Investigadores españoles descubren una nueva diana terapéutica contra el alzhéimer

Ejemplo de una placa amiloidea humana positiva para la proteína SFRP1 (rojo) y rodeada de células gliales (verde)

Ejemplo de una placa amiloidea humana positiva para la proteína SFRP1 (rojo) y rodeada de células gliales (verde) Pilar Esteve

 

La proteína SFRP1 está anormalmente elevada en el cerebro de estos enfermos. Experimentos en ratones demuestran la eficacia de un tratamiento que inactiva la función de la proteína

Un equipo de investigadores españoles ha demostrado que la proteína denominada SFRP1 juega un papel fundamental en la cascada tóxica que da lugar a la acumulación de péptidos amiloides en el cerebro de las personas con alzhéimer y al desarrollo de otras marcas características de esta enfermedad. El estudio, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sido publicado en la revista Nature Neuroscience y señala esta proteína como una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la enfermedad. Los resultados del trabajo desvelan que, en muestras humanas de pacientes con alzhéimer, los niveles de la proteína SFRP1 se encuentran anormalmente elevados y continúan aumentando con el avance de la enfermedad. Los experimentos realizados en ratones, en los que se han valorado los principales marcadores patogénicos, demuestran que cuando se les inactiva la función de esta proteína se previene la progresión de la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por una pérdida progresiva e irreversible de las capacidades cognitivas en los pacientes. “Su tratamiento representa un desafío no resuelto que necesita enfoques alternativos a los actuales; nuevas perspectivas que tomen en cuenta la complejidad de la enfermedad. Como tiene un origen multifactorial, estos nuevos enfoques deberían diseñarse contra factores que actúen simultáneamente en más de uno de los procesos que se encuentran patológicamente alterados en la enfermedad”, explica la investigadora del CSIC Paola Bovolenta, del Centro de Biología Molecular ‘Severo Ochoa’ (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

Cuando se les inactiva la función de esta proteína se previene la progresión de la enfermedad

Este estudio identifica que la proteína SFRP1 (Secreted Frizzled Related Protein 1) es uno de esos factores que actúan en múltiples procesos y que los niveles elevados de esta proteína son patogénicos. “Creemos que nuestros resultados representan una innovación en el campo de la enfermedad de Alzheimer. Demostramos que la neutralización de la proteína SFRP1 podría ser una alternativa terapéutica muy interesante.Esto es algo que ahora necesitamos explorar más en profundidad. Además, creemos que medir los niveles de SFRP1 en el líquido cefalorraquídeo o en suero podría también llegar a ser en un futuro un marcador diagnóstico muy útil”, añade la investigadora Pilar Esteve, corresponsable del trabajo, que trabaja en el Centro de Biología Molecular ‘Severo Ochoa’.

Fuente: vozpopuli.com




Ejercicios para no coger peso en verano

Ejercicios para no coger peso en verano

ACTIVIDADES SALUDABLES

Es fundamental no practicas deporte o los ejercicios que leerás a continuación justo después de comer o en las horas de más calor del día.

Con la llegada del verano es normal que hayamos tenido que hacer un cambio de armario, con tal de poder dejar la ropa de invierno atrás y podernos poner aquella más ligera para los meses de más calor. La moda habrá cambiado, por lo que también es posible que nos apetezca ir a las tiendas y comprar los vestidos y conjuntos de moda con tal de poder lucirlas durante el mes de junio, julio, agosto e, incluso, septiembre.

Es fundamental mantenernos hidratados tanto en verano como en invierno

Es fundamental mantenernos hidratados tanto en verano como en invierno

Durante los meses de más calor, además de lucir ropa distinta que en invierno, nuestro cuerpo queda más expuesto, también cuando vamos a la playa o a la piscina que debemos ponernos el bañador, por lo que somos más conscientes de los kilos de más que podemos haber cogido durante los meses de más frío o la falta de ejercicio, que puede hacer que nuestros músculos no estén tan tonificados como nos gustaría o que retengamos grasa en ciertas zonas de nuestro cuerpo. Haciendo que no queramos engordar, deseando adelgazar quitándonos de encima esos kilos de más que puedes haber ganado durante todo este tiempo.

COMPLEMENTA EL DEPORTE CON UNA DIETA SANA Y EQUILIBRADA TODO EL AÑO

Es durante estos meses que mucha gente se plantea su alimentación y su rutina en cuanto al ejercicio físico, puesto que les gustaría cambiar sus hábitos de vida con tal de conseguir ese cuerpo que desean. Sin embargo, esto no es tan sencillo como uno puede creer y sólo haciendo dieta unos días o meses o haciendo ejercicio de manera puntual no podrás conseguir los resultados que deseas. Por lo tanto, antes de plantearte qué deporte o dieta seguir deberás tener presente varios aspectos.

Como no es sano perder muchos kilos de golpe, si quieres perder peso de manera controlada por el bien de tu salud lo mejor será que te pongas en contacto con un profesional de la nutrición. Esta persona podrá medir los niveles de agua, retención de líquido y el peso de tu masa corporal con tal de poder determinar qué tipo de alimentación o dieta deberás seguir con tal de conseguir los resultados que deseas. Es muy importante que combines una alimentación adecuada con el ejercicio regular, de lo contrario el deporte no te ayudará a perder peso o mantener la línea.

Para conseguir nuestro propósito de no engordar debemos combinar el ejercicio con una dieta sana

Para conseguir nuestro propósito de no engordar debemos combinar el ejercicio con una dieta sana

Lo que comemos es igual de importante y una dieta sana y equilibrada será la clave para que puedas cuidar de tu cuerpo no solamente durante el verano, sino durante todo el año. Por lo que estos cambios deberían convertirse en una constante. Esto no implica que siempre debas estar a dieta ni dejar de comer lo que más te gusta, sino seguir los consejos del profesional y comer de manera sana para tener unos hábitos de vida que te acompañarán siempre y con los que te sentirás mucho mejor, no solo por no engordar, sino por el bien de tu salud en general.

Una vez hayas determinado cuál es la mejor dieta para ti podrás empezar a practicar aquel deporte que más te guste o bien una serie de ejercicios completos con tal de no coger peso este verano, ya bien sea porque buscas adelgazar o porque quieres mantener la línea, tonificando aquellos músculos que quizás no has trabajado durante el resto del año o porque no quieres engordar, sobre todo durante los meses de más calor que podrías tener más tendencia a salir a tomar algo o a comer fuera, cosas que alterarían tus buenos hábitos alimenticios regulares, pero que no debes dejar de hacer si te apetece hacerlo de manera puntual.

