Por qué es importante cubrir la cabeza del sol en verano

Por qué es importante cubrir la cabeza del sol en verano

En verano siempre recordamos el uso de protector solar en la piel y de gafas para evitar quemaduras en ojos, pero con frecuencia olvidamos por qué es importante cubrir la cabeza del sol en verano.

La cabeza también necesita protección solar

Debido al pelo presente en la cabeza, muchos imaginamos que es imposible que este sufra consecuencias cuando se expone a la radiación solar. Sin embargo, el pelo protege escasamente ante el sol.

Dado que no podemos aplicar cremas con filtro solar sobre el cabello, siempre es fundamental cubrir la cabeza del sol en verano usando para ello un sombrero, gorro con visera o un simple pañuelo.

Esto tiene relevancia para evitar quemaduras solares en el cuero cabelludo que pueden ser verdaderamente molestas y nocivas para el organismo. Además, si empleamos un sombrero de ala anchaprotegeremos también orejas, ojos y parte superior de la nariz.

Asimismo, aunque no es verdad que la cabeza regula la temperatura corporal, podemos experimentar mucho calor con la radiación directa sobre la misma. Por ello, estaremos más frescos y prevenimos quemaduras tanto del cabello como del cuero cabelludo si cubrimos la cabeza del sol durante el verano.

Fuente: vitonica.com




Estas son las bebidas que debemos evitar para no deshidratarnos este verano

Estas son las bebidas que debemos evitar para no deshidratarnos este verano

Una de las cosas que más nos repiten durante el verano es que debemos beber mucho para evitar deshidratarnos. Lo que debemos tener claro es que no vale con beber cualquier cosa, ya que hay bebidas que no solo no nos ayudarán a hidratarnos, sino que conseguirán deshidratarnos mucho más

Estas son algunas de las bebidas que debemos evitar este verano si queremos mantenernos hidratados y no poner en riesgo nuestra salud. 

Bebidas con alcohol

Jacalyn Beales Ctnuh5dctku Unsplash

Si hay algo sabido sobre el alcohol, además de sus efectos más que nocivos en la salud, es su capacidad para deshidratar. Esta es la culpable, entre otras cosas, de la resaca y puede ser nuestro gran enemigo en verano. Especialmente en los días de más calor, es recomendable que evitemos las bebidas alcohólicas, de manera que no corramos riesgos. 

Café en grandes dosis y situaciones concretas

Si estamos acostumbrados a tomar café y si no lo hacemos en grandes dosis, el café no resulta deshidratante – aunque tampoco hidratante – y no habría ningún problema. La complicación viene más cuando no estamos acostumbrados a tomar café o lo hacemos en grandes dosis. En estos casos es posible que lo mejor sea no comenzar a tomar café de manera habitual en verano y esperar a que haga menos calor. 

Refrescos carbonatados

Payton Tuttle Ibswmpnwdiw Unsplash

Cuando llega el verano casi parece que nos apetecen las bebidas con gas y burbujitas, porque tienen aspecto de más fresquitas. Esto es un error, ya que las bebidas carbonatadas no solo no hidratan, sino que puedes deshidratar. El motivo es que las bebidas gaseosas suelen estar altamente concentradas y se necesita más agua corporal para diluirla. 

Refrescos y bebidas azucaradas

No solo las bebidas gaseosas aumentan la deshidratación, sino también aquellas que contienen azúcar. Y no nos referimos solo a los refrescos, sino también a las aguas azucaradas, las bebidas energéticas o a los zumos. Esto se debe a que consumimos parte de nuestra agua corporal para metabolizar estos azucares

Eiliv Sonas Aceron Tisemghnvus Unsplash

Batidos o yogures líquidos 

Lleven lo que lleven, si llevan azúcares estas bebidas van a deshidratar. De nada sirve que estén elaboradas con yogur, con fruta o con leche – que por sí solos sí que hidratan – si se les ha añadido azúcar. 

Fuente: vitonica.com




Vivimos una epidemia de la tristeza: así se están desplomando nuestros niveles de felicidad

Vivimos una epidemia de la tristeza: así se están desplomando nuestros niveles de felicidad

A todos nos gustaría ser un poco más felices.

El problema está en que muchas de las cosas que determinan la felicidad están fuera de nuestro control. Algunos estamos predispuestos genéticamente a ver el mundo de color de rosa, mientras que otros lo ven todo más oscuro. Cosas malas nos pasan y ocurren en todo el mundo: la gente puede ser cruel y el trabajo puede ser tedioso.

Sin embargo, sí que decidimos la forma en la que pasamos nuestro tiempo libre y esa es la razón por la que merece la pena preguntarse cuáles son las actividades de tiempo libre que están asociadas a la felicidad y cuáles no. En un nuevo análisis de 1 millón de adolescentes de Estados Unidos, mis coautores y yo hemos examinado cómo pasan los adolescentes su tiempo libre y qué actividades están relacionadas con la felicidad y cuáles no.

Queríamos ver si los cambios en la forma en la que los adolescentes pasan su tiempo libre podrían explicar en parte el descenso de los niveles de felicidad en los adolescentes desde 2012, así como el descenso en los niveles de felicidad en adultos desde el año 2000.

Un posible culpable aparece

En nuestro estudio, hemos analizado datos representativos a nivel nacional en Estados Unidos en alumnos de entre 16 y 18 años de forma anual desde 1991.

