Así funciona el frío en la conservación de alimentos

Hay un electrodoméstico que no puede faltar en cualquier vivienda. Podemos fregar a mano o llevar la ropa a la lavandería, pero necesitamos un lugar frío y seco donde guardar la comida. Ese lugar es el frigorífico, que ocupa un lugar privilegiado en nuestra cocina para separar los alimentos del calor. Gracias a este truco aprovechamos la química en nuestro favor.

Solo extrayendo el calor de un entorno cerrado como el de este aparato somos capaces de hacer que la comida dure mucho más, evitando tirarla, y mejorando notablemente nuestra salud al no ingerir alimentos en mal estado. Pero, ¿sabes por qué el frío conserva los alimentos? ¿O cómo evita el frigorífico la liberación de toneladas de CO2?

El frigorífico, técnicamente, no aporta frío

Nos ponemos académicos un par de párrafos para decir algo que puede no parecer obvio. Los frigoríficos no “dan frío”. Lo que hacen es quitar calor. En química no existe eso que coloquialmente llamamos frío, y se habla de energía de las moléculas. A más energía, más calor. A menor energía, menos calor.

El electrodoméstico de la fotografía de abajo funciona extrayendo calor del foco frío, es decir, de su interior, gracias a su compresor lineal LG Inverter. Podemos imaginarlo como una cinta transportadora de calor hacia el exterior, haciendo que su contenido baje de temperatura. Haciendo que dure más.

El electrodoméstico que siempre está enchufado

Antes de hablar de comida, otra nota: el frigorífico es el único electrodoméstico que siempre está enchufado y funcionando, por motivos obvios. Por ello merece la pena invertir en uno de bajo consumo, bajo impacto ambiental y larga duración. Todos estos puntos van de la mano con la reducción de emisiones, y los encontramos en el reto Smart Green de LG. Es parte de su compromiso con la ecotecnología, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente a través de medidas no solo en el proceso de fabricación de sus productos, sino también en su diseño.

Según estimaciones de la marca, sus frigoríficos reducen las emisiones de CO2 hasta en 1.820 kgCO2eq en menos de 10 años, y esa es precisamente la garantía comercial ampliada de su compresor lineal. Si lo llevamos al bolsillo del consumidor, se consigue reducir hasta un 70% el consumo de la factura de la luz asociada al frigorífico

El aumento de CO2 del siglo pasado y principios de este nos ha colocado en una situación precaria que hemos de solucionar entre todos. Según todos los informes estamos a 0,5ºC de superar un punto de no retorno de temperatura global.

Como compradores tenemos en nuestra mano cuidar de nuestros alimentos para que duren más, alargando su vida mediante la ausencia de calor y ausencia de bacterias; así como la responsabilidad de hacerlo, por las generaciones que vienen.

Pero, ¿por qué el frío conserva los alimentos?

Todos sabemos que el frío conserva la comida, aunque no todos entendemos el mecanismo tras ello, que es completamente diferente al de la sal y otros métodos del pasado. En esencia, temperaturas bajas hacen que las bacterias y otros organismos se reproduzcan más lentamente y, por tanto, que los alimentos tarden más en ser “colonizados” por estos pequeños seres.

La sal, por ejemplo, también “ataca” a las bacterias. Formalmente les roba su comida, que son las moléculas de agua. Al reducir la humedad, la sal termina por matar de hambre a las bacterias, aunque no es una forma muy saludable (ni económica) de mantener la comida comestible.

Tampoco lo fue el frío intermitente de las neveras. A diferencia del frigorífico, que extrae frío del interior, la nevera solo guardaba hielo. Si este se derretía, como era frecuente, la comida se echaba a perder. De ahí que los frigoríficos hayan terminado por ser el método más usado para conservar los alimentos.

Arriba podemos ver el crecimiento de algunas colonias bacterianas con la temperatura. En verde está la conocida E.Coli, cuya tasa de crecimiento se dispara a 39ºC pero que se detiene casi por completo si baja de 8ºC. De ahí que en frigoríficos como los LG, sus múltiples salidas de aire frío para refrigerar de forma homogénea ayuden también a eliminar las bacterias. Además su nueva tecnología Door Cooling, enfría un 32% más rápido y uniformemente con un sistema en cascada de aire, incluyendo los alimentos situados en las baldas de la puerta, garantizando la máxima frescura en todos los rincones.

Conservar la comida evita emitir CO2

Toda la comida que ponemos sobre la mesa tiene un impacto sobre nuestro ambiente. Incluso la local, aunque el impacto sea notablemente menor. Tanto estudios de otras partes del mundo, véase este de Iowa, como locales, este de Amigos de la Tierra para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, indican que nuestra comida ha recorrido miles de kilómetros antes de llegar a nosotros. Y eso genera mucho CO2.

Arriba observamos cómo entre 1995 y 2011 las exportaciones redujeron ligeramente su lejanía aunque, debido a un aumento del total de las mismas, el CO2 equivalente es muy superior al del siglo pasado. Desde nuestra casa, ¿podemos hacer algo por reducirlo?

Además de comprar comida de producción local, con emisiones de menos del 10% con respecto a las importaciones, también podemos evitar que la comida se estropee alargando su vida gracias al frío. En otras palabras, evitar tirarla a la basura.

Según los últimos datos de FESBAL, la Federación Española de Bancos de Alimentos, “una tercera parte de los alimentos que se producen en el mundo no llegan a ser consumidos”. En las viviendas hay pérdidas de comida que rondan el 42% y Ángel Franco, director de comunicación de FESBAL, analiza los motivos:

  • El 72% de los consumidores tiran alimentos porque no se organizan bien en la compra.
  • Un 50% porque no congelaron en su momento.
  • El 37% porque sobró comida en el plato.

Pensemos en una compra de alimentos de la que tenemos que tirar parte por mala conservación. Será como si hubiésemos emitido CO2 a la atmósfera. Comprar de forma organizada, usar bien el frigorífico y servir porciones más moderadas ayudarán a minimizar el impacto sobre el medio ambiente.