ES LA MEJOR ÉPOCA PARA HACER EJERCICIO AL AIRE LIBRE

Si hace mucho tiempo que no haces deporte y has llevado una vida bastante sedentaria durante los meses de más frío es importante que no empieces a hacer deporte de golpe. Ten presente que los resultados del ejercicio físico no se ven de un día para otro, sino que combinados con una buena alimentación pueden tardar semanas o incluso meses en hacerse presente. Eso sí, una vez los hayas conseguido probablemente te sientas muy orgullosa de ti misma y te gustarás cada vez más, porque sabrás el esfuerzo y la constancia que le has dedicado al cuidado de tu cuerpo.

Los ejercicios los podemos hacer dentro de casa o al aire libre

Los ejercicios los podemos hacer dentro de casa o al aire libre

Así pues, consulta con un profesional del deporte cuáles son los mejores ejercicios para empezar, puesto que deberás hacerlo de manera gradual si quieres disfrutar del deporte y también conseguir resultados poco a poco. Forzando demasiado tu cuerpo desde el principio sólo conseguirás hacerte daño, posibles lesiones y que no disfrutes de hacer deporte, lo que haría que tuvieses más posibilidades de tirar la toalla y no seguir intentándolo.

Si no tienes ningún problema de salud que te impida realizar los ejercicios que te vamos a aconsejar a continuación podrías realizarlos tanto en tu casa, al aire libre (como en un parque o en la playa, ahora que la temperatura acompaña) o bien en un gimnasio. Recuerda que no deberías hacer ejercicio después de comer y mucho menos durante las horas de más calor al aire libre. A primera hora de la mañana o a última hora de la tarde son los momentos ideales para hacerlo, puesto que el sol no es demasiado intenso y podrás disfrutar del tiempo sin pasar demasiado calor. Hidrátate dando sorbos pequeños de tu botella de agua cuando tengas sed y no menos de un sorbo cada quince minutos. Recuerda que si no bebes agua podrías marearte, además de perder rendimiento y no disfrutar del deporte.

Si acudimos a un nutricionista nos dará las mejores pautas respecto a la dieta que debemos seguir

Si acudimos a un nutricionista nos dará las mejores pautas respecto a la dieta que debemos seguir

El primer ejercicio que puedes realizar para no coger peso en verano será el running. El salir a correr está muy de moda ahora mismo y son muchas las personas que salen cada mañana o tarde a correr. Además, puedes ir graduando la intensidad y la distancia a medida que vayas acostumbrándote a ella y según veas como reacciona tu cuerpo. Todo ejercicio cardiovascular como el bailar (clases de Zumba o de aeróbic, por ejemplo), la elíptica, saltar a la cuerda, los burpees, las flexiones, las planchas o la cinta de correr serán ideales para quemar calorías.

Eso sí, deberás realizar estos deportes con moderación, porque no porque un día te pases una hora sobre la cinta conseguirás mayores resultados. Deberás hacerlos de manera gradual y combinarlo con otros ejercicios si también quieres ganar fuerza o tonificar los músculos. Un profesional del deporte podrá recomendarte, mejor que nadie, cómo combinar estos ejercicios para conseguir los resultados que deseas.

Aunque te sorprenda, levantar pesas puede ayudarte a adelgazar, mantener la línea, quemar grasa y tonificar los músculos a veces mejor que algunos ejercicios cardiovasculares. No creas que por levantar más peso vas a hacer que tus músculos crezcan, puesto que esto no es tan sencillo como parece. Por eso, son cada día más las mujeres que realizan ejercicios con peso. Algunos de los que puedes realizar para no coger peso este verano son las sentadillas, los ejercicios de glúteos con peso o incluso para trabajar la musculatura de los brazos. De nuevo, el profesional del deporte podrá hacerte una tabla de ejercicios adecuada según tus necesidades, es decir para no engordar, adelgazar perdiendo kilos, para que consigas así el cuerpo que deseas este verano con paciencia y constancia.

Fuente: bekiabelleza.com




Es imposible vivir sin ansiedad: mientras se convierte en una de las epidemias contemporáneas, la psicología busca nuevos enfoques

Es imposible vivir sin ansiedad: mientras se convierte en una de las epidemias contemporáneas, la psicología busca nuevos enfoques

Nicanor sabe lo que es el miedo y lo sabe porque lo ha experimentado muchas veces. Últimamente, en cambio, ese miedo (quizás más indefinido, pero igual de vívido) lo visita mucho más a menudo. Le da algo de vergüenza reconocerlo, pero confiesa que mucho antes de salir a tomar algo con los amigos ya empieza a sentir una angustia irracional por lo que se encontrará allí.

No lo entiende, pero su principal preocupación cuando va de fiesta son los músicos en vivo. Especialmente, la flauta. Cuando escuchaba una flauta en algún banquete, fiesta o evento social, una masa de temores le agarra por el pecho y no lo suelta. Lo convierte en un guiñapo. Nicanor, estamos bastante seguros de esto, tiene un trastorno de ansiedad, pero él no lo sabe.

Y no es raro que no lo sepa, Nicanor vivió en Grecia en los últimos años del siglo V antes de Cristo y su problema, conservado en los ‘Tratados Hipocráticos’, es el primer caso documentado de un trastorno de ansiedad que tenemos. La ‘ansiedad’ no es, como podemos ver, una recién llegada a la vida de los seres humanos como podríamos creer. Siempre ha estado aquí y, hasta donde sabemos, no se va a ir a ningún sitio. No, no podemos vivir sin ansiedad.

Pero, ¿Qué es la ansiedad?

Captura De Pantalla 2019 07 05 A Las 16 34 48 48 3Aarón Blanco Tejedor

Según el DSM, el que quizás sea el manual psiquiátrico de referencia, no he sido del todo exacto en los párrafos anteriores. Ansiedad y miedo son cosas clínicamente diferentes. La ansiedad se diferencia del miedo en que, mientras este último se trata de una respuesta emocional vinculada a una amenaza inminente (real o percibida), la primera es la anticipación de una amenaza que no se dibuja claramente en el horizonte. El matiz es importante.

