Alemania prevé multas de hasta 50 millones para acabar con el odio en las redes sociales

Justicia acusa a las empresas de no hacer lo suficiente contra los comentarios racistas o claramente delictivos. Alemania quiere evitar a toda costa casos como el del refugiado sirio del que se propagaron infinidad de calumnias por las redes sociales y cuyo único delito había sido hacerse un selfie con la canciller Angela Merkel. O el de la diputada de Los Verdes que sufrió una campaña de desprestigio por unas declaraciones que jamás pronunció. Para poner coto a un fenómeno cada vez más preocupante –y especialmente en año electoral-, Berlín se prepara a castigar a redes sociales y propagadores de odio donde más duele : en el bolsillo.

El Ministerio de Justicia presentó el martes un proyecto de ley que incluye multas de hasta 50 millones de euros a Facebook, Twitter u otras compañías que no se las apañan para eliminar o bloquear rápidamente mensajes cargados de odio o noticias manifiestamente falsas. Las personas responsables de propagar o de no atajar estos mensajes racistas, xenófobos o instigadores del desprecio también podrán verse obligados a pagar una multa de hasta cinco millones de euros. La propuesta tiene ahora que ser revisada por el Gobierno y más tarde lograr el visto bueno del Parlamento.

Hace tiempo que Alemania debate sobre cómo abordar un fenómeno cada vez más preocupante. El país entero debatió con fruición el caso de Anas Modamani, un joven sirio que llevó a Facebook a los tribunales por su tardanza en eliminar mensajes que, aprovechando la repentina popularidad que le había conferido una fotografía con Merkel, le acusaban sin ningún fundamente de haber participado en ataques yihadistas. Pero la Audiencia de Würzburgo, ciudad al sur del país, rechazó la demanda con el argumento de que no era responsabilidad de Facebook rastrear los mensajes que pudieran ser ofensivos y eliminarlos. Un argumenteo contra el que ahora arremete el propio Gobierno.

ZUCKERBERG Y MERKEL, DOS VIEJOS CONOCIDOS
Es una pelea ya vieja. Pero el Gobierno alemán se está impacientando por la falta de resultados visibles. El debate sobre la actitud de Facebook ante los comentarios racistas u ofensivos ya fue tratado en septiembre de 2015 por la canciller Angela Merkel y el fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckeberg.

Los dos compartían mesa en una reunión de la ONU en Nueva York. Y un micrófono de Bloomberg captó parte de la conversación. “¿Estás trabajando en esto?”, le preguntaba en inglés la líder alemana. “Sí”, se limitaba a responder el treintañero millonario. La conversación podría haberse repetido exactamente igual ahora mismo, año y medio después.

Ahora el Gobierno responde con una iniciativa que, de salir adelante, se convertiría en la más dura en cuanto a protección de la privacidad y del derecho al honor frente a gigantes de las telecomunicaciones. “Se eliminan demasiados pocos contenidos delictivos. Y no se hace lo suficientemente rápido”, aseguró el ministro Maas en la presentación de su iniciativa. El Gobierno pretende obligar a estas empresas a que borren los contenidos “claramente delictivos” en 24 horas, como por ejemplo un mensaje que negara el Holocausto o incitara al odio entre razas. Este plazo se alargaría a siete días en otros casos no tan evidentes.

La iniciativa del Gobierno llega en un momento especialmente caliente. La proximidad de las elecciones –previstas para septiembre- ha incrementado los temores a que una mezcla de noticias falsas y un clima de odio y crispación favorezca a los populistas antiinmigración de Alternativa para Alemania (AfD), siguiendo el patrón que marcó Estados Unidos. Allí se sospecha que informaciones presentadas como verídicas –como un supuesto apoyo del Papa Francisco al entonces candidato Donald Trump o crímenes nunca cometidos atribuidos al entorno de la demócrata Hillary Clinton- contribuyeron a asegurar la victoria del republicano.

Ante la creciente intranquilidad que detectaba en Alemania, Facebook anunció el pasado mes de enero que pensaba estrenar en este país un filtro de noticias con el que señalar noticias sospechosas y comprobar su veracidad. El ministro Maas, que espera que la norma entre en vigor antes del fin de la legislatura, ha dejado claro que no está satisfecho con los pasos datos hasta ahora por la empresa fundada por Marck Zuckerberg.

El ministro aportó algunos datos: según una encuesta reciente encargada por el Gobierno, Twitter solo borró el 1% del contenido denunciado; en el caso de Facebook el porcentaje subía hasta el 39%, un porcentaje inferior al 46% registrado el año anterior. En el otro extremo de la balanza, está Google, que se sitúa como el alumno aventajado. Su portal de vídeos, Youtube, eliminó el 90% de los contenidos denunciados por los usuarios.

Facebook, respondiendo a preguntas del Spiegel online, dijo sentirse “muy decepcionado” por los resultados de este estudio. La empresa estadounidense dijo tener la intención de mejorar su sistema de revisión de contenidos, para lo que a finales de este año dispondrán de 700 empleados que revisarán en Berlín los contenidos denunciados.

Fuente: internacional.elpais.com




Facebook también conoce tu vida fuera de Internet

Imagen del logotipo de Facebook en un portátil y un smartphone JUSTIN TALLISAFP

Facebook oculta la manera en la que obtiene información sobre usuarios fuera de su red social. Facebook es una red social gratuita porque, básicamente, utiliza la información que nosotros damos voluntariamente para comercializarla y conseguir publicidad lo más precisa posible para sus anunciantes.