Ni demasiado frío, ni demasiado calor

A la hora de conservar los alimentos no vale cualquier temperatura. De poco servirá, por ejemplo, meter la fruta en el congelador. Del clásico cuento de hadas conocido como ‘Ricitos de Oro’ aprendimos que no debe hacer ni demasiado frío ni demasiado calor. Por eso los frigoríficos LG dividen su espacio interno en varias áreas:

  • el cajón Fresh Balancer, que optimiza los niveles de humedad y permite que frutas y verduras duren hasta un 20% más;
  • o el cajón Fresh Converter, un cajón multitemperatura que permite regular entre -2ºc y +2ºC la temperatura en función del alimento que introduces. Por ejemplo, -2ºC es la temperatura perfecta para las cervezas y la carne.

Se recomienda, en líneas generales, entre 2ºC y 8ºC para el frigorífico. Así alargaremos la vida de los alimentos frescos que, además de ser más saludables, suelen ser más asequibles que los procesados y, desde luego, dependen de muchos menos residuos plásticos si los compramos a granel.

Los residuos están tan en el punto de mira como el consumo de energía o la liberación del CO2. Con respecto a este último factor algunas marcas han empezado a plantar bosquespara compensar parte de sus emisiones, como es el caso de los 47 millones de árboles que se ha propuesto plantar LG al año, uno por persona. Una iniciativa con la que la marca pretende invitar a la ciudadanía a la acción por un futuro energéticamente sostenible.

Fuente: xataka.com




El robot Curiosity halla en Marte nitrógeno, esencial para la existencia de vida

Foto: Curiosity, el robot explorador de la NASA en Marte. (EFE)

Curiosity, el robot explorador de la NASA en Marte. (EFE)

Es la primera misión que permite a la comunidad científica detectar y cuantificar nitrógeno en este planeta. Estos nitratos se formaron por «colisiones de asteroides» que entraron en su atmósfera

El robot Curiosity halló distintas cantidades de nitrógeno, componente esencial para la existencia de vida, en algunas rocas de la superficie de Marte, informó este lunes la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que coadyuvó en la investigación.

Durante una presentación conjunta con la NASA, el doctor Rafael Navarroexpuso que el robot encontró durante su inspección por el imponente cráter Gale nitratos en distintas cantidades, las cuales fueron disminuyendo debido a las variaciones en la atmósfera que experimentó el planeta.

«Podemos ver que en los estratos más bajos (del cráter), que corresponden a los más antiguos, las concentraciones de nitratos son más altas. Pero conforme el robot asciende esas concentraciones disminuyen», expuso el científico, colaborador con la agencia especial estadounidense desde hace casi 20 años. Las cantidades de nitratos se corresponden con una atmósfera rica en hidrógeno en algún momento. No obstante, con el paso del tiempo «ese hidrógeno disminuyó», apuntó Navarro.

El experto atribuyó la formación de esos nitratos a «colisiones de asteroides» que entraron en la atmósfera del planeta. También podría ser debido a luz ultravioleta o incluso a relámpagos, fenómeno que actualmente ya no se da en Marte. «Conforme pasó el tiempo hubo menos hidrógeno y esto podría haber creado la extinción de vida en Marte», agregó. Esta disminución se debe a cambios en la atmósfera a lo largo de millones de años. Precisamente el objetivo de Curiosity era realizar un estudio exhaustivo del pasado del planeta rojo para entender si hubo vida y que ocurrió con ella.

Por su parte, la científica espacial Jennifer Stern apuntó durante su participación en la conferencia que «cualquier tipo de forma que pueda almacenar información, como es el caso del ADN, requiere de este nitrógeno fijo».

Hasta el momento Curiosity ha recorrido 12 kilómetros durante 6 años en los que ha perforado 17 rocas que ha analizado mediante el Analizador de Muestras en Marte (SAM, por sus siglas en inglés) que lleva en su interior. SAM logra calentar las rocas a una temperatura superior a 800 grados centígrados para así liberar gases que permitan identificar minerales presentes en ellos.

En su turno de palabra, el científico Christopher Mckay recordó la importancia del nitrógeno y del hidrógeno para la vida. «Si alguna vez soñamos con tener vida sustentable en Marte necesitamos que existan estos componentes», apuntó.

Navarro también realizó una comparativa entre la Tierra y su vecino más cercano, indicando que probablemente la vida surgió más o menos al mismo tiempo en ambos planetas, hace entre 3.250 y 3.800 millones de años. «Son dos ambientes diferentes (Marte y la Tierra) pero parecidos porque más o menos en el mismo momento se estaban formando los alimentos para los seres vivos«, apuntó.

Al referirse a seres vivos en todo momento aludió a condiciones de vida microscópica. Si bien en el planeta Tierra la vida evolucionó, en el caso de Marte sigue existiendo la gran incógnita de qué ocurrió con aquellos seres vivos. Una de las respuestas podría ser que estos se adentraron en el subsuelo marciano «cuando la atmósfera de Marte se perdió por completo y se enfrió».

Por el momento, esta es la primera misión que ha permitido a la comunidad científica detectar y cuantificar nitrógeno en Marte.

Fuente: elconfidencial.com




Estos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más

Estos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más

Así como hay alimentos muy saciantes y nutrientes de los mismos que favorecen la reducción de la ingesta, hoy te mostramos que algunos componentes de tus alimentos pueden empujarte a comer más y por lo tanto, es clave evitarlos si no quieres caer en excesos, así como mejorar el control del peso corporal.

Glutamato monosódico

Glutamato

El gutamato monosódico es un aditivo, concretamente el aditivo E-621 también llamado GMS, sal china, ajinomoto o umami que se utiliza como potenciador del sabor en muchos productos procesados y sobre todo, en ultraprocesados.

Este componente que prevalece en sopas y caldos concentrados, en algunos snacks o salsas comerciales y en muchos platos listos para consumir puede incrementar la palatabilidad de los alimentos y así favorecer su consumo.

Ya en el año 1990 se observó en un estudio que esta sustancia incrementaba concretamente la ingesta de alimentos al aumentar hasta un 40% el apetito y en roedores se ha encontrado que esto puede deberse a una reducción de la hormona leptina que en nuestro organismo produce saciedad y favorece el control del peso al intervenir en el balance energético.