Médicos, psicólogos e investigadores en general tienen claro que la ansiedad es una emoción normal, algo que forma parte del «equipo emocional estándar» de los seres humanos. Desde el punto de vista evolutivo, es un mecanismo psicológico que nos permite adaptarnos al entorno y que incita a las personas a alejarse de lugares peligrosos.

Una de esas cosas que nos mantienen vivos, vamos. La poetisa, activista y divulgadora científica Beatriz Sevilla tiene una de las definiciones de un brote de ansiedad más incisivas que conozco, es «como si me estuviera persiguiendo un tigre, pero sin tigre».

Intuitivamente, es una buena forma de conceptualizarlo. Sobre todo, porque durante la mayor parte de nuestra historia evolutiva el tigre sí estaba ahí. El problema es que, de vez en cuando, sencillamente no estaba. Dicho de otra forma, a veces, estos mecanismos emocionales dejan de ser adaptativos, fallan y se convierten en lo que, hoy por hoy, conocemos como un trastorno de ansiedad.

Un mundo ansioso

Lena Bell Mlusddeoksc Unsplash

Como podíamos ver en el caso de Nicanor, no es algo nuevo. Lo nuevo es otra cosa: el mundo que nos rodea y el hecho de que nuestra biología y nuestra cultura van un poco más despacio que ese mundo. La evolución ha esculpido una caja de herramientas emocionales que nos dan razones para evitar circunstancias que ponen en riesgo nuestra seguridad, pero ¿qué pasa cuando esos riesgos se reducían drásticamente? Que los falsos positivos se disparan.

No es una forma de hablar. Según la OMS, en el mundo una de cada 10 personas sufre ansiedad en este momento y, al menos en los países donde tenemos datos fiables, se ha convertido en la enfermedad mental más prevalente. En Google se busca hasta 10 veces más el término ansiedad que depresión. Y, para que veamos que no es solo un problema de terceros, en los últimos años España se ha transformado en el país europeo que más ansiolíticos consume, la gran mayoría administrados por amigos y familias (44% en el caso de los opiáceos y 62% en sedantes).

Las sociedades modernas se han convertido en máquinas de producir brotes de ansiedad. En buena parte, como dicen Wilson y Luciano, porque «sentirse bien» se ha convertido en una guía genérica de salud mental. Tanto es así que «los seres humanos del siglo XXI fácilmente entendemos que sentirse mal es algo anormal«. O, dicho de otra forma, como muestran las encuestas, la gran mayoría de la población entiende que «sentirse mal» es incompatible con «creerse mentalmente sano».

Una vez que la idea de que necesitamos estar bien para vivir bien se instala (cultural) en las personas el riesgo de que una persona se cronifique en un trastorno de ansiedad aumenta exponencialmente. Wilson y Luciano van más allá y apuntan a que ese tipo de ideas tan populares en nuestra sociedad (y que quizás pueden funcionar en algunos procesos transitorios como el luto) tienden a «desnaturalizar la ansiedad como parte natural del mundo» y pueden llegar a convertir «la evitación de ese sufrimiento como el único objetivo de la vida». Una «opción restrictiva que puede resultar destructiva».

Contra la evitación experiencial

Dustin Tramel Zpwpvbjmx3g Unsplash

«Los animales son felices mientras tengan salud y suficiente comida. Los seres humanos, piensa uno, también deberían serlo, pero en el mundo moderno no lo son. Al menos, en la gran mayoría de los casos». Con esta reflexión en ‘La conquista de la felicidad’, Bertrand Russell no sólo estaba haciendo una crítica a la sociedad de su tiempo, sino que estaba incidiendo precisamente en esta idea.

Cuando los investigadores y los clínicos se dieron cuenta de que la práctica tradicional (esa necesidad de controlar las emociones para poder vivir feliz) estaba siendo contraproducente empezaron a reflexionar sobre la ansiedad en la vida cotidiana y como ese papel podía dar las claves para enfrentarse a esta epidemia cada vez más extendida.

Hay muchos modelos y teorías que han surgido para entender este proceso, pero quizás los que se conocen como «de aceptación y compromiso» se encuentran entre los más exitosos (Hayes, Strosahl, & Wilson, 1999). Estos modelos inciden en combatir la rigidez psicológica que nos hace sumirnos en la evitación experiencial y aceptar que el malestar y el sufrimiento (cuando no son patológicos) son cosas indiscutiblemente vinculadas a la vida. Se trata de reconocer que no se puede vivir sin ansiedad, sí; pero también en no convertir esa idea en una losa que nos impida avanzar.

La necesidad de encontrar una forma contemporánea de la vida buena

Adam Whitlock I9j8rk Jyfm UnsplashAdam Whitlock

Porque esa quizás sea la pregunta clave de todo esto: ¿cómo construir un relato cultural de la vida en la que no podemos escapar del dolor, el miedo o la incertidumbre y aún así merece la pena ser vivida? La psicología clínica contemporánea se centra en cambiar la mirada y promover la aceptación, pero también en ser conscientes de los valores personales y de comprometerse con ellos. No suena mal y está dando buenos frutos, pero lo cierto es que aún es pronto para saber si este enfoque funciona.

En los últimos 150 años, el ser humano se ha reencontrado consigo mismo a través de la ciencia moderna, pero no hemos sido capaces de digerirlo bien (culturalmente hablando). Como señala Harari, «nos permitimos creer algo en el laboratorio y otra cosa totalmente diferente en el tribunal o el Parlamento. […] Después de dedicar cientos de páginas eruditas a deconstruir el yo y el libre albedrío, efectúan impresionantes volteretas intelectuales que milagrosamente los hacen caer de nuevo en el siglo XVIII”. Y eso es algo que nos hace chirriar los dientes. Necesitamos, dicen los psicólogos, encontrar nuevas formas de vivir una vida buena: no es algo sencillo, esa es una de las grandes tareas de la filosofía sintética, la psicología clínica y la teoría política: en fin, de la vida cotidiana.

Fuente: xataka.com




Cómo se heredan las enfermedades genéticas

Los hombres tienen un cromosoma X y otro Y

¿Cómo es posible que se hereden las enfermedades genéticas? ¿Cuándo se es portador de una enfermedad?