Cada año les preguntamos a los adolescentes sobre su felicidad en términos generales y a qué dedican su tiempo libre. Nos hemos dado cuenta de que los adolescentes que pasan más tiempo quedando con amigos, haciendo ejercicio, practicando deporte, participando en servicios religiosos, leyendo o incluso haciendo los deberes eran más felices. Sin embargo, los adolescentes que pasan más tiempo en Internet, jugando a videojuegos, en las redes sociales, mandando mensajes, usando chat de vídeo o viendo la televisión eran menos felices.

Vivimos Epidemia TristezaSospechoso número 1. (Jaelynn Castillo/Unsplash)

Dicho de otra manera, toda aquella actividad que no incluyera una pantalla estaba relacionada con una mayor felicidad y toda actividad que incluyera una pantalla estaba relacionada con una menor felicidad. Las diferencias eran considerables: los adolescentes que pasaban más de cinco horas al día conectados tenían el doble de posibilidades de ser infelices que aquellos que pasaban online menos de una hora al día.

Por supuesto, puede que el motivo sea que la gente que no es feliz quiera matar el tiempo con actividades que incluyan una pantalla. Sin embargo, hay un número cada vez mayor de estudios que demuestran que la causa de la infelicidad suele ser el uso de las pantallas y no al revés.

En un experimento, los participantes a los que se les pedía que se desconectaran de Facebook durante un fin de semana eran más felices, se sentían menos solos y estaban menos deprimidos cuando acababa el fin de semana que aquellos que habían continuado usando Facebook. En otro estudio, los adultos jóvenes a los que se les pedía que dejaran Facebook por motivos laborales eran más felices que aquellos que seguían teniendo sus cuentas activas.

Epidemia De La Tristeza SoledadLa iGen se siente cada vez más sola y deprimida. (Jonatán Becerra/Unsplash)

Además, varios estudios longitudinales muestran que el tiempo que se pasa usando una pantalla provoca infelicidad, pero que la infelicidad no hace que pasemos más tiempo usando pantallas. Si quieres comprobar los consejos de esta investigación, solamente tienes que hacer algo muy sencillo: deja el móvil o la tablet y ponte a hacer algo, lo que sea.

No son solo los adolescentes

Esta relación entre felicidad y uso del tiempo es algo preocupante porque la generación actual de adolescentes (a la que llamo «iGen» en mi libro del mismo nombre) pasa más tiempo delante de una pantalla que cualquier generación anterior. El tiempo que los adolescentes pasan conectados se ha duplicado entre 2006 y 2016; y un 82% de los adolescentes de 17 años usan las redes sociales a diario (en comparación con el 51% que las usaba a diario en 2008).

Es evidente que la felicidad de los adolescentes ha caído en picado desde 2012 (el año en el que la mayoría de los estadounidenses se hizo con un smartphone). Lo mismo pasó con la autoestima y con el nivel de satisfacción de sus vidas, especialmente el nivel de satisfacción con sus amigos, con la cantidad de momentos de diversión y con sus vidas en general.

Este declive en el bienestar se asemeja a otras investigaciones que demuestran un aumento en los problemas de salud mental entre la generación iGen, incluyendo síntomas de depresión, altos niveles de depresión, autolesiones y suicidios. Especialmente si los comparamos con el optimismo y el positivismo casi incansable de los millennials, la iGen es mucho más insegura y depresiva.

Jovenes Cada Vez Mas DeprimidosPasar más tiempo en el teléfono y menos con personas físicas está conectado a un mayor riesgo de depresión. (Rachael Crowe/Unsplash)

Algo parecido parece estar ocurriendo entre los adultos: mis coautores y yo ya nos habíamos dado cuenta de que los adultos mayores de 30 años eran menos felices de lo que eran hace 15 años y que los adultos cada vez tenían sexo con menos frecuencia. Puede haber muchas razones para estas tendencias, pero los adultos también pasan cada vez más tiempo con las pantallas de lo que lo hacían antes. Esto podría incluir menos interacciones cara a cara con otras personas, incluyendo con sus parejas sexuales. El resultado: menos sexo y menos felicidad.

Aunque los niveles de felicidad en adolescentes y en adultos disminuyeron durante los años con mucho paro durante la crisis (2008-2010), los niveles de felicidad no han remontado desde 2012 cuando la economía se recuperó progresivamente. Al contrario, puesto que los niveles de felicidad han seguido bajando a pesar de la mejora en la economía, haciendo que sea poco probable que los ciclos económicos hayan influído en los bajos niveles de felicidad desde 2012.

El aumento de la desigualdad salarial podría ser un factor influyente, especialmente en el caso de los adultos. Pero si fuera el caso, los niveles de felicidad tendrían que haber estado empeorando desde la década de los 80 cuando la desigualdad salarial comenzó a aumentar. Por el contrario, los niveles de felicidad comenzaron a bajar aproximadamente en el año 2000 en el caso de los adultos y en 2012 en el caso de los adolescentes. A pesar de todo, es posible que las preocupaciones sobre el mercado laboral y la desigualdad salarial alcanzaran su punto máximo en los primeros años del siglo actual.

Vivimos Una Epidemia De La TristezaSalir a la calle siempre es una buena idea. (Kate Williams/Unsplash)

Lo que nos pareció sorprendente es que los adolescentes que no usan los medios digitales para nada eran un poco menos felices que aquellos que usan los medio digitales un poco (menos de una hora al día). A partir de ahí los niveles de felicidad iban bajando con el aumento de horas de uso. De ahí podemos llegar a la conclusión de que los adolescentes más felices son aquellos que utilizan los medios digitales, pero durante un tiempo limitado.