Alcohol

Glasses 919071 1280 1

Es sabido que el alcohol es un ingrediente a evitar en nuestra dieta si buscamos adelgazar porque ofrece calorías y puede reducir la quema de grasas. Sin embargo, además de ello resulta un componente que puede incentivarnos a comer más.

Según una investigación publicada en la revista Nutrición Hospitalaria, el alcohol incrementa el apetito al reducir en el organismo hormonas y neurotransmisores anorexígenos o que producen saciedad así como también, incrementar sustancias orexígenas tales como la hormona grelina o el neuropéptido Y que estimulan el hambre y también los deseos de comer sin necesidad fisiológica.

Entonces, las bebidas alcohólicas son ingredientes a evitar en nuestros platos si buscamos no caer en excesos al momento de comer y sobre todo, si queremos perder peso o reducir los niveles de hambre y apetito al máximo.

Sal

Sal

La sal, presente incluso en el glutamato monosódico, es un componente habitual en nuestros platos que solemos agregar para incrementar el sabor de los mismos.

Así, la sal y el sodio sobre todo presente en la misma aumenta la palatabilidad de los alimentos y de esta forma estimula su consumo como ha sido probado en una investigación de Brain Research.

Asimismo, un estudio publicado en 2016 concluyó que el consumo excesivo de sal nos conduce hacia una ingesta excesiva de calorías y como si fuera poco, es un factor que promueve el comportamiento adictivo respecto a la comida.

Entonces, si no queremos comer en demasía, nada mejor que limitar el consumo de sal y de todo aquello que lo contenga.

Azúcar

Muffins 1844458 1280

Los hidratos de carbono simples o de fácil asimilación que comúnmente conocemos como azúcares, estimulan la ingesta de alimentos y promueven la ganancia de peso como se ha observado en roedores.

Los azúcares vuelven más apetecibles y placenteros los alimentos, por ello, también son una de las sustancias con efecto adictivo más difundido en la actualidad.

Como si fuera poco, un estudio publicado en la revista Appetite confirma que los azúcares provocan hiperfagia, es decir, nos incentivan a comer más y ello puede deberse en parte a la respuesta metabólica que ocasiona su consumo, entre otros factores.

Así, si queremos reducir el umbral de dulzor y perder el gusto por lo dulce, lo mejor que podemos hacer es quitar las chucherías de la dieta y poco a poco reducir el consumo de azúcar añadido o azúcares libres que son los que específicamente nos empujan a comer más.

Grasas (en exceso)

Chips 3737973 1280

Aunque las grasas son necesarias en la dieta habitual, y sobre todo aquellas insaturadas como el omega 3, el omega 6 o el omega 9, todo aquel alimento que presente una gran concentración de grasas resulta altamente palatable y ello reduce la saciedad.

La palatabilidad dada por la alta ingesta de grasas incentiva el consumo de alimentos y es un factor que con el tiempo nos empuja a comer más como señala un estudio publicado en 2010.

Nueve alimentos ricos en grasas saludables que los nutricionistas recomiendan
EN DIRECTO AL PALADAR

Nueve alimentos ricos en grasas saludables que los nutricionistas recomiendan

Y aunque las investigacionesno han mostrado diferencias entre los tipos de grasas, se espera que los ácidos grasos insaturados que más beneficios reportan para la salud produzcan saciedad mientras que no sucedería lo mismo con grasas saturadas y grasas trans.

Además, no podemos olvidar que las fuentes de grasas trans son habitualmente ultraprocesados en los cuales no sólo podemos encontrar muchas grasas sino también, glutamato monosódico, azúcar y sal en grandes cantidades, todos factores que nos empujan a comer más.

Ya sabes, si estás intentando adelgazar o no aumentar de peso, necesitas moderar la ingesta de estos cinco componentes de tus alimentos que pueden empujarnos a comer más.

Fuente: directoalpaladar.com




Cerumen en los oídos: qué hacer para eliminar la cera fácilmente

Consejos para eliminar el cerumen en los oídos

Tener cerumen en los oídos es absolutamente normal, pero cuando éste es excesivo ¿qué podemos hacer para eliminar la cera de forma fácil y sencilla? Te explicamos algunos métodos útiles.

Mantener un cuidado y una limpieza de nuestros oídos es fundamental, dado que de esta forma conseguiremos evitar de manera más o menos efectiva problemas auditivos, y sobre todo la molesta, incómoda y dolorosa infección de oídos.

Pero no solo es necesario mantener una adecuada higiene, también es fundamental cuidarlos externamente para evitar la pérdida de audición, que cada vez ocurre a edades más tempranas.

Consejos para eliminar el cerumen en los oídos

¿Cómo podríamos cuidar nuestros oídos externamente? En realidad es sumamente sencillo. En primer lugar no deberíamos abusar de los auriculares, y en caso de utilizarlos descansar media hora por cada 2 horas que los usamos, bajar el volumen de aquello que estemos escuchando y retirarlos inmediatamente si sentimos una especie de silbido en los oídos (es el síntoma que nos indicará que los hemos estado usando durante muchísimo tiempo).

Pero ¿sabías que tendemos a cometer muchos errores cuando limpiamos nuestros oídos internamente? Aunque no lo creas, los bastoncillos de oídos pueden no ser adecuados, especialmente si los utilizamos de forma inadecuada (que es probablemente lo que siempre estemos haciendo).

De hecho, solo deberíamos utilizarlos para limpiar la parte externa del oído, y nunca introducirlos en el canal auditivo, ya que corremos el riesgo de ocasionar laceraciones y peligrosos traumatismos que podrían terminar por desencadenar una otitis o infección en el conducto auditivo.

¿Qué es el cerumen que aparece en los oídos?

Aunque en un primer momento pensemos en la cera de oídos como un incómodo “visitante” de nuestros oídos, poco higiénica y molesta, lo cierto es que cumple dos importantísimas funciones. Por un lado ayuda a combatir las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo ya que contiene sustancias químicas especiales que cumplen este fin.

cera-oidos

Por otro lado, actúa como un auténtico escudo entre el tímpano y el mundo exterior, de manera que la cera es capaz de atrapar la suciedad, el polvo y otras cosas extrañas que se introducen en nuestro oído. Digamos que la cera ayuda a que no puedan avanzar más internamente.

