Una simulación informática sugiere que capas de gas son capaces de mantener océanos de agua líquida bajo cuerpos helados como Plutón