Las enfermedades genéticas también se conocen como trastornos genéticos y son causados por la mutación de un gen. Esta mutación genética puede transmitirse de padres a hijos en el momento de la concepción. Si el niño desarrollará o no la enfermedad genética dependerá en gran medida del patrón de herencia.

Patrones de herencia

Hay dos reglas que predicen la probabilidad de que una persona herede una enfermedad genética. No garantiza necesariamente que esto suceda, pero aumenta el riesgo. Por ejemplo, se cree en gran medida que el cáncer de mama y las enfermedades autoinmunes están asociadas con la genética. Sin embargo, la presencia de una mutación no siempre se traduce en la enfermedad. Por otro lado, algunas mutaciones genéticas, como las asociadas con la hemofilia, manifestarán características del trastorno (aunque en diferentes grados de gravedad).

Los hombres tienen un cromosoma X y otro Y

La determinación del riesgo se basa en lo siguiente:

  • Si se hereda una copia del gen mutado (de un padre) o dos copias (de ambos padres)
  • Si la mutación está en uno de los cromosomas sexuales (X o Y) o en uno de los otros 22 pares de cromosomas no sexuales (llamados autosomas)
  • Según las características combinadas, se puede clasificar la enfermedad como recesivo ligado al X, ligado a Y, autosómico recesivo o autosómico dominante.

Trastornos recesivos ligados al X

En los trastornos recesivos ligados al X, el gen mutado aparece en el cromosoma X (femenino). Los hombres tienen un cromosoma X y otro Y, por lo que un gen mutado en el cromosoma X es suficiente para causar la enfermedad. Las mujeres, por el contrario, tienen dos cromosomas X, por lo que un gen mutado en un cromosoma X generalmente tiene menos efecto en una mujer porque la copia no mutada en el otro cancela en gran medida el efecto.

Sin embargo, una mujer con la mutación genética en un cromosoma X sería portadora de ese trastorno. Esto significa que desde un punto de vista estadístico, el 50% de sus hijos heredarán la mutación y desarrollarán la enfermedad, mientras que el 50% de sus hijas heredarán la mutación y se convertirán en portadores.

Trastornos ligados a Y

Debido a que solo los hombres tienen un cromosoma Y, solo los hombres pueden verse afectados y transmitir los trastornos ligados a Y. Todos los hijos de un hombre con un trastorno ligado a Y heredarán la condición de su padre.

Con los trastornos autosómicos recesivos, la persona debería tener dos copias del gen mutado

Trastornos autosómicos recesivos

Con los trastornos autosómicos recesivos, la persona debería tener dos copias del gen mutado, uno de cada padre, para tener la enfermedad genética. Una persona con una sola copia será portadora. Los portadores no serán afectados de ninguna manera por la mutación ni tendrán síndromes de la enfermedad. Sin embargo, pueden pasar la mutación a sus hijos y que sí padezcan la enfermedad genética.

Si ambos padres portan la mutación para un trastorno autosómico recesivo, las probabilidades de que sus hijos tengan el trastorno son las siguientes:

25% de riesgo de heredar ambas mutaciones y tener el trastorno

50% de riesgo de heredar una sola copia y convertirse en portador

25% de riesgo de no heredar la mutación en absoluto

Además, cada niño tendrá las mismas posibilidades de heredar el gen mutado.

Trastornos autosómicos dominantes

En los trastornos autosómicos dominantes, la persona solo necesita una copia del gen mutado para tener o desarrollar la condición. Los hombres y las mujeres son igualmente propensos a verse afectados. Además, los hijos de una persona con un trastorno autosómico dominante también tienen un riesgo del 50% de heredar el trastorno.

Fuente: bekiasalud.com




Descubre qué es la melanina, sus funciones y para qué sirve

Melanina

La melanina es fundamental para la protección natural de nuestra piel, pero no es su única función. Descubre qué es y en qué consiste, y sobre todo para qué sirve.

Pero la melanina además de dotarnos de cierto grado de coloración también actúa protegiendo nuestra piel de la incidencia de los potentes rayos solares ultravioletas, evitando que el Sol queme nuestra piel.

¿Cuáles son las funciones de la melanina en nuestra piel?

En general la función principal de la melanina en nuestra piel es proporcionarle color. Pero no solo a la piel, ¿sabías que también hace lo propio tanto con el cabello como con los ojos?.

Sin embargo el exceso o la falta de melanina en el cuerpo podría tener graves consecuencias a nivel dermatológico ya que también funciona como una capa protectora. Es decir, además de brindar tonalidad o color, igualmente actúa como una maravillosa capa protectora.

La melanina es un importante componente que además de determinar el color de la piel, el cabello y los ojos de no estar presente puede causar una gran sensibilidad en la piel, ya que actúa como una capa protectora a la radiación.

Mientras más oscura sea tu piel menor será el nivel de daño que pueda causar en ella la radiación solar. Por este motivo existen distintas recomendaciones a la hora de aplicarlos el bloqueador o filtro solar, en función de cuál es nuestro tipo de piel. Así, por ejemplo, si nuestra piel es más bien blanca y se quema con facilidad, debemos prestar una mayor atención a su aplicación, poniéndolo cada cierto tiempo y evitando el sol en las horas del día con más riesgo (entre las 12 y las 16 horas).

Descubre: Consejos para cuidar la piel y el pelo del sol esta primavera y verano

¿Cómo se produce la melanina en la piel?

En la capa externa de la piel, la epidermis, existe una cierta cantidad de un tipo de célula conocida como melaconcitos, los cuales son responsables de la cantidad de melatonina que pueda tener este órgano, lo que a su vez influencia directamente en el tono de la piel.

Mientras mayor número de melaconcitos halla en la piel, mayor cantidad de melatonina habrá en la misma, por lo cual su color será aún más intenso.

Dependiendo del número de estas células existen individuos con tonos de piel albina hasta negra, todo debido a la producción de moléculas, que mayormente varía de acuerdo a un proceso genético.

Los diferentes tipos de melanina

Si bien la mayoría de las personas no lo saben existen diferentes tipos de melanina actuando a la vez en la piel, como la feomelanina o la eumelanina. 

En caso de que te lo preguntes la eumelanina tiene como función principal determinar si una persona será albina o no, ya que es la más común en la piel y se encuentra en gran abundancia en pieles oscuras mientras que es prácticamente inexistente en las tonalidades extremadamente blancas.