Es fabricada en el conducto auditivo externo de forma totalmente natural gracias a la presencia de unas glándulas especiales que la producen. Consiste en una sustancia de color amarillento y apariencia cerosa que es secretada por nuestro oído con el fin de limpiar, lubricar y proteger el oído.

No te pierdas: Cómo saber si tienes un tapón de cera en los oídos

¿Cómo eliminar el cerumen de nuestros oídos adecuadamente?

Mantén una higiene diaria adecuada

La realidad es que es común y normal que la cera desaparezca sola de nuestros oídos, ya que es habitual que de forma totalmente natural los oídos la expulsen cuando nos bañamos y nos lavamos el pelo.

Por ello, cada vez que estemos en la ducha, es adecuado mojarnos con cuidado el oído en la ducha siempre con agua tibia. Luego limpiarnos la zona más externa del oído con ayuda de una toalla fina.

Aplícate una solución de agua y sal

Se trata de un método natural realmente efectivo, que además destaca por ser fácil de elaborar y de aplicar. Solo necesitas una cucharada de sal y media taza de agua. Para prepararlo solo tienes que calentar el agua y mezclar la sal en ella.

Cuando esté tibio remoja una pequeña bolita de algodón, inclina el oído hacia arriba y exprime algunas gotitas de esta solución en él.

higiene-cerumen-oidos

Opta por el agua oxigenada

El agua oxigenada es también otra de las opciones naturales para eliminar el cerumen de los oídos, probablemente el más popular y conocido. Y su preparación y aplicación es igualmente sencilla.

Solo necesitas mezclar en una taza a partes iguales el agua oxigenada de porcentaje bajo (entre 3% o 4%) con la misma cantidad de agua. Por ejemplo, mezclar la mitad de una taza de agua por la mitad de una taza de agua oxigenada o peróxido de hidrógeno.

Utiliza una bolita pequeña de algodón, remójala en la mezcla y exprime unas gotas de ésta en los oídos.

Fuente: natursan.net




Nueve productos de acabado para que tu pelo aguante perfecto las horas (y más horas) de bodas y otros eventos esta primavera

Nueve productos de acabado para que tu pelo aguante perfecto las horas (y más horas) de bodas y otros eventos esta primavera

En plena primavera es momento de prepararse para las bodas y eventos que tenemos esta temporada. ¿Nuestro objetivo? Que sea cual sea tu hairstyle, aguante intacto todo el día (y toda la noche).¿Quieres una melena de leona con un plus de volumen? ¿O sumarte a la tendencia efecto wet? ¿Unas ondas que no decaigan con el paso de las horas? Para cada estilo traemos los productos infalibles.

Bajo estas líneas nueve productos de acabado infalibles con los que asegurar tu hairstyle en tus bodas y eventos de esta primavera 2019.

Rizos bajo control

Una melena rizada nos ofrece diferentes posibilidades: con más volumen, unas ondas más surferas o con el rizo más marcado. Elige el estilo deseado para la ocasión y tu look aguantará intacto.

Keastase
  • Aura Botanica Eau de Vagues de Kérastase.Ideal aplicarlo tras usar la tenacillas para lograr una onda no tan marcada, más surfera y hippie. Disponible en LookFantastic por 29,45 euros21,95 euros.
Beachwaves
  • L’Oréal Professionnel TECNI ART beach waves. Spray fijador que proporcionará a tus ondas un aspecto despeinado y desenfadado. Disponible en Perfume’s clubpor 19 euros8,89 euros.

Look intacto hasta que salga el sol: los fijadores infalibles

Si queremos un look que se mantenga intacto a lo largo de toda la velada los productos fijadores serán tu mejor aliado. Elige uno para antes del secado y además protegerás tu pelo del calor.

Gripc Ream
  • Crema de peinado Wella EIMI Grip Cream. Aplicar antes de secar para lograr fijar el peinado. Disponible en LookFantastic por 15,95 euros.
Hair Texture Drytexturespray 6 1
  • Spray texturizante seco. Spray enriquecido con aceite de argan para crear peinados con textura y fijación duradera. Disponible en Amazon por 28,82 euros.
laca
  • Wella Professionals EIMI Mistify Me Strong Hairspray 500ml. Responsable de fijar tu peinado a lo largo de 24 horas. Disponible en LookFantastic por 18,95 euros.

Volumen de leona

Una melena con movimiento y volumen es algo con lo que todas soñamos. Para ello hazte con uno de estos productos: lucirás una melena con más cuerpo y unas raíces despegadas del cuero cabelludo. ¿Nuestro consejo? Aplica el producto antes del secado y realízalo conscientemente de raíz a puntas.

Weleda Extra Vol
  • Espuma volumen Wella EIMI Extra Volume Mousse. Espuma para proporcionar volumen y cuerpo al cabello. Disponible en LookFantastic por 16,95 euros.

Brillo extra

Para que nuestra melena brille y brille nuestro consejo es aplicar un producto de brillo después de tratarla y lograr el hairstyle deseado. Además, ayuda a controlar los pelitos rebeldes que no consigamos fijar.

brillo ghd
  • Spray brillo ghd final shine. EL producto ideal si quieres un extra de brillo en tu look final. Disponible en El Corte Inglés por 17,50 euros.

Efecto wet

Grease marco una época, un punto de inflexión en el cine y el look de sus protagonistas no iba a ser menos: el efecto wet y las melenas engominadas se convirtió en lo más. Treinta años después, el efecto wet es una opción por la que las celebrities se inclinan con frecuencia para pisar la alfombra roja y que a nosotras nos encanta para las ocasiones especiales. Antes de aplicar el producto recuerda emulsionarlo con las palmas de las manos.

Shu Uemura
  • Cera definición Shu Uemura Art of Hai en Lookfantastic por 30,45 euros22,95 euros
Sebastian Craft
  • Cera moldeadora SEBASTIAN PROFESSIONAL CRAFT CLAY (50G). Producto texturizante y modelante formulado con minerales de la tierra. Disponible en LookFantastic por 22,95 euros

Fuente: trendencias.com




Estos son los siete ingredientes que, aunque parecen muy sanos, deberías evitar en tu cocina

Estos son los siete ingredientes que, aunque parecen muy sanos, deberías evitar en tu cocina

Si quieres cuidar tu salud mediante una dieta adecuada en este nuevo año es importante ser críticos al momento de escoger qué comer, por ello, te mostramos los siete ingredientes que aunque parecen muy sanos deberías evitar en tu cocina. Toma nota:

Bebidas o «leches» vegetales
1366 20001

Por ser de origen vegetal siempre las consideramos mejor alternativa que la leche de vaca tradicional u otra leche animal, sin embargo, estas bebidas tan usadas en dietas veganas pueden esconder una gran cantidad de azúcar en su composición.