Todo legítimo y todo puesto sobre la mesa cuando se acepta usarla. Lo que no es tan claro es si comprar información sobre lo que hacemos al margen de Facebook es tan moral. Precisamente eso es lo que ha estado haciendo la red social durante los últimos años y, según ha publicado ProPublica, sigue sin detallar claramente cómo obtiene cierta información a sus usuarios. La excusa que ponen es muy simple: no cuentan nada porque obtienen esa información de terceros.

«Nuestros proveedores de información hacen sus categorías públicas en distintas plataformas de anuncios, no solo en Facebook», comenta Steve Satterfield, un responsable de Facebook en temas de privavidad y políticas públicas.

Las categorías que menciona son los grupos en los que Facebook categoriza a sus usuarios para repartirlos entre los anuncios más adecuados. Así, si hablas mucho de deporte, estarás en esa categoría y te llegará publicidad relacionada.

Lo que ocurre y levanta nuevas incertidumbres es que Facebook también agrupa a usuarios por categorías teniendo en cuenta las actividades que no tienen lugar en Internet ni en su red social, pero que conocen gracias a la información que compra a otras empresas de datos. Al no hacer públicas estas categorías, Facebook estaría ocultando a sus usuarios una parte importante de la información que manejan sobre ellos. Según los datos de ProPublica, en total se manejan unas 52.000 categorías distintas, y muchas de ellas no se sabe de dónde salen exactamente.

La privacidad y la seguridad en torno a la información que manejan las grandes empresas de Internet es un tema delicado que se ha tratado con más cuidado en los últimos meses, sobre todo a raíz de hackeos masivos y de una mayor preocupación de la Unión Europea sobre lo que ocurre con dicha información

Fuente: elmundo.es




Internet.org ya se estrelló antes que el cohete de Mark Zuckerberg

internet-org-ya-se-estrello-antes-que-el-cohete-de-mark-zuckerberg-001

El dron Aquila se hizo añicos durante su primer vuelo de prueba el junio pasado. Facebook habló de un «fallo estructural» que un informe de la autoridad de transporte estadounidense desmiente: «ha sido un accidente», dicen. 

Internet.org le estalla en la cara a Mark Zuckerberg
Lo que en un principio fue presentado como un «fallo estructural antes del aterrizaje» se ha desvelado, a posteriori, como un accidente. El dron que voló Facebook en junio realmente se estrelló, algo que hoy sabemos gracias a un informe de la Junta de Seguridad Nacional de Transporte (NTSB) estadounidense. Llevar Internet a ese 60% de la Tierra que no dispone de una conexión a la Red se está convirtiendo, lentamente, en una quimera para Mark Zuckerberg.

El accidente tuvo lugar el 28 de junio y nadie resultó herido. Tan solo Aquila, el dron que da nombre al proyecto. La NTSB, en un informe que recoge Bloomberg, «ha clasificado el fallo como un accidente, lo que significa que el daño fue ‘sustancial'». Facebook apenas mencionó el incidente del dron en su análisis post vuelo y se apresuró a decir que compartirían «más detalles sobre este y otros test estructurales en el futuro». Pero no hay entradas sobre Aquila en el blog de los programadores de Facebook desde el 21 de julio.

Las alas del cacharro son tan largas como las de un Boeing 737, solo que pesan unas 10 veces menos y están cubiertas de paneles solares que reparten la energía entre cuatro motores eléctricos. Además, Aquila es capaz de transmitir datos a una velocidad de 10 gigabytes por segundo, «un récord increíble. Ser capaz de hacer eso a través del espacio, a través del aire, nunca se ha hecho», le decía el director de ingenieros de Facebook a Quartz en julio del año pasado.

Para entonces, ya habían terminado de construir el dron que un año después se estrellaría en el desierto de Arizona (EEUU).

Internet cada tres kilómetros

Según la NTSB, Aquila se precipitó cerca de Yuma. No es de extrañar que Facebook eligiera esta zona para el primer vuelo de prueba de su dron: la localidad posee el récord mundial de horas de sol al año (4.127) y en aproximadamente un tercio de los 365 días del calendario las temperaturas superan los 40 grados. Aunque inicialmente estaba previsto un vuelo de media hora, el aparato estuvo en el aire 96 minutos. Después cayó.

internet-org-ya-se-estrello-antes-que-el-cohete-de-mark-zuckerberg-002
El dron Aquila FACEBOOK

Y es que Aquila no puede despegar por sí solo. Para ello necesita de un globo de helio que lo eleve hasta un altura considerable y luego lo suelte. La compañía quiere que los drones planeen por el cielo durante tres meses y que una vez transcurrido ese tiempo, los aparatos desciendan lentamente para volver a recogerlos, evaluar sus daños y ponerlos a volar de nuevo. Cada uno de ellos puede cubrir un área de hasta tres kilómetros.

Aunque Facebook no especificó cuántos drones construirá, este martes hemos sabido que uno de sus socios, SpaceX, quiere lanzar tres veces más satélites de los que hay en órbita. La empresa de Elon Musk, además de fabricar los Tesla automáticos y situarse a la cabeza de los viajes espaciales, quiere poner en órbita 4.425 satélites de aquí a 2020.

Internet.org que nunca llega

Los problemas se acumulan para el dueño de Facebook. Si este martes hemos sabido que Aquila en realidad se estrelló durante su vuelo de prueba, en septiembre fuimos testigo de cómo la primera colaboración entre él y Musk terminaba en tragedia: el cohete Falcon 9, que llevaba el satélite para sentar la base del proyecto Internet.org, explotó segundos antes de ser lanzado.

80 millones de dólares pulverizados en un segundo. «Estoy profundamente decepcionado por escuchar que un fallo en el lanzamiento ha destruido nuestro satélite», diría el dueño de Facebook horas más tarde. De momento, la red social no se ha pronunciado sobre el informe de la autoridad de transporte estadounidense.