La respuesta, por lo tanto, no está en dejar de usar las tecnologías. La solución es algo que ya sabemos: hay que hacer todo con moderación. Utiliza tu teléfono para todas esas cosas que te pueden resultar útiles, pero también déjalo de vez en cuando y ponte a hacer alguna otra cosa.

Te sentirás más feliz.

Fuente: magnet.xataka.com




¿No duermes ocho horas diarias? No te preocupes: la calidad del sueño es más importante que su cantidad

¿No duermes ocho horas diarias? No te preocupes: la calidad del sueño es más importante que su cantidad

Según las recomendaciones de la National Sleep Foundation los adultos deberíamos dormir entre 7 y 9 horas cada noche, cantidad que la mayoría de nosotros no logra alcanzar. Si tu no duermes ocho horas diarias, no te preocupes: la calidad del sueño es más importante que su cantidad.

Calidad vs. cantidad

Evaluar la cantidad de sueño o las horas que dormimos cada noche es mucho más sencillo que analizar la calidad del descanso nocturno, sin embargo, esta última puede ser mucho más importante.

En primer lugar, muchas personas no necesitan dormir 8 horas diarias para lograr un descanso que beneficie su salud y que resulte reparador para rendir al máximo al día siguiente. Además, dormir demasiado también es perjudicial para la salud.

Por otro lado, la calidad del sueño está mejor relacionada con parámetros de salud que la cantidad e incluso, ante un sueño de calidad es menor la somnolencia que ante un sueño de cantidad. Por lo tanto, dormir lo suficiente es importante, pero más importante aun es lograr un descanso reparador cada noche.

Por eso, si no logras dormir ocho horas diarias no debes preocuparte, pues la calidad del sueño es más importante que la cantidad.

1366 2000

Cómo dormir bien cada noche

Para mejorar la calidad del sueño y así, proteger la salud, dejamos algunos consejos que pueden ayudarte: establecer horarios regulares de descanso o una rutina para irnos a la cama así como evitar sustancias estimulantes del sistema nervioso antes de dormir, grandes comilonas y distractores tales como la televisión, el ordenador u otras pantallas que entorpecen el descanso.

Además, podemos lograr un sueño reparador cuidando la posturaen la que dormimos, el ambiente que debe tener una temperatura, iluminación y ventilación apropiada, así como el colchón y la almohada.

Todo esto sumado a hábitos de vida que permitan un buen descanso como por ejemplo, practicar ejercicio con regularidad y alimentarnos correctamente puede ayudarnos a lograr una buena calidad del sueño, así como evitar hábitos tóxicosque pueden alterar el descanso como por ejemplo, fumar, beber alcohol en exceso, entre otros.

Como podemos ver no es fácil pero tampoco imposible el logro de un sueño de calidad, condición mucho más importante que dormir un buen número de horas.

Fuente: vitonica.com




Propensos a la gota: qué precauciones tomar en agosto

El verano, y especialmente agosto, cuando más calor hace y más excesos cometemos, es una época muy propicia a los ataques de gota, por lo que conviene poner cuidado especial en evitarlos 

Según un comunicado de la Sociedad Española de Reumatología (SER), el verano es una estación especialmente sensible para las personas propensas a padecer ataques de gota. Entre los principales motivos, la SER cita el elevado calor, y los excesos con el alcohol y determinados alimentos, todos ellos responsables de la subida de las concentraciones de ácido úrico en la sangre, lo que se conoce como hiperuricemia.

¿Qué es la gota?

La gota es una enfermedad muy molesta que se produce por una combinación de factores que van desde la genética al sedentarismo y la mala alimentación. Se caracteriza por manifestarse en episodios de dolor agudo, que vienen provocados por la cristalización del ácido úrico de la sangre en forma sales de sodio. Estos cristales, en forma de agujas, se acumulan en las articulaciones generando un intenso escozor de tipo artrítico.

Normalmente las principales manifestaciones son un enrojecimiento y un repentino y desgarrador dolor en el dedo gordo del pie, ya que allí tienden a acumularse los cristales. Ahora bien, el resto de articulaciones también pueden verse afectadas, como asimismo los riñones, lugar donde se retienen los cristales de ureato sódico, cosa que aumenta la probabilidad de que deriven en cálculos renales.

¿Por qué se da la gota?

Existen factores genéticos que hacen que el metabolismo de las proteínas en determinadas personas se más tendente a acumular en la sangre ácido úrico, que normalmente se expulsa en la orina junto a la urea. Las personas propensas no hacen la transición hacia la orina de manera tan rápida, o bien producen más ácido úrico que urea como subproductodel ciclo del nitrógeno, con lo que en función de la alimentación que tengan, el tipo de vida que lleven o el nivel de deshidratación que padezcan, pueden incrementar sensiblemente las concentraciones de ácido úrico plasmático, con el consabido riesgo de que precipite si supera determinados niveles.

A este respecto, numerosos estudios determinan que entre las poblaciones de la Polinesia es mucho más frecuente que, por ejemplo, entre los aborígenes australianos, a pesar de que estos siguen una dieta mucho más rica en purinas, los compuestos nitrogenados que generan más ácido úrico como subproducto. También en Estados Unidos se ha podido comprobar que las personas negras la padecen más que los caucásicos, a igualdad de dietas. Y para terminar, es una enfermedad sobretodo de hombres, que la padecen hasta ocho veces más que las mujeres; es decir que viene ligada por el cromosoma Y.