De hecho, en el proceso de reducir el azúcar de mi dieta tuve que eliminar la «leche» de almendras que consumía porque superaba el 10% de azúcar añadida, por lo tanto, lo mejor si escogemos bebidas vegetales es mirar con atención el listado de ingredientes y si contienen azúcar bajo cualquiera de sus nombres, evitarlos.

En su reemplazo mejor optar por «leches» vegetales hechas en casa o sin sabores que son las que menos azúcar poseen, o bien, escoger aquellas 0% azúcar añadido para la elaboración de nuestros platos.

Miel y jarabes vegetales

1366 20002

La miel y los jarabes de maíz, de fruta, de algarroba, de arce, de ágave y otros son considerados los reemplazos perfectos al azúcar que buscamos reducir en nuestra dieta sin embargo, como señala la OMS, son igualmente azúcares libres que debemos limitar en nuestro día a día si buscamos cuidar la salud.

Todos, al igual que el azúcar de mesa, la glucosa o la fructosa añadida a los alimentos como tal se absorben rápidamente, por lo que perjudican la salud si nos excedemos con su consumo y por ello, deberíamos evitarlos en nuestros platos.

En su reemplazo, mejor acudir a azúcar contenido en alimentos, no libres y siempre de origen natural como pueden ser dátiles, plátano, puré de manzana o manzana rallada, canela y demás.

Azúcar moreno

Sugar 1354787 1280

Al igual que el caso anterior, el azúcar moreno es considerada la alternativa de azúcar sano porque no se refina y ello le permite conservar determinados nutrientes buenos para el organismo como potasio, calcio y magnesio.

Sin embargo, el azúcar moreno es también un azúcar libre que se absorbe rápidamente y que por ello, induce cambios metabólicos nocivos en el cuerpo. Deberíamos evitar su consumo tanto como el azúcar de mesa blanco, la miel y los jarabes y en su reemplazo, usar alimentos que endulzan naturalmente o endulzantes sin calorías como la stevia.

Fiambre de pechuga de pavo

1366 20003

La pechuga de pavo es una de las carnes más magras y con más proteínas, pero el fiambre de pechuga de pavo no es igual, pues aunque concentra muchas proteínas con pocas grasas, suelen contener grandes cantidades de sal añadida, así como azúcares y harinas refinadas en forma del almidón que deberíamos reducir en la dieta y reemplazar por integrales.

Incluso las versiones consideradas más sanas como la pechuga de pavo «Libre» de Campofrío concentra azúcares y gran cantidad de sal en su interior.

En su reemplazo, nada mejor que emplear la pechuga de pavo o de pollo fresca, que podemos cocinar y cortar en lonchas sin añadir nutrientes que en nada contribuyen al logro de una dieta sana.

Caldos de verduras comerciales

1366 20006

Si son de verduras ¿qué pueden tener de malo? La realidad es que se trata de un producto ultraprocesado en los cuales si bien podemos distinguir el sabor a verduras varias, encontramos diversidad de aditivos que son responsables de la gran cantidad de sal que poseen los mismos.

Entre los aditivos se encuentra el glutamato monosódico, un resaltador del saborque entre otras cosas se ha asociado a más apetito así como a mayor riesgo de obesidad, por lo tanto, si buscamos comer mejor y cuidar la línea, nada mejor que evitar los caldos comerciales y optar siempre por versiones caseras, sin aditivos.

Surimi

1366 20004

Es el aliado de muchos al momento de consumir pescado sin demasiado esfuerzo, sin embargo no es otra cosa que carne procesada de pescado que en su interior esconde desde gran cantidad de sal hasta azúcares y harinas refinadas.

Poco tiene de pescado y por ello, no es beneficioso como creemos, sino que por ser carne procesada deberíamos reducirlo en nuestra dieta habitual.

En su reemplazo mejor emplear conservas de pescado como sardinas enlatadas, atún al natural u otras que sí son pescados y aunque poseen más sodio, conservan buenas grasas y un gran aporte de proteínas de calidad para sumar a nuestros platos.

Yogures y leches fermentadas de sabores

1366 20005

Aunque los yogures y leches fermentadas son productos con mínimo grado de procesamiento y pueden ofrecer grandes ventajas al momento de cocinar más sano, no todas las opciones son iguales, sino que aquellas de sabores concentran mucho azúcar en su interior.

Entre todas las opciones, lo mejor es acudir a yogures y leches fermentadas naturales, desnatados o no porque la grasa de los lácteos no es mala como pensábamos antes, sino que el problema es el azúcar que añaden al saborizar el producto industrialmente o añadir diferentes agregados como frutas o cereales por ejemplo.

Cuanto más simple mejor y por ello, mejor leche fermentada o yogur natural para cocinar más sano.

Ya sabes, no es oro todo lo que reluce y por ello, si buscas cuidar tu dieta debes observar con detalle los ingredientes que vas a sumar a tus platos, pues aunque muchos parecen sanos, no lo son en absoluto.

Fuente: directoalpaladar.com




Volkswagen T-Cross: llega el nuevo SUV ‘made in Spain’

Volkswagen T-Cross

Las primeras unidades del Volkswagen T-Cross, el nuevo SUV urbano que la marca fabrica en Navarra, llegarán el próximo mes al mercado.

Volkswagen completa su familia SUV con la llegada el mercado del nuevo urbano T-Cross, que se suma al T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg. El T-Cross se fabrica en la planta española de la marca en Navarra para toda Europa y toma como base la plataforma del Seat Arona, Volkswagen Polo, Seat Ibiza o Skoda Kamiq. Se ofrece en tres niveles de acabado (Edition, Advance y Sport) y su precio parte de 18.990 euros.