También en el marco del proyecto, Facebook presentó en julio OpenCellular, una antena para llevar Internet a los lugares de la Tierra con menos conectividad, ya sea por ser sitios abruptos o de difícil acceso para colocar infraestructuras. Es lo único que todavía no se le ha roto a Zuckerberg.

internet-org-ya-se-estrello-antes-que-el-cohete-de-mark-zuckerberg-003
Internet.org, el plan de Facebook para conectar a Internet a las regiones más desfavorecidas FACEBOOK

Fuente: El Diario




Facebook pondrá barreras a la distribución de noticias falsas

facebook-pondra-barreras-a-la-distribucion-de-noticias-falsas-001

LA RED SOCIAL NO SE CONSIDERA UN MEDIO DE COMUNICACIÓN, PERO ASEGURA QUE EMPRENDERÁ ACCIONES PARA DETECTAR NOTICIAS FALSAS O INTERESADAS , Seguramente eres uno de los 1.800 millones de personas que usan habitualmente Facebook y quizá te has percatado que la red social se ha convertido también en una de las mayores fuentes de información que tenemos los ciudadanos.

Y es que en Facebook no sólo ves las noticias de los sitios a los que te has suscrito con un “me gusta” o las que promocionan las empresas o medios de comunicación, sino, sobre todo, las que comparten tus contactos o a las que dan un “me gusta” y hacen que aparezcan también en tu línea de de tiempo. Así, aunque Facebook se niega a verse a sí misma como un medio de comunicación, lo cierto es que es uno de los medios de comunicación más poderosos y con mayor audiencia del planeta. El problema es que Facebook no incluye ningún filtro para detectar noticias falsas, tendenciosas, titulares exagerados… todo ello depende fundamentalmente de los usuarios y por eso, en ocasiones, es posible que historias que pueden no ser completamente ciertas o responder a uno intereses concretos se hagan “virales” sencillamente porque muchos usuarios las comparten sin comprobar su procedencia o veracidad. Esto es algo inherente a las redes sociales como Facebook o Twitter, y es el sentido común del usuario el que tiene que servir para entender que a veces lo que se publica en redes sociales no es siempre exacto o verdadero, por lo que es conveniente acudir siempre a fuentes de prestigio o medios reconocidos para comprobar que no se rata de un bulo.

Pues bien, parece que Facebook, tras las acusaciones de algunos grupos que señalan que estas noticias “falsas” pueden haber tenido un impacto en los resultados de las elecciones que ha ganado el polémico Donald Trump (en la campaña corrían rumores, por ejemplo del mal estado de salud de Hillary Clinton), la red social ha explicado que espera poner en marcha mecanismos para frenar la propagación de estos bulos o mentiras. El problema, como te puedes imaginar es “quién” decide lo que son bulos, mentiras o noticias interesadas, algo que ni siquiera está claro cuando nos referimos a medios de comunicación “serios” o de prestigio.

En cualquier caso, aunque el propio Mark Zuckerberg ha explicado que no cree que las noticias falsas en Facebook hayan tenido un peso verdadero en los resultados electorales, también ha señalado que la red social está estudiando una serie de mecanismos para controlar o al menos señalar las que pueden ser informaciones falsas, tendenciosas, o inexactas. Así, entre los posibles controles de Facebook se barajan los siguientes:
Desarrollar mejores algoritmos para detectar automáticamente noticias falsas, es decir, sistemas de inteligencia artificial que podrían detectar noticias falsas antes incluso de que lo hagan los usuarios.

Añadir una etiqueta de advertencia a las historias que los usuarios han marcado como inexactas.

Trabajar con organizaciones de prestigio externas de verificación de hechos.
Mejorar la precisión de los “artículos relacionados” que se sugieren asociadas a las noticias.
Impedir a los distribuidores de noticias falsas que puedan pagar para promocionar sus contenidos. En muchas ocasiones, las noticias falsas se extienden gracias a que hay intereses económicos que las promocionan pagando para que se muestren en la línea de tiempo de miles de usuarios.

No queremos ser árbitros de la verdad nosotros mismos, sino que confiamos en nuestra comunidad y en terceros de confianza ”,- Mark Zuckerberg
De momento, Facebook no ha concertado cuáles de estas medidas se van a poner en marcha o se están adoptando ya, y el propio Mark Zuckerberg ha admitido que no tiene una respuesta definitiva para un problema que es peliagudo, ya que la línea entre lo que puede ser una información tendenciosa o una información interesada, una opinión legítima, o una verdadera desinformación pueden no estar claras. “Algunas de estas ideas funcionarán bien, y otras no”, ha explicado el CEO de Facebook en un mensaje en su perfil: “Debemos tener cuidado de no desalentar el intercambio de opiniones o de restringir equivocadamente el contenido exacto. No queremos ser árbitros de la verdad nosotros mismos, sino que confiamos en nuestra comunidad y en terceros de confianza ”, explica el responsable de Facebook. “Nuestro objetivo es conectar a las personas con las historias que encuentran más significativas, y sabemos que la gente quiere información precisa. Entendemos lo importante que es el tema para nuestra comunidad y estamos comprometidos a hacerlo así”.

Fuente: Okdiario




El problema con las noticias falsas que ni Zuckerberg puede resolver

el-problema-con-las-noticias-falsas-que-ni-zuckerberg-puede-resolver-001

La proliferación de noticias pro-Trump le ha valido a Facebook numerosas críticas por haber influido en los resultados electorales. Él se defiende diciendo que «es una idea loca» y reconoce el problema, pero no ha explicado cómo va a solventar la proliferación de noticias falsas.