Ahora bien, la alimentación también influye poderosamente, pues una persona propensa con buenos hábitos no tiene por qué sufrir ataques, y es muy posible que jamás sepa de su propensión. En cambio, aquellos que abusan de los productos proteicos ricos en purinas, o bien de grasas saturadas o azúcares, tienen mucha mayor probabilidad de ver incrementados los niveles de ácido úrico en la sangre (hiperuricemia) hasta concentraciones que rozan el ataque de gota.

Eventualmente el calor en exceso que nos deshidrata, así como tomar mucho café o bebidas alcohólicas, que son diuréticas y producen procesos inflamatorios, aumentan el riesgo de crear una hiperuricemia plasmática. Se da la circunstancia de que estos tres factores (mala alimentación, deshidratación y abuso de alcohol y bebidas excitantes) se suelen juntar en verano, por lo que es imperativo entre los propensos a la gota seguir las siguientes recomendaciones. 

Cristales de ureato sódico en el fluido sinovial de una articulación vistos con luz polarizada. Imagen: Bob James Galindo.
Cristales de ureato sódico en el fluido sinovial de una articulación vistos con luz polarizada. Imagen: Bob James Galindo.

Cómo prevenir la gota en verano

  • Beber abundante agua, con el fin de mantener el nivel de hidratación del plasma alto y así diluir posibles concentraciones de ácido úrico.
  • Evitar el exceso de café en las horas de más calor, y sustituirlo por descafeinado.
  • Evitar el alcohol en situación de abuso, especialmente durante las horas de calor.
  • Abolir el consumo de cerveza, ya que la levadura es rica en purinas.
  • Se aconsejan los lácteos en general, ya que son bajos en purinas y en azúcares, aunque mejor si son desnatados.
  • En el campo de las carnes, lo mejor es limitarse al pollo.
  • En cuanto a pescado solo el blanco, siempre que se no sea excesivamente graso.
  • La patata, el pan, el arroz, la pasta y otros derivados de cereales bajos en purinas sin aconsejados, pero hay que optar cereales integrales.
  • Las legumbres pueden tomarse pero limitadas a una vez por semana. La más recomendada es el garbanzo, ya que es la que menos purinas aporta.
  • Las frutas deben tomarse en abundancia siempre naturales y en pieza.
  • En materia de grasas optar siempre por los aceites vegetales ricos en ácidos monoinsaturados, entre los cuales el de oliva es el mejor.

Qué alimentos evitar

  • Las carnes rojas: son uno de los mayores aportes de purinas, sobre todo las de caza.
  • El marisco en general: demasiado rico en purina. Debe evitarse completamente.
  • La casquería: vísceras, riñones, cerebro, corazón, hígado, etc. no son aconsejables por sus altos porcentajes de purinas.
  • Pescado azul: sardinas, anchoas, salmón, atún, bonito, caballa, melva canutera y todo tipo de pescado azul en general, es muy saludable por su riqueza en ácidos grasos omega-3, pero está desaconsejado porque generan altos porcentajes de ácido úrico. Las conservas de pescado azul también deben evitarse.
  • Espinacas, espárragos, setas y champiñones, puerros, coliflor, rábanos: el motivo es que son las verduras más prolijas en purinas.
  • Mantequillas, foie, patés, etc.
  • Bollería industrial.
  • Zumos de frutas: no son aconsejables por su aporte en azúcares, especialmente los industriales.
  • Almíbares.
  • Escarchados.
  • Salsas.
  • Chocolates y derivados ricos en grasas y azúcares.

Fuente: eldiario.es




Los fumadores tienen más riesgo de perder la audición

Según unos investigadores japoneses, los fumadores no solo tienen más riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardíacas, también ponen en peligro su audición.

Las personas que fuman tienen más probabilidad de perder la audición que las que no fuman. Además, el peligro aumenta con cada cigarrillo fumado y disminuye cuando se abandona el hábito.

En la revista Nicotine and Tobacco Research fue publicado el estudio en el que se analizaron la salud y los hábitos de más de 50.000 trabajadores en Japón.

Con los datos de los controles anuales de salud, que incluyen pruebas de audición, los investigadores llegaron a la conclusión de que la capacidad para detectar sonidos de tonos bajos y altos había cambiado. Según los resultados, los fumadores tenían un 60% más de probabilidades de perder la audición.

Durante un lapso de 8 años, 1 de cada 10 trabajadores desarrolló pérdida auditiva, en mayor o menor grado. Además, el riesgo aumentaba con cada cigarrillo fumado.

El doctor Huanhuan Hu, del Centro Nacional de Salud Global y Medicina en Japón, explicó: “Los resultados proporcionan una evidencia sólida para respaldar que el tabaquismo es un factor causal de la pérdida auditiva. Además, ponen de manifiesto la necesidad de controlar el tabaco para prevenir o retrasar el desarrollo de la pérdida auditiva”.