Además este tipo de melanina es la mimas que se puede encontrar en el cabello y por lo tanto será clave en el color del mismo, situándolo desde un rubio platinado hasta un negro intenso.

El otro tipo de melanina existente en nuestro organismo es la feomelina, un pigmento muy común en nuestra piel, pero que podemos encontrar especialmente en las personas con tez blanca o que son pelirrojas.

La feomelina es un pigmento extremadamente delicado ya que una prolongada exposición al sol podría causar que sus células se tornen cancerígenas, por esa razón las personas muy blanca o pelirrojas deben utilizar constantemente protección solar.

La luz solar modifica la melanina

¿Alguna vez te has preguntado por qué al exponerte a la luz solar tu color de piel cambia? Bueno, resulta que este importante pigmente reacciona a la exposición de la luz ultravioleta, por lo que al recibir las radiaciones solares absorbe los rayor UV para minimizar el daño en la piel, lo que modifica su color original y lo hace mucho más intenso y oscuro.

Cuáles son las funciones de la melanina

Sin embargo este proceso tiene su aspecto positivo y es que protege a la piel y el organismo en general de sufrir quemaduras profundas, aunque su exposición prolongada al sol puede causar una reacción adversa en las células, convirtiéndolas en cancerígenas.

La falta de melanina y sus consecuencias

Cuando tenemos poca melanina en el cuerpo las consecuencias son visibles, una falta de melanina extrema se presenta en forma de albinismo, sin embargo una deficiencia considerable de la misma también se puede manifestar como vitíligo, una condición que puede reducir el pigmento existente en determinadas áreas del cuerpo.

Además una falta de melanina considerable en la epidermis puede causar la temprana aparición de las canas, mientras que su exceso puede desencadenar la aparición de manchas de la vejes.

Fuente: natursan.net




Filtro solar y bloqueador solar: diferencias principales. ¿Cuál elegir?

Filtro o bloqueador solar

Conoce las diferencias entre el filtro solar y el bloqueador solar, dos productos cuyo utilización es fundamental en verano a la hora de proteger nuestra piel de los efectos negativos del sol.

Ahora que nos encontramos en pleno verano y que ya muchos de nuestros lectores están comenzando a disfrutar de sus tan esperadas vacaciones de verano, es cierto que siempre que tenemos oportunidad no nos cansamos de repetir la importancia de cuidar y protegerse la piel desde el primer momento que salimos a la calle y vamos a estar mucho tiempo al sol (incluso sin que vayamos a la playa o a la piscina y no tomemos el sol).

En relación a cómo proteger la piel para tomar el sol, es imprescindible utilizar un fotoprotector o protector solar adecuado según nuestro tipo de piel, ya que si por ejemplo tenemos la piel muy clara, la cual se quema con facilidad y nunca se broncea, es necesario el uso de un índice de protección superior a 50.

 

También debemos aplicarnos la crema de protección solar debidamente, antes de salir de casa o comenzar a tomar el sol, y renovarlo cada dos horas o cada vez que salgamos del agua. Y no solo utilizar una crema de fotoprotección, sino también evitar las horas más peligrosas del día (entre las 12 y las 16 horas).

¿Qué es el filtro solar?

Básicamente podríamos también denominar al filtro solar como protector solar, y entonces es bastante probable que ya sepas a lo que nos estamos refiriendo cuando te hablamos de filtro solar.

Efectivamente, el filtro solar es un producto que contiene protección mediante fórmulas químicas, de manera que es capaz de reducir la cantidad de rayos solares que penetran en nuestra piel.

Por decirlo de otra forma, es un producto capaz de absorber la radiación ultravioleta.

Es especialmente útil cuando deseamos aprovechar los rayos ultravioleta al permitirnos conseguir un mayor efecto de bronceado sobre la piel, aunque la proteja de las quemaduras provocadas por el sol.

¿Qué es el bloqueador solar?

Mientras que, el conocido como bloqueador solar, consiste en un producto físico que al reflejar completamente los rayos del sol (tanto UVA como UVB), impide prácticamente por completo que la radiación alcance o llegue a la piel.

Por tanto, lo que se consigue con el bloqueador solar es que la piel no entre directamente en contacto con los rayos UV, a la vez que evita de forma más directa las quemaduras provocadas por el sol, en comparación con el filtro solar.

Diferencias entre el filtro solar y el bloqueador solar

  • Filtro solar: es un producto elaborado a partir de diferentes fórmulas químicas, que sirven para la absorción de la radiación ultravioleta. Suelen reducir la cantidad de rayos ultravioleta que penetran en nuestra piel.
  • Bloqueador solar: a diferencia del filtro solar, se trata de un producto que no es químico. Ayuda a impedir que el sol afecte a nuestra piel de forma negativa, al bloquear sus efectos, y presenta una consistencia algo más espesa.

Teniendo en cuenta sus principales diferencias, es obvio que decantarse por uno u otro dependerá de nuestros gustos o necesidades, especialmente si ya contamos con una marca en concreto que solemos utilizar y nos ha venido bien hasta ahora.

Como vemos, lo importante –y fundamental- es utilizar siempre protector solar antes de exponernos al sol. Y renovarlo cada cierto tiempo, o cada vez que salgamos del agua.

En cualquier caso, ambos productos deben ser aplicados en la piel 30 minutos antes de exponernos al sol. Y no solo eso, sino que también deben ser convenientemente reaplicados si permanecemos durante mucho tiempo en el interior del agua.

Bloqueador y filtro solar

Entonces, ¿cuál de los dos elegir?

Tal y como hemos visto, el filtro solar (o protector solar) no es lo mismo que el bloqueador solar, el cual actúa de forma más directa sobre la piel.

Si tenemos en cuenta, por ejemplo, que el bloqueador solar es capaz de evitar que los rayos del sol penetren en la piel, su utilización está aconsejada cuando precisamente no deseamos broncearnos, o queremos proteger la piel de un día de playa o piscina. Es la opción más recomendada por la mayoría de dermatólogos, especialmente para personas que tengan la piel blanca, o hayan sufrido anteriormente algún tipo de cáncer de piel.