El pasado 6 de noviembre, a dos días de las elecciones en EEUU, Mark Zuckerberg animaba a los estadounidenses a salir a la calle y votar. Para entonces ya era tarde: el algoritmo de Facebook llevaba tiempo promocionando historias tan falsas como un billete de dólar sin ojo de la providencia: «El Papa Francisco respalda a Donald Trump», «Los Clinton se gastaron 200 millones de dólares en una casa en las Islas Maldivas» o «La Fundación Clinton [que preside Hillary] compró armas ilegalmente por valor de 137 millones de dólares». El último bulo en aparecer ha sido que el actor Denzel Washington también respaldaba al candidato republicano.

Lo avisó una investigación de BuzzFeed en octubre: las páginas políticas en Facebook, tanto de medios «de derechas» como «de izquierdas», estaban publicando información falsa y engañosa de forma desmesurada. Antes de nada hay que apuntar que el medio digital presenta a «la izquierda» como los medios relacionados con el Partido Demócrata y a «la derecha» con los Republicanos. El portal aseguraba en su estudio que las tres mayores webs demócratas publicaban informaciones fraudulentas el 20% del tiempo, mientras que las republicanas lo hacían un 38% de las veces.

Facebook es la primera fuente de noticias para el 44% de los estadounidenses. Lo publicó el PewResearchCenter en mayo, unos pocos días después de que supiéramos que la red social de Zuckerberg manipuló su algoritmo para incluir, filtrar o eliminar ciertos contenidos. Tenían hasta manual de instrucciones: 21 páginas donde se les explicaba a los trabajadores – news curators- cómo hacerlo y qué noticias considerar veraces, dependiendo del medio de donde viniesen.

¿Qué hizo Zuckerberg entonces? Despedir a todo el equipo de la sección Trends (Tendencias) y dejar que el libre albedrío del algoritmo dominase a los cerca de 1.800 millones de usuarios de la red social. Pero fue un arma de doble filo: mientras que la «censura» desapareció, las noticias falsas afloraron. En las tres semanas siguientes al despido de los news curators, ya había por lo menos cinco historias fraudulentas entre las más leídas de Facebook.

El viernes pasado, tres días después de las elecciones en EEUU, Zuckerberg participó en una conferencia vía Facebook Live. «Esa idea de que las noticias falsas de Facebook (que son una parte muy pequeña del contenido) influyeron en las elecciones de alguna forma, es una idea bastante loca», dijo el CEO de la compañía.

El problema con las noticias falsas que ni Zuckerberg puede resolver

La red social ha sido acusada de aupar a Trump y de influir en la campaña electoral estadounidense, precisamente por su alto ratio de publicación de noticias falsas. La mayoría de ellas desprestigiaban a la candidata demócrata y estaban escritas en Macedonia e incluidas luego en páginas web con dominio estadounidense. El click de un usuario de los EEUU vale más que el de un europeo, por eso muchos adolescentes de la exrepública soviética escriben esas informaciones falsas que luego entran directamente a lo más leído de Facebook.

«De todo el contenido de Facebook, más del 99% es auténtico», explicaba Zuckerberg el viernes. «Solo un pequeño número son noticias falsas y engañosas. Las que hay no se limitan a una sola visión política, ni siquiera a la política». El CEO de la red social terminaba la intervención sacando pecho y negando que ese 1% de noticias-fraude hubiera influido en un sentido o en otro en las elecciones.

Pidiendo la cabeza de Zuckerberg

Aunque según Zuckerberg, Facebook no tuvo nada que ver en la victoria de Trump, él mismo alentó a sus seguidores estadounidenses a acudir a las urnas dos días antes del 8-N. Tampoco lo vieron tan claro varios altos cargos de la red social. Según el New York Times, vicepresidentes y ejecutivos de la compañía tuvieron varias conversaciones sobre el papel que había tenido Facebook en el resultado de las elecciones.

Las fuentes del NYT aseguran que los altos cargos determinaron tratar el tema en la próxima reunión trimestral de la compañía y reunirse con el equipo de políticas de Facebook. Por si esto fuera poco, BuzzFeed cuenta este martes que un equipo de empleados de Facebook ha formado un grupo de trabajo a espaldas de Zuckerberg para cuestionar la influencia de la red social en la victoria de Trump.

«No es una idea loca. Lo que es una locura por su parte es venir y desechar algo así, cuando sabe, tanto como nosotros y toda la compañía, que las noticias falsas circularon libremente durante toda la campaña», explica un empleado de Facebook a BuzzFeed. Y este grupo de diez no son los únicos, ya que hay «centenares» de trabajadores descontentos, según la web.

Mientras que el equipo de Hillary Clinton muestra su desaprobación con la red social de Zuckerberg, el CEO de la compañía promete en unos de sus últimos post que pondrá toda su energía en solucionar el problema de las noticias falsas. La cuestión es cómo lo hará, algo de lo que todavía no ha dado explicaciones.

Fuente: El Diario




Facebook cede ante las presiones de Bruselas y dejará de compartir datos con Whatsapp

facebook-cede-ante-las-presiones-de-bruselas-y-dejara-de-compartir-datos-con-whatsapp-001

Parece que las autoridades europeas están muy cerca de ganar otra batalla contra uno de los gigantes tecnológicos estadounidenses. Apenas unas semanas después de recibir una carta de las autoridades europeas de protección de datos, Facebook ha decidido suspender la transferencia de datos personales de sus usuarios con Whatsapp.