Fuente: cinconoticias.com




Investigadores logran detectar alzhéimer temprano mediante un análisis de sangre

imágenes de resonancia de cerebros con alzhéimer

imágenes de resonancia de cerebros con alzhéimer | Sinc

Un simple análisis de sangre puede ser suficiente para detectar alzhéimer temprano. Este estudio también detecta que la enfermedad se desarrolla de diferente manera en hombres y en mujeres.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, EE.UU., han anunciado que a través de un análisis de sangre se pueden medir los niveles de la proteína beta amiloide del alzhéimer que se encuentra en nuestra sangre. A través de estos niveles podemos predecir si la proteína se ha acumulado en el cerebro.

Cuando los niveles de amiloide en sangre se combinan con dos factores: la edad y la variante genética APOE4, pueden identificar con una precisión del 94% las personas con cambios cerebrales tempranos de alzhéimer, han explicado los investigadores en la revista ‘Neurology’. Señalan que un análisis de sangre puede ser aún más preciso que un escáner cerebral PET.

Esta prueba todavía no se puede realizar, estará disponible dentro de unos años y sus beneficios serán mayores cuando haya tratamientos para detener el proceso de la enfermedad y prevenir la demencia. El análisis de sangre podría ser una manera eficiente de detectar a las personas con signos tempranos de la enfermedad y de esta forma, participar en ensayos clínicos que evalúen si los medicamentos pueden prevenir la demencia del alzhéimer.

«En este momento examinamos a las personas para realizar ensayos clínicos con escáneres cerebrales, lo que lleva mucho tiempo y es costoso, y la inscripción de los participantes lleva años», cuenta el autor principal, Randall J. Bateman, profesor distinguido de Neurología y añade que «con un análisis de sangre, podríamos examinar a miles de personas por mes. Eso significa que podemos inscribir a los participantes de manera más eficiente en ensayos clínicos, lo que nos ayudará a encontrar tratamientos más rápido y podría tener un enorme impacto en el costo y el sufrimiento que causa la enfermedad».

La prueba, utiliza una técnica llamada espectrometría de masas que mide las cantidades de dos formas de beta amiloide en la sangre: beta 42 amiloide y beta 40 amiloide. La relación de las dos formas disminuye a medida que aumenta la cantidad de depósitos beta amiloides en el cerebro.

En el estudio que se está realizando participaron 158 personas con más de 50 años. Los investigadores clasificaron cada muestra de sangre y exploración PET como amiloide positivo o negativo, y encontraron que el análisis de sangre de cada participante tenía relación con su exploración PET el 88% del tiempo, lo cual es prometedor pero no lo suficientemente preciso para una prueba de diagnóstico clínico.

La edad es el mayor factor de riesgo conocido; después de los 65 años, la probabilidad de desarrollar la enfermedad se duplica cada cinco años. Una variante genética llamada APOE4 aumenta el riesgo de desarrollar alzhéimer de tres a cinco veces. Y el género también es importante, detectaron que dos de cada tres pacientes con alzhéimer son mujeres.

Fuente: antena3.com




Investigadores españoles descubren una nueva diana terapéutica contra el alzhéimer

Ejemplo de una placa amiloidea humana positiva para la proteína SFRP1 (rojo) y rodeada de células gliales (verde)

Ejemplo de una placa amiloidea humana positiva para la proteína SFRP1 (rojo) y rodeada de células gliales (verde) Pilar Esteve

 

La proteína SFRP1 está anormalmente elevada en el cerebro de estos enfermos. Experimentos en ratones demuestran la eficacia de un tratamiento que inactiva la función de la proteína

Un equipo de investigadores españoles ha demostrado que la proteína denominada SFRP1 juega un papel fundamental en la cascada tóxica que da lugar a la acumulación de péptidos amiloides en el cerebro de las personas con alzhéimer y al desarrollo de otras marcas características de esta enfermedad. El estudio, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sido publicado en la revista Nature Neuroscience y señala esta proteína como una nueva diana terapéutica para el tratamiento de la enfermedad. Los resultados del trabajo desvelan que, en muestras humanas de pacientes con alzhéimer, los niveles de la proteína SFRP1 se encuentran anormalmente elevados y continúan aumentando con el avance de la enfermedad. Los experimentos realizados en ratones, en los que se han valorado los principales marcadores patogénicos, demuestran que cuando se les inactiva la función de esta proteína se previene la progresión de la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por una pérdida progresiva e irreversible de las capacidades cognitivas en los pacientes. “Su tratamiento representa un desafío no resuelto que necesita enfoques alternativos a los actuales; nuevas perspectivas que tomen en cuenta la complejidad de la enfermedad. Como tiene un origen multifactorial, estos nuevos enfoques deberían diseñarse contra factores que actúen simultáneamente en más de uno de los procesos que se encuentran patológicamente alterados en la enfermedad”, explica la investigadora del CSIC Paola Bovolenta, del Centro de Biología Molecular ‘Severo Ochoa’ (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid).

Cuando se les inactiva la función de esta proteína se previene la progresión de la enfermedad

Este estudio identifica que la proteína SFRP1 (Secreted Frizzled Related Protein 1) es uno de esos factores que actúan en múltiples procesos y que los niveles elevados de esta proteína son patogénicos. “Creemos que nuestros resultados representan una innovación en el campo de la enfermedad de Alzheimer. Demostramos que la neutralización de la proteína SFRP1 podría ser una alternativa terapéutica muy interesante.Esto es algo que ahora necesitamos explorar más en profundidad. Además, creemos que medir los niveles de SFRP1 en el líquido cefalorraquídeo o en suero podría también llegar a ser en un futuro un marcador diagnóstico muy útil”, añade la investigadora Pilar Esteve, corresponsable del trabajo, que trabaja en el Centro de Biología Molecular ‘Severo Ochoa’.