Ofrece un interior generoso y un maletero cuya capacidad parte de 385 litros además de una gran dotación tecnológica tanto a nivel de conectividad como en el apartado de ayudas a la conducción, donde equipa Front Assist con frenada de emergencia en ciudad y detección de peatones, aviso de salida del carril, asistente de arranque en pendiente, etc. El salpicadero está presidido por una pantalla táctil de ocho pulgadas, cuenta con carga por inducción para el móvil, tomas USB de serie y puede disponer de cuadro de instrumentos digital (es de serie en el acabado Sport y es el único modelo de su clase que lo ofrece). Además cuenta con grandes posibilidades de personalización.

En el apartado mecánico contará de momento con dos variantes de gasolina y un diésel. En gasolina, el 1.0 TSI se ofrece con 95 y 115 caballos, el primero solo con cambio manual de cinco velocidades y el segundo con cambio manual de seis marchas o automático DSG de doble embrague y siete relaciones. Y en diésel la alternativa es el 1.6 TDI con 95 caballos y los dos tipos de cambio disponibles. Más adelante se sumará una versión 1.5 TSI con 150 caballos.

Fuente: libertaddigital.com




Siete productos que deberías evitar en tu cocina si buscas adelgazar

Siete productos que deberías evitar en tu cocina si buscas adelgazar

Al momento de perder peso de forma saludable, es fundamental incluir en nuestra dieta alimentos de calidad que favorezcan el cuidado del organismo. Pero también es importante reducir la ingesta de alimentos insanos, por ello, te mostramos siete productos que deberías evitar en tu cocina y en tu dieta si buscas adelgazar.

Azúcar de mesa

Sugar 298242 1280

El azúcar blanco, refinado o de mesa que todos conocemos no es más que fuente de calorías sin nutrientes buenos para el organismo. Se absorbe rápidamente y por ello no sacia sino que además, puede favorecer el almacenamiento de grasas y tener un efecto adictivo en nuestro cuerpo incentivándonos cada vez más a su consumo.

Es un azúcar libre o añadido que se recomienda evitar en la dieta diaria y por ello, ya sea como endulzante o al momento de cocinar, aconsejamos reducir al máximo su consumo si quieres perder peso.

En su reemplazo proponemos usar stevia como endulzante u otros edulcorantes artificiales y no azúcares, o bien, pasta de dátiles, plátano pisado y frutas u hortalizas ricas en azúcares naturales para endulzar por ejemplo, tortitas, bizcochos y demás.

Harinas blancas o refinadas

Harinarefinada

Las harinas son ampliamente usadas por nosotros al momento de elaborar masas de tartas, panes o galletas. Sin embargo, siempre es cuestión de escoger las mejores alternativas para nuestros platos, siendo en este caso recomendable evitar las harinas blancas o refinadas.

En su reemplazo podemos acudir a harinas 100% integrales o de grano entero, a copos de avena o harinas de legumbres que poseen más fibra y proteínas, sacian más y no predisponen al sobrepeso y la obesidad como sí lo hacen las harinas refinadas según expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Con harinas integrales o granos enteros podemos elaborar igualmente panes, masas de tartas, muffins y galletas de gran sabor pero mucho más nutritivos y saciantes.

Fiambres y embutidos

Ham 653836 1280

Los fiambres y embutidos son una opción sencilla al momento de cocinar y muchas veces se suman a tostas, tartas, pizzas, empanadas o incluso, ensaladas.

Son ingredientes calóricos, ricos en sal y que en su interior poseen muchas más grasas que las carnes frescas e incluso, pueden contener harinas refinadas y azúcares. Aun alternativas como el fiambre de pechuga de pavo que pueden parecernos muy sanas no son aconsejables en una dieta equilibrada.

Son carnes procesadas que deberíamos evitar si queremos adelgazar con saludy en su reemplazo, siempre mejor emplear carnes frescas cocidas y fileteadas o bien, opciones más nutritivas como salmón o bacalao ahumado, atún al natural o en aceite y otras conservas de pescado.

Surimi, gulas y otros procesados de pescado

Surimi

Al igual que lo que ocurre con la mayor parte de los fiambres y embutidos, encontramos a nuestra disposición variedad de derivados del pescado que no son más que otra opción procesada de mala calidad.

Ejemplos de ellos son el surimi, las gulas o los palitos de merluza que tienen un porcentaje (a veces muy reducido) de pescado en su interior y que pueden incluir azúcares añadidos y nutrientes de mala calidad como mucho sodio o grasas en su interior.

Asimismo, suelen tener como aditivo glutamato monosódico que incrementa el apetito y por ello, resultan contraproducentes cuando buscamos perder peso.

Por ello, al momento de adelgazar recomendamos evitar su uso en la cocina y reemplazar siempre que sea posible por pescado fresco o bien, por mariscos congelados o conservas de pescado.

Bebidas alcohólicas

Wine 982191 1280

El alcohol aporta muchas calorías con pocos nutrientes al organismo, dificultando la quema de grasas y estimulando el apetito mediante la liberación de hormonas como la grelina.

Por ello, al momento de perder peso debemos evitar el uso de bebidas alcohólicasen la cocina, pues el alcohol puede no evaporarse por completo y aun así, en muchos casos poseen azúcares que continuarán presentes en nuestros platos.

Para acompañar las comidas, lo mejor es el agua o bebidas sin calorías, especialmente sin alcohol ni azúcares que son ingredientes a reducir cuando buscamos adelgazar y cuidar la salud al mismo tiempo.

Miel y siropes

Sirope

En el afán de conseguir más nutrientes, muchos empleamos sustitutos del azúcarde mesa blanco o refinado como la miel o los siropes, que además, son 100% naturales.

Sin embargo, son opciones que también se asimilan rápidamente y cuyo principal nutrientes son los hidratos simples, entonces, son también azúcares libres o añadidos que deberíamos reducir.

Son una alternativa más que parecen saludables pero que deberíamos evitar en nuestra dieta si buscamos adelgazar, acudiendo en su reemplazo a edulcorantescomo la stevia u otros.

Cacao soluble

Cocoa 174872 1280

Es una derivado del cacao pero contienen una gran proporción de azúcar en su interior, por lo que no son recomendables al momento de comer más sano par adelgazar.