El fundador y consejero delegado de la aplicación de mensajería instantánea, Jan Koum, recibió una carta en la que las agencias de protección de datos y la Comisión Europea le pedían de forma explícita que detuviera esta práctica de cara a proteger a los usuarios de ambos servicios.

Hasta ahora, y según Facebook, ambas compañías compartían los datos personales de sus usuarios de cara a protegerles de publicidad invasiva y del popularmente conocido como spam. Esta práctica, que ambas compañías se comprometieron a no realizar cuando a finales de 2014 la red social se hizo con Whatsapp, llevó a las autoridades continentales a amenazar con “actuaciones coordinadas”.

De momento, la red social se ha comprometido a detener esta práctica para cuestiones publicitarias, aunque sí ha advertido de que lo seguirá haciendo para proteger a sus usuarios del spam. La medida no es permanente, pues Facebook alega que ha recibido quejas de las agencias de protección de datos de los 28 países miembros y ya ha advertido de su reticencia a asumir compromisos específicos por el momento, tal y como recoge el portal especializado Tech Crunch.

La decisión ha llegado después de la intervención del regulador británico. Este organismo ha pedido a ambas compañías que expliquen mejor a sus usuarios su política de protección de datos, bajo la amenaza de una multa en caso de no apreciar mejoras en la comunicación de dichas .

Alemania y España, a la cabeza
Facebook tiene varios frentes abiertos por esta práctica. En agosto de este mismo año las políticas de protección de datos personales de sus usuarios cambiaron, lo que provocó que las autoridades alemanas ordenaran a la red social que dejara de almacenar datos de los 35 millones de usuarios de Whatsapp en el país, a la vez que exigían el borrado de todos los datos ya recogidos.

En España la situación está siguiendo un cauce similar. A principios del mes de octubre la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) inició una investigación de oficio por la transferencia de datos entre las dos compañías. Las autoridades españolas centraron sus indagaciones en la información que Whatsapp recoge de sus usuarios y transmite a Facebook, así como las opciones que tienen los usuarios para protegerse ante estas prácticas.

Fuente: El Confidencial




Facebook ahora va a por LinkedIn y te permitirá buscar trabajo

facebook-ahora-va-a-por-linkedin-y-te-permitira-buscar-trabajo-001

LA RED SOCIAL ESTÁ PROBANDO UNA NUEVA HERRAMIENTA PARA QUE LAS EMPRESAS PUBLIQUEN OFERTAS DE EMPLEO Y CONSIGAN MÁS SEGUIDORES. Últimamente, Facebook ha entrado en un periodo de hiperactividad mayor todavía al que nos tenía acostumbrados.

Y no son sólo las novedades que ha presentado hace algún tiempo Mark Zuckerberg como el futuro de la realidad virtual en la red social o funcionalidades como la nueva cámara más al estilo de Snapchat sino que Facebook está buscando desde hace tiempo una posición estratégica hacia el mundo de los negocios. Y es que hace muy poco estrenó la versión final de Workplace, su “Facebook para los negocios” y ahora está probando también una nueva característica destinada a que las empresas puedan publicar sus ofertas de trabajo y captar así talento desde la propia red social. Esta característica apunta claramente a la línea de flotación de LinkedIn, que es tradicionalmente considerada como la red social para los negocios y la más utilizada para mostrar perfiles profesionales y captar nuevos empleados por parte de las empresas.

facebook-ahora-va-a-por-linkedin-y-te-permitira-buscar-trabajo-002

Como ha hecho público el sitio web TechCrunch, Facebook está incorporando en algunas páginas de empresas o publicaciones una opción para publicar ofertas de trabajo. Según ha confirmado Facebook, esta opción se está probando en algunas páginas en las que se ha detectado que sus administradores están publicando estas ofertas de trabajo como mensajes o actualizaciones en su línea de tiempo. Con esta nueva funcionalidad, se espera que las empresas puedan publicar estas ofertas de trabajo y que los seguidores puedan presentarse a ellas. Así, las corporaciones tendrán además un nuevo modo de captar “me gusta” o seguidores de personas que pudieran estar interesadas en trabajar en ellas.

facebook-ahora-va-a-por-linkedin-y-te-permitira-buscar-trabajo-003

Además de las ofertas de empleo que Facebook está probando en algunas páginas, desde hace tiempo puedes poner etiquetas en tu perfil público con habilidades o logros que podrán ser usados por las empresas para buscar perfiles o candidatos.
Las ofertas de trabajo se mostrarán en una pestaña extra en la parte superior de las páginas de las empresas y las candidaturas se mostrarán a los administradores como mensajes para que puedan responder a ellas o iniciar un chat con los interesados. Los candidatos tendrán en cada oferta de empleo un botón para presentarse a ella y al hacerlo encontrarán un formulario en el que una buena parte de la información vendrá ya pre introducida ya que se extraerá del perfil público de Facebook. Así, el usuario tendrá más fácil presentarse a distintas ofertas sin tener que introducir una y otra vez información general.

Al menos de momento, parece que publicar estas ofertas de empleo será un servicio gratuito para las empresas, aunque es evidente que podrán “impulsarlas” con las opciones de pago de la red social, como puedes hacer con cualquier publicación de una página o un anuncio. Además, se entiende que las empresas podrán segmentar los anuncios de sus ofertas de empleo atendiendo a los perfiles de los usuarios, de manera que una empresa puede priorizar que sus anuncios se vean entre perfiles que muestren por ejemplo que han estudiado en una determinada universidad o que hayan trabajado en empresas relacionadas.
En cualquier caso, se trata de un movimiento interesante que LinkedIn no debería perder de vista. Y es que aunque la red social recientemente comprada por Microsoft es la que domina en este terreno de las ofertas de empleo, la ubicuidad y mayor alcance de Facebook (que tiene 1.800 millones de usuarios frente a los 467 millones de LinkedIn), junto con el beneficio asociado de ganar seguidores, puede ser un incentivo muy interesante para que las empresas anuncien sus puestos vacantes en la red de Mark Zuckerberg, que cada día parece querer abarcar más aspectos de nuestra vida.