Fuente: vozpopuli.com




Ejercicios para no coger peso en verano

Ejercicios para no coger peso en verano

ACTIVIDADES SALUDABLES

Es fundamental no practicas deporte o los ejercicios que leerás a continuación justo después de comer o en las horas de más calor del día.

Con la llegada del verano es normal que hayamos tenido que hacer un cambio de armario, con tal de poder dejar la ropa de invierno atrás y podernos poner aquella más ligera para los meses de más calor. La moda habrá cambiado, por lo que también es posible que nos apetezca ir a las tiendas y comprar los vestidos y conjuntos de moda con tal de poder lucirlas durante el mes de junio, julio, agosto e, incluso, septiembre.

Es fundamental mantenernos hidratados tanto en verano como en invierno

Es fundamental mantenernos hidratados tanto en verano como en invierno

Durante los meses de más calor, además de lucir ropa distinta que en invierno, nuestro cuerpo queda más expuesto, también cuando vamos a la playa o a la piscina que debemos ponernos el bañador, por lo que somos más conscientes de los kilos de más que podemos haber cogido durante los meses de más frío o la falta de ejercicio, que puede hacer que nuestros músculos no estén tan tonificados como nos gustaría o que retengamos grasa en ciertas zonas de nuestro cuerpo. Haciendo que no queramos engordar, deseando adelgazar quitándonos de encima esos kilos de más que puedes haber ganado durante todo este tiempo.

COMPLEMENTA EL DEPORTE CON UNA DIETA SANA Y EQUILIBRADA TODO EL AÑO

Es durante estos meses que mucha gente se plantea su alimentación y su rutina en cuanto al ejercicio físico, puesto que les gustaría cambiar sus hábitos de vida con tal de conseguir ese cuerpo que desean. Sin embargo, esto no es tan sencillo como uno puede creer y sólo haciendo dieta unos días o meses o haciendo ejercicio de manera puntual no podrás conseguir los resultados que deseas. Por lo tanto, antes de plantearte qué deporte o dieta seguir deberás tener presente varios aspectos.

Como no es sano perder muchos kilos de golpe, si quieres perder peso de manera controlada por el bien de tu salud lo mejor será que te pongas en contacto con un profesional de la nutrición. Esta persona podrá medir los niveles de agua, retención de líquido y el peso de tu masa corporal con tal de poder determinar qué tipo de alimentación o dieta deberás seguir con tal de conseguir los resultados que deseas. Es muy importante que combines una alimentación adecuada con el ejercicio regular, de lo contrario el deporte no te ayudará a perder peso o mantener la línea.

Para conseguir nuestro propósito de no engordar debemos combinar el ejercicio con una dieta sana

Para conseguir nuestro propósito de no engordar debemos combinar el ejercicio con una dieta sana

Lo que comemos es igual de importante y una dieta sana y equilibrada será la clave para que puedas cuidar de tu cuerpo no solamente durante el verano, sino durante todo el año. Por lo que estos cambios deberían convertirse en una constante. Esto no implica que siempre debas estar a dieta ni dejar de comer lo que más te gusta, sino seguir los consejos del profesional y comer de manera sana para tener unos hábitos de vida que te acompañarán siempre y con los que te sentirás mucho mejor, no solo por no engordar, sino por el bien de tu salud en general.

Una vez hayas determinado cuál es la mejor dieta para ti podrás empezar a practicar aquel deporte que más te guste o bien una serie de ejercicios completos con tal de no coger peso este verano, ya bien sea porque buscas adelgazar o porque quieres mantener la línea, tonificando aquellos músculos que quizás no has trabajado durante el resto del año o porque no quieres engordar, sobre todo durante los meses de más calor que podrías tener más tendencia a salir a tomar algo o a comer fuera, cosas que alterarían tus buenos hábitos alimenticios regulares, pero que no debes dejar de hacer si te apetece hacerlo de manera puntual.

ES LA MEJOR ÉPOCA PARA HACER EJERCICIO AL AIRE LIBRE

Si hace mucho tiempo que no haces deporte y has llevado una vida bastante sedentaria durante los meses de más frío es importante que no empieces a hacer deporte de golpe. Ten presente que los resultados del ejercicio físico no se ven de un día para otro, sino que combinados con una buena alimentación pueden tardar semanas o incluso meses en hacerse presente. Eso sí, una vez los hayas conseguido probablemente te sientas muy orgullosa de ti misma y te gustarás cada vez más, porque sabrás el esfuerzo y la constancia que le has dedicado al cuidado de tu cuerpo.

Los ejercicios los podemos hacer dentro de casa o al aire libre

Los ejercicios los podemos hacer dentro de casa o al aire libre

Así pues, consulta con un profesional del deporte cuáles son los mejores ejercicios para empezar, puesto que deberás hacerlo de manera gradual si quieres disfrutar del deporte y también conseguir resultados poco a poco. Forzando demasiado tu cuerpo desde el principio sólo conseguirás hacerte daño, posibles lesiones y que no disfrutes de hacer deporte, lo que haría que tuvieses más posibilidades de tirar la toalla y no seguir intentándolo.