El cacao puede ser muy saludable, con muchos antioxidantes y minerales. Sin embargo, el cacao soluble como el Cola-cao o el Nesquik son alternativas poco aconsejables debido al azúcar añadido que poseen en su interior y a las muchas calorías que ofrecen.

Elevan la apetencia por lo dulce o el umbral de dulzor y por ello, deberíamso evitarlos y cambiar siempre que sea posible por cacao puro en polvo o chocolate con alto grado de pureza (más de un 60% de cacao).

Cuando buscamos adelgazar, deberíamos evitar estos siete productos en la cocina y reducir los ultraprocesados al máximo en la dieta habitual con el objetivo de lograr una alimentación más nutritiva y saciante que nos ayude a perder kilos.

Fuente: directoalpaladar.com




René Furterer lanza Triphasic Reactional, para combatir la caída del cabello que llega con el calor (y el estrés)

René Furterer lanza Triphasic Reactional, para combatir la caída del cabello que llega con el calor (y el estrés)

Con el cambio de estación vuelve la caída sistemática del pelo. Que además se ve acuciada por otros factores, como el estrés, las dietas drásticas, medicamentos, los cambios climáticos bruscos o la velocidad con la que vivimos el día a día.

Este es un problema que afecta y preocupa a muchísimas personas, por lo que René Furterer ha querido aportar su granito de arena. Se llama Triphasic Reactional y es el tratamiento anticaída más novedoso de la firma francesa.

En la mayoría de los casos se debe al estrés celular

La pérdida de cabello afecta a una gran cantidad de personas, que andan a la búsqueda de ponerle freno con una solución efectiva y rápida. El primer paso es identificar el problema que, en la mayoría de los casos, se debe al estrés celular que activa la inflamación de los folículos pilosos. Al hincharse impiden la salida de nuevos cabellos y pierden los que ya tienen, volviéndose vagos e inactivos.

Además, durante la inflamación se libera una molécula TNF Alpha, que inhibe el ciclo pilar, provocando que el vello caiga de forma prematura, repentina y cuantiosa. El laboratorio de René Furterer se ha centrado en encontrar un bloqueador de este ciclo para minimizar los efectos del estrés celular y devolver el equilibrio al cabello.

rene furterer perdida pelo ampolla anticaida
Triphasic de René Furterer

Aunque la firma ya tenía productos orientados a esta pérdida de cabello, ahora han querido mejorarlos con el compuesto de origen natural Lotus Mineral y su línea Triphasic Reactional, una respuesta que, según René Furterer, es más completa y eficaz. Así nacen las ampollas Triphasic Reactional, que prometen el fortalecimiento, recuperación del grosor, fuerza y vigor del cabello.

Esto lo consiguen gracias a su composición de Lotus Mineral que minimiza el efecto del estrésen la piel y el cuero cabelludo. También contiene adenosín trifosfato, una molécula orgánica que producimos en nuestro cuerpo y que se convierte en una fuente esencial de energía para el crecimiento del cabello. El resultado que prometen con este tratamiento anticaída es que «fortalece y nutre el bulbo capilar para un cabello más resistente, más fuerte.»

rene furterer perdida pelo ampolla anticaida

Las ampollas se aplican una vez a la semana sobre el cuero cabelludo después de lavarse el pelo, masajeando para asegurar su penetración. Tienen efecto no graso y aroma a menta y eucalipto, por lo que dejan la melena con sensación de frescor y limpieza. Se venden en un pack de 12 ampollas y su precio está en torno a los 30 euros, por lo que estaremos cubiertos tres meses. Y según la propia firma no tiene efecto boomerang, así que se puede dejar de utilizar cuando el problema esté resuelto sin volver a perder cabello.

Fuente: belleza.trendencias.com




Cómo lograr que un alimento que has odiado siempre te acabe gustando

Cómo lograr que un alimento que has odiado siempre te acabe gustando

Casi todas las personas podemos nombrar alimentos que, aseguramos, no nos gustan. Los hay que aparecen con más frecuencia en la lista –casquería, pescados, verduras…– y los hay que menos –carnes, dulces, pasta…–, pero la aversión tiene casi siempre las mismas características: es irracional y, en muchos casos, condicionada.

Puede que nos guste la salsa de tomate, pero no el tomate natural, o tengamos un rechazo absoluto a la cebolla en crudo, pero nos encante cuando se sirve caramelizada. “Es por la textura”, solemos decir. Pero, en realidad, las causas de este rechazo suelen ser bastante más complejas.

No existe una explicación única para el rechazo a un alimento, pero, excepto en la infancia, no suele estar relacionado con condicionamientos biológicos. Cierto es que existen intolerancias y alergias que nos impiden comer unos alimentos, pero esto no significa que no nos gusten: la mayoría de los celiacos están deseando comer pan, y les gustaba antes, aunque les sentara de pena. En demasiadas ocasiones las intolerancias o alergias se utilizan como excusa para no tomar ciertos alimentos, lo que puede llegar a ocasionar verdaderos problemas nutricionales. Solo un diagnóstico médico puede confirmar tal cosa.

El rechazo a determinados alimentos suele tener un origen puramente psicológico

Sí existen evidencias científicas de diferencias genéticas que hacen que algunas personas sean más sensibles a ciertos químicos en los alimentos, algo que se ha estudiado sobre todo en torno al cilantro, un alimento que tiene muchas opiniones encontradas —o lo amas o lo odias–. Pero hay personas con más sensilibilidad a su sabor a los que les encanta, y otras sin ella que lo rechazan. No existen por tanto determinantes genéticos claros que expliquen nuestro rechazo visceral a ciertos alimentos.

La explicación más aceptada para el “no me gusta” es un rechazo de tipo puramente psicológico –y, por lo tanto, modificable–, que se origina por dos motivos principales.

“No me gusta” tipo 1: no lo has probado

Recazho Comida 3

Hay personas que rechazan ciertos alimentos simplemente porque no los conocen. “Si tu familia nunca te ha expuesto a un alimento, nunca lo vas a consumir”, explica Adriana Oroz, de Alimmenta, una clínica de nutricionistas en Barcelona. “Hay gente que arrastra esto toda la vida. Si no ves la necesidad de probar un alimento concreto, porque comes más o menos de todo, igual no pasa nada, pero si estás viajando quizás te ves obligado a probarlo, te meten un alimento que no esperabas, lo pruebas y te gusta”.