Fuente: Okdiario




La joven abogada que ha plantado cara a Facebook por nuestros derechos

la-joven-abogada-que-ha-plantado-cara-a-facebook-por-nuestros-derechos-001

Amy Sommer es la joven abogada que defiende a una ‘startup’ demandada por el gigante de Zuckerberg. Su fundador, Steve Vachani la contrató cuando aún no tenía experiencia. Power Ventures era una ‘startup’ como tantas otras, un humilde negocio de internet. Su fundador, Steve Vachani, creó una plataforma desde la que los usuarios podían gestionar sus perfiles en distintas redes sociales sin tener que cambiar de página. Power.com, un todo en uno del mundo digital, parecía una estupenda idea hasta que su actividad comenzó a molestar a uno de los gigantes de la red.

La página permitía controlar la información que los internautas compartían con Facebook, incluidas fotos, publicaciones y contactos. Pero pese a tener el consentimiento de sus dueños, los datos y archivos a los que accedía estaban guardados en los servidores de la empresa de Mark Zuckerberg. Por si hurgar en los almacenes virtuales del magnate no fuera suficiente, a Vachani se le ocurrió promocionar su servicio con mensajes que enviaba a través de la red social.

“Facebook puso la demanda el 30 de diciembre de 2008”, informa a Teknautas Amy Sommer, la abogada que ha defendido a la empresa Power Ventures durante estos años de periplo legal. La red social acusaba a la ‘startup’ y a su fundador de haber enviado ‘spam’ y de ‘hackear’ su infraestructura después de que el responsable de la web siguiera con su actividad pese a que los de Zuckerberg le instaran a detener las intromisiones e trataran de bloquearle el acceso.

La red social por excelencia permite usar sus datos a aplicaciones de terceros, pero solo bajo ciertas condiciones que especifica en los términos de servicio para desarrolladores. Asimismo, sus usuarios pueden compartir la información de perfil con algunas webs externas, con el consentimiento del gigante, a través del servicio denominado Facebook Connect.

La red social acusaba a la ‘startup’ y a su fundador de haber enviado ‘spam’ y de ‘hackear’ su infraestructura
Pero Power.com se negó a seguir estos procedimientos y pidió a sus usuarios que le proporcionaran las credenciales de sus cuentas para, según la empresa, buscar nuevos clientes. Facebook les ha acusado de vulnerar varias leyes; sin embargo, los datos de los perfiles de los usuarios no son propiedad de la plataforma de Zuckerberg. Y ellos sí habían dado su consentimiento a Power.com.

“Ha habido un par de conversaciones para llegar a un pacto, pero las partes nunca se han puesto de acuerdo”, señala la abogada. Este verano, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos ha dictaminado que ni Power Ventures ni Vachani mandaban ‘spam’ a los usuarios, una pequeña victoria para este David que se enfrenta a un Goliat de internet y para Sommer. El caso supuso su primera experiencia como letrada porque, sorprendentemente, Vachani la contrató cuando acababa de salir de la universidad.

la-joven-abogada-que-ha-plantado-cara-a-facebook-por-nuestros-derechos-002
Christopher (Flickr | Licencia Creative Commons 2.0)

Una defensa por 55 dólares la hora
“Steve me encontró a través de la web Elance en 2012, cuando me ofrecía para revisar contratos de negocios”, cuenta la abogada. Se refiere a un portal de búsqueda de empleo para ‘freelances’. “Ese acabó siendo el único trabajo que conseguí en la plataforma”, prosigue Sommer, ahora socia del despacho Aroplex. Empezó cobrando 55 dólares la hora, lo que pedía por su labor como asesora corporativa.

Recuerda que se enteró de quién era la parte de la acusación durante su primera reunión con el responsable de Power Ventures. “No habría cogido el trabajo de haber pensado que no podría apañármelas”, dice la jurista, pero lo que finalmente la convenció fue la situación de Vachani. Su anterior abogado acababa de retirarse del caso y, aunque el fundador siempre se ha representado a sí mismo, una empresa no podía hacerlo, así que aceptó el reto.

Lo que finalmente la convenció fue la situación de Vachani. Su anterior abogado acababa de retirarse del caso
“Mi primera comparecencia sirvió para evitar que se aplicara una sentencia en rebeldía [una resolución por la falta de respuesta a la demanda] a Power Ventures por una cantidad superior a 18 millones de dólares, que probablemente habría recaído después sobre Steve personalmente”, explica Sommer.

Su papel en el caso fue cobrando importancia poco a poco. “Los cargos están dirigidos principalmente contra la empresa, de forma que la responsabilidad de Steve está ligada a lo que los jueces decidan sobre la compañía”, aclara la abogada. Los documentos que ha presentado en la defensa vinculan tanto a la entidad como a su responsable. “Asesoro a Steve sobre las acusaciones y sus obligaciones, pero él responde por sus propios intereses ante el juez”, continúa.

El resultado de la vista celebrada en julio, cuyo veredicto determina que ni el fundador ni la empresa han infringido la Ley CAN-SPAM, demuestra que “Steve y Power Ventures han estado ocho años acusados de ‘spammers’ cuando no lo eran”, dice la letrada.