Si no tienes ningún problema de salud que te impida realizar los ejercicios que te vamos a aconsejar a continuación podrías realizarlos tanto en tu casa, al aire libre (como en un parque o en la playa, ahora que la temperatura acompaña) o bien en un gimnasio. Recuerda que no deberías hacer ejercicio después de comer y mucho menos durante las horas de más calor al aire libre. A primera hora de la mañana o a última hora de la tarde son los momentos ideales para hacerlo, puesto que el sol no es demasiado intenso y podrás disfrutar del tiempo sin pasar demasiado calor. Hidrátate dando sorbos pequeños de tu botella de agua cuando tengas sed y no menos de un sorbo cada quince minutos. Recuerda que si no bebes agua podrías marearte, además de perder rendimiento y no disfrutar del deporte.

Si acudimos a un nutricionista nos dará las mejores pautas respecto a la dieta que debemos seguir

Si acudimos a un nutricionista nos dará las mejores pautas respecto a la dieta que debemos seguir

El primer ejercicio que puedes realizar para no coger peso en verano será el running. El salir a correr está muy de moda ahora mismo y son muchas las personas que salen cada mañana o tarde a correr. Además, puedes ir graduando la intensidad y la distancia a medida que vayas acostumbrándote a ella y según veas como reacciona tu cuerpo. Todo ejercicio cardiovascular como el bailar (clases de Zumba o de aeróbic, por ejemplo), la elíptica, saltar a la cuerda, los burpees, las flexiones, las planchas o la cinta de correr serán ideales para quemar calorías.

Eso sí, deberás realizar estos deportes con moderación, porque no porque un día te pases una hora sobre la cinta conseguirás mayores resultados. Deberás hacerlos de manera gradual y combinarlo con otros ejercicios si también quieres ganar fuerza o tonificar los músculos. Un profesional del deporte podrá recomendarte, mejor que nadie, cómo combinar estos ejercicios para conseguir los resultados que deseas.

Aunque te sorprenda, levantar pesas puede ayudarte a adelgazar, mantener la línea, quemar grasa y tonificar los músculos a veces mejor que algunos ejercicios cardiovasculares. No creas que por levantar más peso vas a hacer que tus músculos crezcan, puesto que esto no es tan sencillo como parece. Por eso, son cada día más las mujeres que realizan ejercicios con peso. Algunos de los que puedes realizar para no coger peso este verano son las sentadillas, los ejercicios de glúteos con peso o incluso para trabajar la musculatura de los brazos. De nuevo, el profesional del deporte podrá hacerte una tabla de ejercicios adecuada según tus necesidades, es decir para no engordar, adelgazar perdiendo kilos, para que consigas así el cuerpo que deseas este verano con paciencia y constancia.

Fuente: bekiabelleza.com




Es imposible vivir sin ansiedad: mientras se convierte en una de las epidemias contemporáneas, la psicología busca nuevos enfoques

Es imposible vivir sin ansiedad: mientras se convierte en una de las epidemias contemporáneas, la psicología busca nuevos enfoques

Nicanor sabe lo que es el miedo y lo sabe porque lo ha experimentado muchas veces. Últimamente, en cambio, ese miedo (quizás más indefinido, pero igual de vívido) lo visita mucho más a menudo. Le da algo de vergüenza reconocerlo, pero confiesa que mucho antes de salir a tomar algo con los amigos ya empieza a sentir una angustia irracional por lo que se encontrará allí.

No lo entiende, pero su principal preocupación cuando va de fiesta son los músicos en vivo. Especialmente, la flauta. Cuando escuchaba una flauta en algún banquete, fiesta o evento social, una masa de temores le agarra por el pecho y no lo suelta. Lo convierte en un guiñapo. Nicanor, estamos bastante seguros de esto, tiene un trastorno de ansiedad, pero él no lo sabe.

Y no es raro que no lo sepa, Nicanor vivió en Grecia en los últimos años del siglo V antes de Cristo y su problema, conservado en los ‘Tratados Hipocráticos’, es el primer caso documentado de un trastorno de ansiedad que tenemos. La ‘ansiedad’ no es, como podemos ver, una recién llegada a la vida de los seres humanos como podríamos creer. Siempre ha estado aquí y, hasta donde sabemos, no se va a ir a ningún sitio. No, no podemos vivir sin ansiedad.

Pero, ¿Qué es la ansiedad?

Captura De Pantalla 2019 07 05 A Las 16 34 48 48 3Aarón Blanco Tejedor

Según el DSM, el que quizás sea el manual psiquiátrico de referencia, no he sido del todo exacto en los párrafos anteriores. Ansiedad y miedo son cosas clínicamente diferentes. La ansiedad se diferencia del miedo en que, mientras este último se trata de una respuesta emocional vinculada a una amenaza inminente (real o percibida), la primera es la anticipación de una amenaza que no se dibuja claramente en el horizonte. El matiz es importante.

Médicos, psicólogos e investigadores en general tienen claro que la ansiedad es una emoción normal, algo que forma parte del «equipo emocional estándar» de los seres humanos. Desde el punto de vista evolutivo, es un mecanismo psicológico que nos permite adaptarnos al entorno y que incita a las personas a alejarse de lugares peligrosos.

Una de esas cosas que nos mantienen vivos, vamos. La poetisa, activista y divulgadora científica Beatriz Sevilla tiene una de las definiciones de un brote de ansiedad más incisivas que conozco, es «como si me estuviera persiguiendo un tigre, pero sin tigre».