Este es un condicionamiento de tipo cultural, y es la razón por la que ciertos alimentos gustan en unas culturas y no en otras. Si nunca hemos comido insectos probarlos produce rechazo, pero si hubiéramos aprendido a comerlos desde niño, como ocurre en otras partes del mundo, los comeríamos encantados. La razón por la que a los chinos no les gusta el queso es la misma por la que a nosotros nos resulta desagradable la medusa: son alimentos que no existen en nuestras respectivas culturas.

“No me gusta” tipo 2: tienes un trauma

Rechazo Comida2

Como explica Oroz a Directo al Paladar, cuando tenemos una mala experiencia con un alimento –ya sea porque nos han obligado a comerlo, nos hemos visto a consumirlo con demasiada frecuencia o nos ha sentado mal– generamos un trauma que, si no se trata, puede durar toda la vida.

Como explica en The AtlanticAnthony Sclafani, neurobiólogo del Broklyn College, si enfermamos y asociamos este malestar a un alimento desarrollaremos una aversión automática, que no siempre es fácil de eliminar.

Es muy habitual rechazar ciertas bebidas alcohólicas solo porque hemos tenido una mala experiencia con ellas

Si comes un alimento y experimentas náuseas o vómitos tu cerebro culpará a ese alimento. Eso es cierto incluso si sabes en tu fuero interno que la comida (o la bebida) no tiene la culpa. Es muy habitual rechazar ciertas bebidas alcohólicas solo porque hemos tenido una mala experiencia con ellas, y es que es más sencillo tener una mala experiencia con el alcohol que con cualquier otro tipo de bebida o alimento. No es que no te guste el whisky, es que te bebiste el Lago Ness y basta que lo huelas para que te entren ganas de vomitar.

Este es el motivo, explica Sclafani, por el que a las personas con cáncer a menudo se les aconseja que conviertan a determinados alimentos durante la quimioterapia en “chivos expiatorios”. Para evitar crear una asociación entre los efectos secundarios el tratamiento y la dieta normal de un paciente se les pide que traten de seguir una dieta distinta, de la que no sea tan problemático prescindir, al menos por un tiempo.

Rechazo Comida4

La infancia, origen del trauma

Muchos de nuestras preferencias y rechazos alimenticios se generan en la infancia. Antes incluso de que nazca un bebé, lo que come una madre puede influir en lo que le gustará a su hijo, porque la dieta afecta el líquido amniótico, y esa influencia continúa en los meses posteriores al nacimiento hasta el fin de la lactancia. “Si una madre come mucho ajo, la leche tiene un sabor a ajo, y su bebé aceptará más el ajo que el bebé de una madre que no come ajo”, asegura Sclafani.

Pero cuando realmente se asientan nuestros gustos, y se producen los traumas más duraderos, es durante la infancia. Si siendo pequeños asociamos recuerdos negativos a un alimento, ya sea porque nos lo impusieron o nos sentó mal, podemos arrastrar el rechazo durante toda la vida.

Es cierto que muchas cosas que no nos gustan de pequeños acaban gustándonos de mayores. Esto ocurre, sencillamente, porque, siendo conscientes de que el rechazo es irracional, hemos hecho un esfuerzo porque cierto alimento nos acabe gustando. “De pequeños no somos capaces de controlar esto, pero de mayores somos más conscientes y tenemos capacidad de reflexionar sobre la causa de la aversión hacia un alimento y darle una segunda oportunidad”, explica Oroz.

Bebe Istock

Existe otra razón por la que nuestros gustos se amplían cuando nos hacemos mayores. El gusto hacia un alimento es una mezcla de su sabor, textura y aroma y aunque nuestra percepción de los dos primeros no cambia a medida que crecemos si lo hace la de la tercera. Las personas pierden sensibilidad olfativa a medida que envejecen, lo cual es una razón importante por la que muchas personas parecen superar las aversiones de la infancia: un alimento cuyo olor resultaba demasiado intenso para un niño, se torna suave cuando somos adultos.

Los niños tienen, además, preferencias por los sabores dulces, pero rechazan los amargos. Y esto si tiene un sentido biológico. Como explica en un estudio de 2015 la doctora Nuala K. Bobowski, los niños adoran los dulces porque son los alimentos con más calorías y tienen un rechazo innato por los sabores amargos para protegerse de la ingesta de venenos, que están asociados a este sabor.

Callos

Cómo aprender a comer de todo

Existe información a patadas sobre cómo lograr que los niños coman de todo, y hay un consenso en torno a la conveniencia de no obligar nunca a los infantes a ingerir algo que rechazan, pues esto es, precisamente, lo que puede generar traumas para toda la vida.

El rechazo a un alimento generalmente se puede superar con una exposición suave y constante

“Hay que tener en cuenta la presión y la imposición con la que se mete el alimento”, explica Oroz. “Si un alimento no gusta de una manera se puede servir de otra”. La clave, en cualquier caso, es ser pacientes.

Los niños requieren una exposición continuada a los alimentos que más rechazan –que, lamentablemente, son los más saludables–, pero irán aceptando estos alimentos si los padres los ingieren de manera habitual y se les van ofreciendo poco a poco.

Y ahora viene la parte más interesante: la técnica para lograr que de adultos nos acabe gustando un alimento que rechazamos es exactamente la misma que hay que aplicar con los pequeños.

El rechazo a un alimento generalmente se puede superar con una exposición suave y constante. Los adultos también deben hacer algo que los niños realizan de forma instintiva: ponerse un alimento en la boca y luego sacarlo, sin obligarse a tragar. Eso permite que una persona se acostumbre a un sabor o textura sin asociarla necesariamente con una reacción física negativa, ya que tragar algo que no se disfruta puede ser desagradable y no hace más que aumentar el trauma.

Como apunta Oroz otra clave, que también sirve con los niños, es probar el alimento en presentaciones distintas, ya sea cocinándolo de otra forma o acompañándolo de otros alimentos que sí nos gustan.

Al final, si quieres que te guste algo te acabará gustando. No hay motivo para que no sea así.

Fuente: directoalpaladar.com