Sin embargo, ambos continúan acusados de ‘hackear’ el sistema de Facebook por haber accedido sin su permiso a los datos (no vale con el consentimiento de los usuarios) pese a las barreras puestas por el gigante, vulnerando así la Ley de Fraude y Abuso Informático estadounidense. “Creo que tendremos éxito en revocar también este cargo”, opina Sommer. Según la abogada, la parte negativa es que se trata de un terreno legal poco conocido, por lo que los jueces no tienen muchos ejemplos previos en los que fijarse. “Este tipo de casos requieren bastantes nociones sobre tecnología que mucha personas que no se dedican al ‘software’ ignoran”, indica.

De momento, han solicitado al Tribunal de Apelaciones una nueva audiencia con los jueces para reconsiderar la acusación. El peor escenario posible, dice la abogada de Power Ventures, es que el tribunal no les conceda esta vista. “La decisión sobre el tema de ‘hacking’ es muy controvertida porque considera el efecto que tendría en cualquiera que utilice servicios ‘online’, el fallo influiría también en activistas”, explica Sommer.

La decisión sobre el ‘hacking’ es controvertida porque considera el efecto en cualquiera que use servicios ‘online’, también en activistas
Para la joven letrada, uno de los principales retos del caso, aparte de defender a su cliente, es hacer entender a los tribunales “las grandes repercusiones que tienen sus sentencias en este tema”. El resultado de la nueva revisión, en caso de haberla, determinaría hasta qué punto los usuarios controlan sus datos y el poder que plataformas como Facebook tienen sobre una información que, teóricamente, no les pertenece.

Así las cosas, Sommers no se está enfrentando a Facebook solo por defender a Power Ventures. Se trata de un juicio que va más allá. En cierto sentido, de una lucha por los derechos de todos los que utilizamos internet y cedemos nuestros datos a las multinacionales. ¿Hasta qué punto pueden impedir que permitamos a un tercero utilizarlos en nuestro propio beneficio? Esa es la pregunta que tendrán que responder los tribunales.

Fuente: El Confidencial




Mark Zuckerberg pierde 3.400 millones pese a los brillantes resultados de Facebook

mark-zuckerberg-pierde-3-400-millones-pese-a-los-brillantes-resultados-de-facebook-001

Facebook sigue siendo uno de los actores más importante de internet. La maquinaria creada por Mark Zuckerberg continúa funcionando a la perfección y ha superado todas las expectativas de los inversores ingresando 7.011 millones de dólares, unos 6.319 millones de euros, sólo en el tercer trimestre del ejercicio 2016. De hecho, los ingresos se han disparado un 56% respecto al mismo periodo del año pasado.

Las cifras de usuarios también han sido más que buenas. Facebook tiene 1.179 millones de usuarios diarios activos, una cifra muy superior a los 1.007 millones de hace un año. A nivel mensual también han subido, con 1.788 millones de personas activas en Facebook respecto a los 1.545 de hace 12 meses.

Los usuarios desde el móvil representan un porcentaje decisivo, pues en el tercer trimestre de este año 1.091 millones de usuarios activos diarios accedió a su cuenta de la red social desde un dispositivo móvil.

Todos las métricas han mejorado y son casi idílicas, pero el resultado bursátil ha sido desastroso para Facebook. Nada más conocerse los resultados los títulos de la empresa en Wall Street se desplomaban casi un 8% en la negociación after hours hasta rozar los 118 dólares por título.

Eso le ha costado a Mark Zuckerberg, el fundador y CEO, 3.700 millones de dólares, casi 3.400 millones de euros, en sólo dos horas. Un revés que apenas encontró alivio cuando Wall Street reabrió sus puertas en la sesión del jueves. Las acciones de Facebook firmaron un retroceso del 5,64%, su mayor caída en nueve meses. El valor bursátil de la compañía descendió así hasta los 344.599 millones de dólares, unos 20.500 millones de dólares menos que el día anterior.

De este modo, Facebook ha quedado relegado en el ránking de las mayores empresas del mundo por capitalización bursátil hasta la sexta posición, tras ser superado por Amazon y Exxon Mobil.

Las razones del castigo en bolsa de Facebook hay que buscarlas en las propias cifras multimillonarias de usuarios, pues los analistas apuntan a un fuerte crecimiento de los gastos en 2017. El mercado descuenta un aumento del número de vídeos compartidos como la principal partida a la que van a ir destinados esos gastos extras. Los inversores también han mostrado su preocupación sobre si Facebook será capaz de evitar un frenazo en los ingresos en el próximo ejercicio.

Pero, mientras la acción sufría su mayor descalabro en bolsa desde el pasado febrero, los analistas destinaban un aplauso casi unánime a las cuentas de la compañía. De hecho, firmas como Citi han elevado su precio objetivo para la red social hasta los 162 dólares, lo que implica un potencial de revalorización del 35%.

Ni siquiera la cautela evidenciada por los gestores de la compañía respecto a las perspectivas para los próximos trimestres suavizan la confianza de los expertos. Así, por ejemplo, en Mizuho Securities recuerdan que esta actitud prudente a la hora de lanzar previsiones ha sido una costumbre en la compañía, para posteriormente acabar superándolas.

Además, desde el banco japonés observan que, aunque los márgenes puedan verse presionados en los próximos trimestres por un incremento de los costes, Facebook se encuentra en una posición relativa muy cómoda frente a sus competidores, por lo que puede permitirse sacrificar parte de sus márgenes para obtener nuevas ventajas competitivas.

Ingresos por usuario
La red social es el paradigma de la monetización de sus usuarios. Europa y América del Norte son las zonas más rentables para Facebook. En el Viejo Continente la compañía ingresa 4,6 dólares, 4,14 euros, por cada usuario, una cifra superior a los 3,33 dólares por usuario que llegaban a sus arcas el año pasado.