Mientras que, el filtro solar, es más adecuado para quienes deseen broncearse un poco, pero a la vez proteger su piel de los rayos nocivos del sol.

Fuente: natursan.net




Cuida tu diabetes. Ejercicio físico

img_8139-1024

Uno de los tratamientos clave para controlar la diabetes es la práctica habitual de ejercicio físico. Te explicamos cómo adaptar dicha práctica al ejercicio físico, teniendo en cuenta aspectos importantes en función de los cambios de temperatura y  en la dieta.

 

Normalmente, las personas con diabetes controlan (o al menos lo intentan) su enfermedad mediante la toma de medicamentos que hacen que los niveles de azúcar en sangre se mantengan en unos rangos que no perjudiquen al organismo. Además de los fármacos, el tratamiento de la diabetes debe basarse en unos estilos de vida adecuados, tales como la dieta o la práctica de ejercicio físico de forma habitual.

¿Por qué realizar ejercicio físico?

Es algo por todos conocidos, y científicamente demostrado, que la práctica deportiva o de ejercicio físico de manera habitual, aunque sea de poca intensidad, tiene múltiples beneficios para el organismo humano, desde la pérdida de peso (con la reducción del riesgo de enfermedades que conlleva) hasta la mejora en la calidad de vida o del sueño de quienes lo practican.

Cuando padecemos una enfermedad como la diabetes, esta actividad física tan importante para la población general, se torna fundamental para el control de la enfermedad. Tanto es así que existen personas con diabetes que la manejan exclusivamente con dieta y ejercicio, o en las que este les ha hecho reducir la dosis de medicamentos o insulina que necesitaban antes de comenzar a practicarlo.

Consejos generales para la práctica de ejercicio.

Algunas recomendaciones, que en realidad parten del sentido común y son válidas para cualquier persona (con diabetes o no) son las siguientes:

. Es importante elegir bien el momento del día en el que vamos a realizar el ejercicio. Sobretodo durante el verano con sus altas temperaturas, que en nuestra zona se extienden desde mayo a septiembre. Lo más recomendable es salir a correr, andar, etcétera en las primeras horas de la mañana, que es cuando el clima más acompaña. Si por motivos de trabajo o de vacaciones, no es posible, habrá que dejarlo para el final de la tarde o incluso por la noche. Lo importante es evitar las horas centrales del día cuando muchas veces las temperaturas están por encima de los treinta y cinco grados centígrados.

. Es fundamental seleccionar bien el tipo de actividad que queremos realizar, y en Extremadura, los meses de primavera y verano, e incluso el otoño, son ideales para realizar deportes de agua como la natación, que además de sus múltiples beneficios conocidos, nos permite pasar un poco por alto el tema de los horarios, ya que la temperatura ambiente no influye tanto al practicar este deporte. Otras opciones son ejercicios “indoor”, por ejemplo en gimnasios o pabellones bien aclimatados.

. También debemos tener en cuenta los aspectos dietéticos. Es vital una buena hidratación con agua o bebidas isotónicas antes y después de hacer deporte, especialmente en pacientes con diabetes, como veremos más adelante. Además, con la diabetes debemos andar con ojo respecto a la alimentación según la época del año En muchas ocasiones, estos meses de temperaturas más agradables basamos nuestra dieta en verduras y hortalizas para preparar ensaladas, gazpachos y platos más frescos y apetecibles en estas fechas. Por este motivo hay que ser conscientes e intentar mantener un equilibrio en la ingesta de hidratos de carbono durante todo el año. Un descenso de su consumo sumado a la práctica habitual de ejercicio físico puede desencadenar una hipoglucemia fácilmente evitable.

Aspectos a tener en cuenta en la práctica de ejercicio en personas con diabetes:

. Control de azúcar antes del ejercicio: como ya hemos comentado, es habitual y muy recomendable, realizar ejercicio en las últimas horas del día. Además, es frecuente en los meses de buen tiempo, comer mas “ligero”, lo que muchas veces puede variar nuestras cifras de glucemia o azúcar en sangre a lo largo del día. Por ello es muy importante hacerse un control antes de salir a practicar deporte. Si en esos momentos, nuestra glucemia está por debajo de cien miligramos por decilitro, debemos tomar un suplemento de unos 10 o 20 gramos de hidratos de carbono antes de salir (ver tabla 1). Cuando hablamos de ejercicio intenso, competiciones o deportistas de alto nivel, es recomendable partir de valores en torno a los 180 miligramos por decilitro.

. Conocer el tipo de ejercicio que vamos a realizar: al contrario de lo que podríamos pensar, el ejercicio de intensidad baja o moderada, y de una duración de una hora o superior como puede ser caminar rápido, correr o nadar, tiene mayor efecto hipoglucemiante (es decir, baja más el azúcar) que ejercicios intensos de breve duración, como hacer “sprints” o levantamiento de peso. Esto es así porque en este tipo de prácticas

. Medicamentos: si nuestra diabetes está controlada únicamente con pastillas, no hay prácticamente riesgo de tener hipoglucemias a pesar de practicas ejercicio físico prolongado o intenso. En cambio, los pacientes con diabetes que además o de manera exclusiva se inyectan insulina, ya sea “rápida”, “lenta”, mezclas o combinaciones de estas, deben consultar a su médico sobre pautas y dosis si van a realizar de manera habitual ejercicio físico moderado.

. Control del azúcar después del ejercicio: durante las horas posteriores a la práctica de actividad física, existe un riesgo considerable de hipoglucemia. Como hemos explicado antes, los primeros hidratos de carbono que utiliza el organismo al realizar ejercicio son los presentes en el músculo y el hígado. Al terminar la actividad física, esos hidratos “gastados” deben reponerse, y para ello el cuerpo utiliza todo el azúcar disponible, incluida la de la sangre, lo que aumenta el riesgo de tener una “bajada”. Para evitarlo, es conveniente realizarse un control después del ejercicio. Si la glucemia está por debajo de 120 mg/dl, debemos ingerir unos 15 gramos de hidratos de carbono. Además, en algunos casos, y siempre bajo supervisión de su médico, es aconsejable modificar las dosis de insulina en los momentos posteriores a la actividad deportiva.

