Todo lo que tienes que saber sobre las BCAAs o aminoácidos de cadena ramificada: para qué sirven, cómo y cuándo tomarlos

Todo lo que tienes que saber sobre las BCAAs o aminoácidos de cadena ramificada: para qué sirven, cómo y cuándo tomarlos

¿Qué son los aminoácidos?

Los aminoácidos son una serie de moléculas que componen las proteínas. Las proteínas son a su vez macromoléculas que forman parte de cada célula del cuerpo y además de producir enzimas, hormonas o neurotransmisores también forman parte de la sangre, huesos o músculos. 

Existen 20 aminoácidos de los cuales 9 son esenciales. Esto quiere decir que el cuerpo no puede sintetizarlos en cantidades significativas por sí mismo por lo que deben ser introducidos a través de la dieta. El resto de aminoácidos son conocidos como no esenciales y no es necesario incluirlos mediante la dieta ya que el cuerpo puede producirlos en las cantidades adecuadas por sí solo. 

El cuerpo para la síntesis o construcción de proteínas ya sean musculares o de cualquier otro tipo necesita aminoácidos. Debido a que los aminoácidos no esenciales puede producirlos el propio cuerpo, el factor limitante para la síntesis de proteínas es que el cuerpo disponga de todos y cada uno de los aminoácidos esenciales en cantidades suficientes. 

Los BCAAs en concreto forman parte de los aminoácidos esenciales y son tres de ellos: leucina, isoleucina y valina. Reciben un nombre diferente debido a la particularidad de que presentan una cadena lateral ramificada en su estructura. La creciente fama de los BCAAs en el sector de la suplementación viene de que los BCAAS o mejor dicho, la leucina en concreto, tiene una gran capacidad para estimular una de las vías de señalización celular anabólicas más importantes: la mTORC1 (mammalian target of rapamycincomplex 1 o diana de rapamicina en células de mamífero).

¿Qué efectos tienen los BCAAs sobre la ganancia de masa muscular?

Los BCAAs y la síntesis de proteínas

En primer lugar hay que decir que gran parte de los estudios que observan efectos positivos de los BCAAs sobre la síntesis de proteínas están realizados en roedores. Los procedimientos y las dosis usadas en estos estudios no son aplicables a humanos debido a las diferencias fisiológicas y de las vías de señalización celulares.

No obstante en humanos se sabe que aunque la administración de BCAAs, principalmente por su contenido en leucina, pueden estimular la síntesis proteica, es necesaria la administración del resto de aminoácidos esenciales para que la respuesta sea óptima. En el estudio citado, la respuesta en la síntesis de proteínas fue un 50% menor cuando se administraron BCAAs que cuando se administró proteína de suero o caseína. Aunque los BCAAs sí que aumentaron un 22% la síntesis de proteínas, no consiguieron hacerlo tanto como la proteína completa. 

Todo esto puede explicarse debido a que para la construcción de proteínas musculares el cuerpo necesita de todos los aminoácidos esenciales, por lo que administrar BCAAs en cantidades masivas no conseguirá incrementar la síntesis de proteínas más allá de cierto punto porque hay uno o varios aminoácidos limitantes que no están en cantidades suficientes para favorecer este proceso. 

El concepto de aminoácido limitante o rate limiting amino acid en inglés, viene a decir que si aportas una gran cantidad de BCAAs pero limitada en el resto de aminoácidos esenciales, la síntesis de proteínas se verá limitada no por el aporte de BCAAs, sino por el aporte insuficiente de aminoácidos esenciales. Es como si tuvieras muchos ladrillos para construir una casa. Está genial, pero es que para construir una casa necesitas más cosas: madera, cristal, metal…

Sea como sea, el resumen es que para construir músculo necesitamos una síntesis de proteína que supere a la degradación de la misma y para provocar una síntesis de proteína alta y duradera hace falta todo el abanico de aminoácidos esenciales, no solo tres de ellos. 

Los BCAAs y la vía de señalización anabólica mTORC1

Pearl Harbor 80388 960 720

Como hemos dicho anteriormente, los BCAAs por su contenido en leucina estimulan una de las vías anabólicas de señalización celular más importantes, la mTORC1. Síntesis proteica y señalización celular no son lo mismo aunque sean necesarias las dos junto con el entrenamiento de fuerza para provocar un crecimiento muscular

Es necesario explicar esto ya que muchas personas creen que con activar el “interruptor” de la vía mTOR es suficiente para provocar un crecimiento muscular y esto no es así. Si fuera así no haría falta ni entrenar. 

Para explicar la relación entre síntesis proteica y señalización celular podemos compararlo con la obra de un edificio. Al comienzo de la obra puedes llamar a todos los gremios: albañiles, electricistas, carpinteros o fontaneros…pero resulta que al llegar se encuentran con un saco de cemento, un puñado de cables y una tubería y se dan cuenta que aunque estén todos los necesarios (señalización celular) para construir el edificio (síntesis proteica), no es suficiente con ese poco material (los BCAAs sin el resto de aminoácidos esenciales). 

