Saltar al contenido

Avance imparable del hardware, software e inteligencia artificial

hard-soft-ia-001

Desde que apareció el primer Intel z86 pasando por el 286, 386, Pentium hasta llegar al I7 extreme con 8 nucleos físicos y 8 núcleos virtuales con un total de 16 núcleos y con unas prestaciones de proceso y multitarea tremendas no ha pasado un periodo de tiempo muy largo, me estoy refiriendo al avance sufrido por el hardware en el nivel doméstico de la informática. En el nivel industrial se ha pasado del Eniac que sobre todo se dedicaba al calculo de trayectorias de misiles, que pesaba mas de una tonelada y que tenia miles de bombillas de vacío (se estropeaba una aproximadamente cada minuto, pero los cálculos que realizaba durante el tiempo que funcionaba compensaban para tener a unos cuantos técnicos solo cambiando dichas bombillas) hasta los modernos súper ordenadores que contienen en su interior decenas, cientos, inclusive miles de procesadores que las convierten en máquinas superpotentes capaces de realizar hasta 10.000 millones de operaciones por segundo, almacenar ingentes cantidades de información y atender a decenas, cientos o miles de usuarios que pueden conectarse desde cualquier parte del mundo utilizando Internet y el sistema Cloud, tampoco ha pasado un periodo de tiempo largo.
Este avance exponencial en el desarrollo tecnológico del hardware y también del software provocan que la informática avance de una forma desenfrenada.
Es inimaginable pensar que potencia tendrán tanto los equipos domésticos, como los industriales (servidores, grandes súper servidores) dentro de unos pocos años.
Además este avance acelera y revoluciona el proceso de avance en otros ámbitos tecnológicos como la automoción, la aeronáutica, la robótica, la medicina… o en el mundo del software la inteligencia artificial.
Hace no tanto veíamos películas de ciencia ficción que casi son ya realidad. Tengo un gran respeto a la fusión de la informática, con la robótica y con la inteligencia artificial.
A la Humanidad le gusta investigar y avanzar y por eso hemos llegado a donde estamos. pero perder el control sobre estas tecnologías que crean a su vez maquinas más sofisticadas e inteligentes me provoca una sensación de gran respeto.
Al igual que una máquina/robot se la dota de inteligencia artificial para que realice sus tareas de forma óptima la tortilla se puede dar la vuelta en cualquier momento y eso momento personalmente creo que ocurrirá en un futuro no muy lejano cuando se comience a perder el control sobre este tipo de maquinas.
Es cierto que los investigadores que desarrollan estas máquinas tan sofisticadas ponen mucho esfuerzo en su control pero más tarde o más temprano, por un error, por oscuros intereses o de forma consciente se producirá una incidencia que puede causar la perdida del control de una máquina. Si esa máquina se dedica a montar un vehículo probablemente ni nos enteremos pero si su función es controlar un sistema de drones militares (maquinas voladoras con capacidad de tomar decisiones según su software de inteligencia artificial) o de la gestión del control de un sistema de misiles, la situación se nos puede complicar bastante.
Hasta ahora no ha pasado y daremos un voto de confianza a los investigadores que crean y dotan de inteligencia artificial a estas máquinas para que nunca se pierda el control de estas creaciones humnas en forma de máquinas, robots o dispositivos que han sido dotados de un software de inteligencia artificial que les hace funcionar y tomar decisiones de forma autónoma.

image_pdfimage_print
Scroll Up