Intuitivamente, es una buena forma de conceptualizarlo. Sobre todo, porque durante la mayor parte de nuestra historia evolutiva el tigre sí estaba ahí. El problema es que, de vez en cuando, sencillamente no estaba. Dicho de otra forma, a veces, estos mecanismos emocionales dejan de ser adaptativos, fallan y se convierten en lo que, hoy por hoy, conocemos como un trastorno de ansiedad.

Un mundo ansioso

Lena Bell Mlusddeoksc Unsplash

Como podíamos ver en el caso de Nicanor, no es algo nuevo. Lo nuevo es otra cosa: el mundo que nos rodea y el hecho de que nuestra biología y nuestra cultura van un poco más despacio que ese mundo. La evolución ha esculpido una caja de herramientas emocionales que nos dan razones para evitar circunstancias que ponen en riesgo nuestra seguridad, pero ¿qué pasa cuando esos riesgos se reducían drásticamente? Que los falsos positivos se disparan.

No es una forma de hablar. Según la OMS, en el mundo una de cada 10 personas sufre ansiedad en este momento y, al menos en los países donde tenemos datos fiables, se ha convertido en la enfermedad mental más prevalente. En Google se busca hasta 10 veces más el término ansiedad que depresión. Y, para que veamos que no es solo un problema de terceros, en los últimos años España se ha transformado en el país europeo que más ansiolíticos consume, la gran mayoría administrados por amigos y familias (44% en el caso de los opiáceos y 62% en sedantes).

Las sociedades modernas se han convertido en máquinas de producir brotes de ansiedad. En buena parte, como dicen Wilson y Luciano, porque «sentirse bien» se ha convertido en una guía genérica de salud mental. Tanto es así que «los seres humanos del siglo XXI fácilmente entendemos que sentirse mal es algo anormal«. O, dicho de otra forma, como muestran las encuestas, la gran mayoría de la población entiende que «sentirse mal» es incompatible con «creerse mentalmente sano».

Una vez que la idea de que necesitamos estar bien para vivir bien se instala (cultural) en las personas el riesgo de que una persona se cronifique en un trastorno de ansiedad aumenta exponencialmente. Wilson y Luciano van más allá y apuntan a que ese tipo de ideas tan populares en nuestra sociedad (y que quizás pueden funcionar en algunos procesos transitorios como el luto) tienden a «desnaturalizar la ansiedad como parte natural del mundo» y pueden llegar a convertir «la evitación de ese sufrimiento como el único objetivo de la vida». Una «opción restrictiva que puede resultar destructiva».

Contra la evitación experiencial

Dustin Tramel Zpwpvbjmx3g Unsplash

«Los animales son felices mientras tengan salud y suficiente comida. Los seres humanos, piensa uno, también deberían serlo, pero en el mundo moderno no lo son. Al menos, en la gran mayoría de los casos». Con esta reflexión en ‘La conquista de la felicidad’, Bertrand Russell no sólo estaba haciendo una crítica a la sociedad de su tiempo, sino que estaba incidiendo precisamente en esta idea.

Cuando los investigadores y los clínicos se dieron cuenta de que la práctica tradicional (esa necesidad de controlar las emociones para poder vivir feliz) estaba siendo contraproducente empezaron a reflexionar sobre la ansiedad en la vida cotidiana y como ese papel podía dar las claves para enfrentarse a esta epidemia cada vez más extendida.

Hay muchos modelos y teorías que han surgido para entender este proceso, pero quizás los que se conocen como «de aceptación y compromiso» se encuentran entre los más exitosos (Hayes, Strosahl, & Wilson, 1999). Estos modelos inciden en combatir la rigidez psicológica que nos hace sumirnos en la evitación experiencial y aceptar que el malestar y el sufrimiento (cuando no son patológicos) son cosas indiscutiblemente vinculadas a la vida. Se trata de reconocer que no se puede vivir sin ansiedad, sí; pero también en no convertir esa idea en una losa que nos impida avanzar.

La necesidad de encontrar una forma contemporánea de la vida buena

Adam Whitlock I9j8rk Jyfm UnsplashAdam Whitlock

Porque esa quizás sea la pregunta clave de todo esto: ¿cómo construir un relato cultural de la vida en la que no podemos escapar del dolor, el miedo o la incertidumbre y aún así merece la pena ser vivida? La psicología clínica contemporánea se centra en cambiar la mirada y promover la aceptación, pero también en ser conscientes de los valores personales y de comprometerse con ellos. No suena mal y está dando buenos frutos, pero lo cierto es que aún es pronto para saber si este enfoque funciona.

En los últimos 150 años, el ser humano se ha reencontrado consigo mismo a través de la ciencia moderna, pero no hemos sido capaces de digerirlo bien (culturalmente hablando). Como señala Harari, «nos permitimos creer algo en el laboratorio y otra cosa totalmente diferente en el tribunal o el Parlamento. […] Después de dedicar cientos de páginas eruditas a deconstruir el yo y el libre albedrío, efectúan impresionantes volteretas intelectuales que milagrosamente los hacen caer de nuevo en el siglo XVIII”. Y eso es algo que nos hace chirriar los dientes. Necesitamos, dicen los psicólogos, encontrar nuevas formas de vivir una vida buena: no es algo sencillo, esa es una de las grandes tareas de la filosofía sintética, la psicología clínica y la teoría política: en fin, de la vida cotidiana.

Fuente: xataka.com