15-gr-de-hc

Las personas con diabetes suelen tener además otras enfermedades o padecer alguna complicación de la misma diabetes; el corazón, la vista, problemas en los pies…por ello, además de todos estos consejos, si existen dudas o alguna enfermedad o condición especial que pueda influir en el tipo de ejercicio físico a practicar, lo más recomendable es acudir al centro de salud y obtener ayuda y consejo directo de los profesionales más cercanos.

Tambien te puede interesar la entrada en el blog sobre “Prevenir la diabetes, ¿ es posible?”

Y si prácticas deporte de alto nivel con la diabetes puedes ampliar la información en el artículo que he escrito para “Diabetes Práctica: Diabetes y un deportista”

Con la colaboración de Andrés Simón Fuentes, Residente de Medicina Familiar y Comunitaria del Centro de Salud de San Roque, Miembro del GT de Diabetes Semergen y de

Rising Stars @risingstarsgdps

Fuente: blogs.hoy.es




A vueltas con el café, ¿es perjudicial para la salud cardiovascular?

Miles de estudios han evaluado los efectos de esta estimulante bebida en ámbitos como el cáncer, la esperanza de vida, o las enfermedades cardiovasculares

En las últimas décadas, varios estudios han arrojado ciertas sospechas sobre que el consumo de café podría incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Tras el agua, la bebida más consumida en todo el mundo es el café. Su notable popularidad y los evidentes efectos fisiológicos que desencadena en las personas son dos razones de peso que han llevado a los investigadores y autoridades sanitarias a preguntarse desde hace más de medio siglo si es, en realidad, amigo o enemigo. En otras palabras, si es perjudicial o beneficioso para nuestra salud y a qué dosis.

Para tal fin, miles de estudios han evaluado los efectos de esta estimulante bebida en infinidad de ámbitos como el cáncer, la esperanza de vida, la concentración mental, el crecimiento, la enfermedad del Párkinson, la osteoporosis, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares… Sí, esta bebida rica en cafeína es tan popular en la vida cotidiana como en el ámbito científico. De hecho, el café, junto con el té, ocupa el podio de las bebidas más escudriñadas por la ciencia.

En las últimas décadas, diferentes estudios científicos han arrojado ciertas sospechas sobre que el consumo de café podría incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares al aumentar la rigidez de las arterias. Un estudio epidemiológico publicado en el New England Journal of Medicine en el año 1973 y realizado sobre más de 12.000 pacientes encontró que el grupo de personas que bebían de una a cinco tazas de café al día tenían un riesgo incrementado de ataques al corazón del 60% y este riesgo se incrementaba a un 120% para el grupo que bebía seis o más tazas de café al día. Otro estudio epidemiológico, realizado por la Escuela de Medicina Johns Hopkins y publicado en 1985, realizó un seguimiento durante 38 años a más de 1.000 estudiantes de medicina. Los resultados mostraban que aquellos que bebían cinco o más tazas de café al día tenían 2,8 veces más riesgo de padecer problemas cardíacos que aquellos que no consumían café.

Ante estos y otros resultados de diferentes estudios, los investigadores se planteaban la posibilidad de que el consumo de café pudiera aumentar la tensión arterial y hacer más rígidas las arterias, alterando su normal funcionamiento e incrementando el riesgo de infartos cardíacos e ictus, entre otros problemas cardiovasculares. No obstante, hay que tener en cuenta que estos estudios epidemiológicos poseen evidentes limitaciones, ya que no permiten atribuir causas y tienen un elevado riesgo de sesgos que pueden trastocar los resultados. Por ejemplo, podría ocurrir que los grupos de personas que beben café en abundancia realicen otras prácticas no saludables como fumar o tener dietas menos saludables.

Así que la siguiente «fase» era aclarar si esto ocurría realmente al analizar experimentalmente el efecto de la ingesta de café sobre los vasos sanguíneos. Varios estudios parecían apoyar esta hipótesis, pero eran pequeños y de baja calidad metodológica. Además, en 2014 un análisis sistemático de 36 estudios epidemiológicos sobre café y enfermedades cardiovasculares con más de 1 millón participantes no encontró que esta bebida fuera, en realidad, un factor de riesgo, sino lo contrario. El consumo moderado de café, especialmente con un consumo de 3 a 5 tazas de café al día, se asociaba con un riesgo menor de padecer enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, en el grupo de aquellos que consumían más, no encontraron un riesgo mayor.

Otro estudio epidemiológico publicado en marzo de este año, con más de 347.000 participantes, tampoco encontró que el consumo de café se asociara con un incremento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Ahora bien, existía una excepción, en el grupo de personas que tenían un consumo elevado de café (más de 6 tazas al día) sí que se asoció con un incremento «modesto» del riesgo de padecer estas enfermedades.

Hace unas semanas, se publicó un estudio complementario a los anteriores que nos aclara aún más cuál es el papel del café en la salud cardiovascular. La investigación, llevaba a cabo en Reino Unido por científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, muestra sus resultados en la revista médica Heart. En este estudio se han incluido a más de 8.000 participantes que se dividían en tres grupos: Aquellos que bebían menos de una taza de café al día, aquellos que bebían entre una y tres tazas al día y los que bebían más de tres tazas al día, con un número máximo de 25 cafés al día.

El principal punto de interés en este último estudio, que complementa a otros, es que no se centra en la aparición de enfermedades cardiovasculares, sino en el uso de pruebas de imagen cardiovasculares. Concretamente, se realizaron resonancias magnéticas, para valorar la distensibilidad de la aorta (el principal vaso sanguíneo del cuerpo humano) y la forma de onda del pulso arterial registrada por pulsioximetría sobre los participantes. Con estos dos métodos se podía conocer así la rigidez arterial de los sujetos. También realizaron medidas para minimizar los sesgos, pues encontraron que los que bebían café de forma moderada o en abundancia eran más probablemente hombres, fumadores y consumidores habituales de alcohol. 

Cuando se analizó la distensibilidad de la aorta y las formas de ondas del pulso arterial entre los tres grupos no se observó ninguna diferencia significativa, incluso entre aquellas personas que llegaban a consumir 25 cafés en un día. Tampoco se vieron diferencias en las frecuencias cardíacas ni en la presión sistólica arterial (la tensión sanguínea «alta», cuando el corazón late). Según los métodos usados, el café no ejercía ningún efecto sobre la rigidez arterial.