En Canadá y Estados Unidos, la zona que la empresa registra junta en sus cuentas, los ingresos son de 15,65 dólares, 14,1 euros, por cada usuario. De nuevo la métrica es mejor que hace 12 meses, cuando cada usuario le suponía a Facebook 10,49 dólares, o 9,45 euros.

Las cifras de rentabilidad de sus usuarios también han dejado buen sabor entre los analistas. En Morgan Stanley resaltan que los números de usuarios diarios y tiempo dedicado en Facebook hablan de un elevado potencial de monetización en la plataforma. Y en Cantor Fitzgerald resaltan que aunque el número de anuncios en la red social pueda estar próximo a un pico, el grupo en general todavía tiene múltiples negocios que aún no se monetizan, como Whatsapp y Messenger, con más de 1.000 millones de usuarios cada uno.

Por todo esto, la estrategia de inversión en centros de datos e ingeniería es considerada una estrategia adecuada para sacar el máximo potencial a largo plazo a los negocios de la compañía.

Dependencia
En cualquier caso, lo evidente es que Facebook depende de los ingresos por publicidad y eso lo tiene muy claro Zuckerberg. La red social es especialmente cuidadosa con la cantidad de anuncios que tienen que soportar sus usuarios, para intentar no sobrecargarlos y que acaben siendo molestos para la navegación.

Quizás por eso Facebook es el gigante que es. Analistas como Victor Anthony, de Axiom Capital, ya ha destacado un dato muy importante: los ingresos publicitarios de Facebook están creciendo a una velocidad más de dos veces superior a los de la matriz de Google, Alphabet.

Fuente: El Independiente




Los ‘chatbots’ de Facebook, la última amenaza para la banca

los-chatbots-de-facebook-la-ultima-amenaza-para-la-banca-001

La compañía de Zuckerberg permite a sus usuarios de Messenger realizar pagos a empresas externas a través de sus ‘cerebros’ de Inteligencia Artificial. Cuando Mark Zuckerberg abre la boca, sube el pan. Si dice que el futuro del entretenimiento será la realidad virtual, la industria se vuelca de lleno a desarrollar nuevas gafas, gráficos y simulaciones.

Si habla de un concepto desconocido para la mayoría de los mortales, véase los chatbots, se convierte al segundo en trending topic. Así ocurrió en abril durante su conferencia F8, donde anunció que su red social lanzaría una plataforma abierta para albergar a estos pequeños cerebros de Inteligencia Artificial.

Su misión es facilitar la vida de los usuarios. Que quiere una pizza… Pídasela al chatbot desde la aplicación de mensajería instantánea de Facebook, Messenger. Que va a ir al cine… Entérese de la cartelera con una sencilla pregunta. Pero parecía que Zuckerberg había pasado algo por alto. Parecía. La plataforma social acaba de anunciar que sus mentes artificiales ya pueden aceptar pagos sin necesidad de enviar a los usuarios a webs externas.

Si el usuario confía en la aplicación para que conozca dónde está, con quién y cuándo, ¿no se va a fiar de que tenga su número de cuenta? Eso es. Con la información de la tarjeta de crédito de la persona, los bots pueden encargarse de hacer los pagos. Es decir, esa pizza y esa entrada de cine, se podrán comprar directamente desde Messenger. Para que nada falle, la compañía ya está trabajando con los principales actores del sector, desde PayPal, Visa, MasterCard hasta American Express.

Casi una quinta parte de los consumidores europeos estaría pagaría por servicios bancarios o de seguros de Google, Facebook o Amazon

Esto pone en jaque a la banca tradicional, incluso a las jóvenes empresas de tecnología financiera (las llamadas fintech), que se ven amenazadas por un gigante que ya se ha ganado el intangible más valioso para todos, la confianza del cliente y su afinidad con la marca. Casi una quinta parte de los consumidores europeos estaría dispuesta a pagar por servicios bancarios o de seguros de empresas tecnológicas como Google, Facebook o Amazon, según una encuesta de Fujitsu a 7.000 personas. Aunque los métodos tradicionales de pago aún mantienen su supremacía (un 44% aún utiliza efectivo en su día a día), los usuarios se muestran abiertos a utilizar nuevos sistemas: un 32% usa el móvil para pagar, un 22% los wearables y un 20% las criptomonedas como Bitcoin.

El CEO de Transferwise, Taavet Hinrikus, comparte esta visión. En la conferencia Tech in Asia Tokyo, ha asegurado que “en diez años un 30% de los servicios financieros pertenecerán a las compañías tecnológicas” porque el modelo de la banca tradicional está “desfasado” y a punto de “desmoronarse”. De ahí, el boom de las fintech. Pero su problema es que son unas desconocidas para el público frente a la omnipotencia de los gigantes de Silicon Valley.

No todo es cuestión de confianza, también de identidad digital. La nueva directiva de pagos europeo PSD2 permitirá que los clientes no tengan que introducir sus datos de pago cada vez que realicen una compra, sino que autorizará a su banco a compartirlos con terceros proveedores, sin intermediarios. Perfecto para los chatbots. “Habrá una pelea por ser el interface con el usuario final, y quien ocupe ese puesto será aquél capaz de ofrecer servicios más personalizados”, explica Jordi Gascón, EMEA Security Presales Lead de CA Technologies.

No es raro que el primer ejecutivo de Deutsche Bank, John Cryan, haya aconsejado a sus empleados que actúen como si trabajasen en una compañía tecnológica de Silicon Valley. La carrera ha comenzado.

Fuente: El Independiente