacos y cáncer de pulmón, pero a menudo todavía necesitan una motivación adicional para dejar de fumar…

Efectos de ser un fumador pasivo

Ser un fumador pasivo significa que tú no fumas pero estás inhalando el humo de otra persona que sí lo hace delante de ti. Comprender los efectos del humo del tabaco en el ambiente en los niños te puede ayudar a dejar de fumar, sobre todo, si tienes hijos y quieres lo mejor para ellos.

Todo el mundo sabe que fumar mata

Todo el mundo sabe que fumar mata

Afortunadamente, la mayoría de las madres entienden los efectos negativos que el fumar mientras están embarazadas puede tener en su bebé. Estos efectos pueden incluir tener un bebé pequeño o con bajo peso y tener un bebé con una función pulmonar anormal. Las madres que fuman también tienen más probabilidades de tener un bebé prematuro y, de acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, “problemas cognitivos y de comportamiento a largo plazo, que incluyen una menor inteligencia y un trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad”.

Aunque una madre puede dejar de fumar durante el embarazo muchas comienzan a fumar de nuevo después del nacimiento del bebé, pero esta exposición postnatal al humo de los hijos también es mala… tanto si fuma la madre como el padre delante de los hijos.

Estar expuesto al humo del tabaco

Estar expuesto al humo de alguien que fuma, incluso si fuma fuera de la casa, se cree que aumenta las probabilidades de que un niño tenga infecciones de oído, alergias, asma, sibilancias, neumonía e infecciones frecuentes del tracto respiratorio superior.

El humo también puede desencadenar ataques de asma en muchos niños y, a menudo, son peores que en los niños que no están expuestos a alguien que fuma. Los bebés que están expuestos a un cuidador que fuma, o una madre que fumó mientras estaba embarazada, tienen hasta 4 veces más probabilidades de morir de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Es mejor para ti dejar de fumar cuanto antes tanto por tu salud como por la salud de tus hijos

Es mejor para ti dejar de fumar cuanto antes tanto por tu salud como por la salud de tus hijos

Es mejor dejar de fumar cuanto antes

Es mejor para ti dejar de fumar cuanto antes tanto por tu salud como por la salud de tus hijos. De hecho, si no dejas de fumar y lo sigues haciendo delante de tus hijos, estás sentenciando su salud e incluso les estás acortando la vida solo por no dejar esa adicción que tanto te consume.

Es importante que seas consciente de la adicción que tienes que comiences a valorar la posibilidad de dejar de fumar lo antes posible. Si no eres capaz de hacerlo por ti mismo, puedes acudir a tu médico o a un terapeuta para que te den las herramientas que necesitas para poder dejar el mal hábito de ponerte los cigarrillos en la boca.

Si necesitas otra razón, recuerda que es más probable que los hijos de un padre que fuma empiecen a fumar cuando crezcan. ¿Quieres que tus hijos tengan un mayor riesgo de cáncer de pulmón o ataques cardíacos porque aprendieron a fumar a causa de tu ejemplo diario? Si no puedes o no quieres dejarlo por ti mismo… Es mejor que pienses en tus hijos y que lo hagas por ellos.

Si no puedes dejar de fumar, al menos no fumes dentro de tu casa o tu coche u otros lugares donde tus hijos estén directamente expuestos al humo. Sin embargo, recuerda que esto no protege totalmente a tus hijos de los efectos del humo de ambiente.

Fuente: bekiasalud.com

image_pdfimage_print
Scroll Up