En otras palabras, este estudio, junto con los otros realizados en los últimos años refuerza aún más la hipótesis de que el café no es perjudicial para la salud cardiovascular ni incrementa la rigidez arterial. Sin embargo, no es el final de la historia, y serán necesarios más estudios para asegurarnos de que sea así. Los sesgos en los estudios científicos epidemiológicos limitan nuestra compresión de la realidad y un estudio en este ámbito, por sí solo, no nos garantiza que sus resultados estén grabados a fuego.

Fuente: eldiario.es




Estas son las 10 lesiones que puede provocar el uso de zapatos de tacón alto

La protesta, que de momento no ha encontrado una buena recepción en el gobierno, con polémicas declaraciones del ministro de Trabajo, que ha dicho que la medida es «necesaria y razonable», refleja un problema enquistado en casi todas las economías y ámbitos laborales del mundo. Por citar solo unos ejemplos, Norwegian Airways recibió las quejas de sus azafatas por exigir un parte médico que justificara el no uso de tacón.

También el festival de Cannes en 2015 vivió la protesta de la actriz Julia Roberts, que se presentó descalza para denunciar el hecho de que a las mujeres se las obliga a posar para la gala en la alfombra roja con tacones. Otro caso es el de la recepcionista inglesa Nicola Thorp, que fue despedida de su puesto en PwC por negarse a llevar tacones. Afortunadamente, en algunos países este tema encuentra la sensibilidad de las autoridades: en 2017, la provincia de la Columbia Británica, en el oeste de Canadá, promulgó una ley que prohibe a las empresas incluir en su código de vestimenta el tacón alto, al considerarlo una exigencia discriminatoria.

Una fuente de lesiones en espalda y piernas

Estas protestas están totalmente justificadas si se atiende al amplio rango de lesiones traumáticas y trastornos anatómicos que puede implicar el uso de esta prenda de calzado y que pueden volverse crónicas si no se restringe.

  1. «El primero de los problemas es postural», explica el traumatólogo Carlos Sabaté, «ya los tacones empujan el cuerpo hacia adelante, forzando así una desviación en las vértebras lumbares al mantener tanto la cadera fuera de la alineación de la columna».

  2. «Además, pueden generar un aumento del desgaste articular tanto en la rodilla como en los tobillos, ya que cuanto más alto es el tacón, más presión genera en estas articulaciones», añade el doctor, que explica que este calzado incide particularmente en la cara interior de la rodilla, provocando osteoartritis de rodilla, la variedad más frecuente entre las mujeres. Un estudio de 2010 sugiere que el uso habitual de tacón alto aumenta un 26% el riesgo de padecer esta dolencia.

  3. El doctor también destaca que la incidencia de lesiones poresguince de ligamentos o torcedura de tobillo durante el uso del tacón «es mucho más alta que cuando se usa zapato plano» y apostilla que «varias lesiones en un mismo tobillo pueden dar lugar a elongaciones que debiliten el ligamento y por tanto hagan las torceduras más recurrentes, en un círculo vicioso».

  4. A nivel de pantorrilla, el facultativo destaca que el uso de tacón puede dar lugar a una hipertrofia de los gemelos: «crecen demasiado, se abultan y se acortan descompensando otros músculos y creando propensión a las contracturas».

  5. También comenta que el tendón de Aquiles tiende a acortarse con el uso del tacón, con lo que al quitarnos el zapato y coger el pie la postura normal, estirada, la tensión sobre el tendón acortado creará un dolor que puede convertirse en crónico. 

Los pies tampoco se libran
  1. La presión del calzado de tacón alto también se deja notar en la parte delantera del pie, pudiendo ser con el tiempo ser fuente de importantes dolores crónicos: «el crecimiento óseo en la articulación basal del dedo gordo es uno de ellos, y tiene el problema de que obliga al dedo a ir contra los otros, causando dolores».

  2. Adicionalmente el tacón puede provocar inflamaciones en los tejidos y articulaciones del antepié, lo que se conoce como «metatarsalgia«

  3. Otro trastorno anatómico son los juanetes, que son durezas en los laterales interdigitales provocadas por la muerte de las células por compresión, que se llenan entonces de secreciones de queratina, la misma sustancia que conforma las uñas o el pelo, como respuesta de resistencia a la presión. Estas durezas también provocan fuertes dolores cuando el zapato de tacón comprime el dedo.

  4. Finalmente cabe añadir la deformación anatómica conocida como«dedo de martillo»: «con el uso en compresión, los dedos segundo, tercero y cuarto del pie están replegados y sus músculos extensores terminan por atrofiarse, por lo que incluso en reposo y con calzado normal, siguen retraídos», explica el doctor Sabaté.

  5. El traumatólogo añade para terminar el «síndorme o neuroma de Mortón», que es una compresión del nervio que pasa entre los dedos tercero y cuarto al usar calzado demasiado estrecho, causando un dolor agudo, «como si nos quemaran la base del pie con un mechero». 

Fuente: eldiario.es




Cada uno de nosotros ingiere entre 74.000 y 121.000 partículas de microplástico por año

Cada uno de nosotros ingiere entre 74.000 y 121.000 partículas de microplástico por año

Tras analizarse 26 estudios previos que analizaron las cantidades de partículas microplásticas en peces, mariscos, azúcares agregados, sales, alcohol, agua del grifo o embotellada y aire, se ha estimado que el consumo microplástico estimado osciló entre 74.000 y 121.000 partículas por año, dependiendo de la edad y el sexo.

Microplásticos

Debido a que los investigadores consideraron que solo el 15% de la ingesta calórica de los estadounidenses, estos valores son probablemente subestimados. Además, las personas que beben solo agua embotellada podrían consumir 90.000 microplásticos adicionales por año en comparación con quienes solo beben agua del grifo.

Son las conclusiones extraídas de un reciente estudio llevado a cabo por Kieran Cox y sus colegas de la Universidad de British Columbia y que se publica en Environmental Science & Technology.

Se necesita investigación adicional para comprender los efectos en la salud, si los hay, de las partículas ingeridas, advierten los investigadores.

Los microplásticos son piezas pequeñas de plástico (a menudo microscópicas) que pueden surgir de múltiples fuentes, como la degradación de productos plásticos más grandes en el medio ambiente o el desprendimiento de partículas de los recipientes de alimentos y agua durante el envasado.

Fuente: xatakaciencia.com