En resumen, con el uso de BCAAs puedes estimular la vía mTOR pero no puedes hacer que la síntesis proteica se maximice ni en magnitud ni en duración. 

¿Qué efectos tienen los BCAAs sobre la recuperación muscular?

Otro de los beneficios que se atribuyen a los BCAAs es su efecto positivo sobre la recuperación del entrenamiento a través de una atenuación del daño muscular. Realmente la comunidad científica todavía no se ha puesto de acuerdo sobre este tema ya que existen estudios que sí que observan estos efectos mientras otros no lo hacen. 

En un estudio reciente, los BCAAs disminuyeron el dolor muscular después de un entrenamiento excéntrico intenso pero resulta que cuando se repitió el protocolo en el contexto de una dieta con al menos 1.2 gramos de proteína por kilo de peso estos efectos fueron inapreciables. Aquí se puede ver como es más importante el consumo total diario de proteína que el consumo de BCAAs. 

En este otro estudio de 2010, se observó como los BCAAs disminuyeron el dolor muscular de los hombres desentrenados que participaron en el estudio tras tomar 14 gramos diarios de BCAAs durante los tres días posteriores al entrenamiento pero no hubo cambios en la función muscular. 

No obstante, la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva (ISSN) ha declarado que hace falta más investigación para afirmar si los BCAAs son un suplemento capaz de mejorar la recuperación tras el entrenamiento, sobre todo en el contexto de una dieta lo suficientemente alta en proteína. 

¿Qué efectos tienen los BCAAs sobre la fatiga en los deportes de resistencia aeróbica?

Blur 1281675 960 720

Durante el ejercicio se liberan ácidos grasos al torrente sanguíneo. Estos ácidos grasos son transportados por la albúmina, una proteína transportadora, que también puede transportar triptófano. Debido a esta competencia entre ácidos grasos y triptófano, queda más cantidad de triptófano libre en sangre el cual puede viajar hasta el cerebro, atravesar la barrera hematoencefálica y aumentar la síntesis de serotonina, un neurotransmisor que aumenta la fatiga. 

Para que el triptófano atraviese la barrera hematoencefálica necesita un transportador. Este transportador es el mismo que usan los BCAAs para cruzar esta barrera por lo que surge la hipótesis de que aumentar el consumo de BCAAs puede hacer que estos compitan con el triptófano y no permitan que gran parte de el atraviese la barrera hematoencefálica y genere fatiga. 

Pero esta hipótesis no está demostrada ya que a día de hoy solo hay un estudio antiguo de 1998 que observa una mejora en el rendimiento al tomar BCAAs mientras otros no lo hacen. 

Entonces ¿debo tomar BCAAs?

Realmente si tu dieta ya aporta la cantidad suficiente de proteínas no es necesario. Estamos hablando de cantidades de proteína de entre 1.5 y 2.5 gramos por kilo de peso corporal dependiendo de la persona, actividad física y objetivo. Cubrir estas cantidades es relativamente común y fácil para la mayoría de personas. 

No obstante si deseas consumir BCAAs recuerda que es importante que estos vayan acompañados del resto de aminoácidos esenciales si tu objetivo es la ganancia de masa muscular.

Si eres deportista de resistencia y crees que merece la pena probarlos para reducir la fatiga las dosis habituales de consumo son de unos 20 gramos de BCAAsdonde al menos haya una cantidad de entre 2 y 10 gramos de leucina. El momento de consumo puede ser antes, durante o después de entrenar. 

Normalmente los suplementos de BCAAs se venden con ratios de 2:1:1 o 4:1:1 donde siempre hay mayor cantidad de leucina. Los suplementos de 2:1:1 son suficientes, ya que más leucina como hemos visto, no producirá ningún efecto adicional.

Fuente: vitonica.com




“El Big Bang nunca existió”: una nueva teoría física investiga las vidas pasadas del Universo

"El Big Bang nunca existió": una nueva teoría física investiga las vidas pasadas del Universo

A estas alturas del partido, todo el mundo da por descontado que, al principio, fue el Big Bang. Todo empezó con un chasquido de dedos cósmico, una enorme explosión que dio origen a todo lo conocido y por conocer. La del Big Bang no solo es la teoría cosmológica más popular de los últimos 50 años, sino que se trata de un acuerdo de mínimos entre la física contemporánea y la cosmovisión occidental del origen (y el eventual final) del Universo.

Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo. Y en este ámbito es especialmente relevante porque la teoría del Big Bang, lejos de resolver todos los problemas sobre el origen del Universo, lo que hace es echar un cerrojo epistemológico. Es decir: lo que nos dice es que hay un punto más allá del cual no podremos saber nada jamás. Juliano César Silva Neves, un físico de la Universidad de Campinas en Brasil, está convencido de que los que se empeñan en cerrar la física con el Big Bang son unos aguafiestas cosmológicos: el Big Bang no solo no fue el origen de todo, sino que posiblemente ni siquiera existió.

El Universo es un acordeón

Bandoneon

La idea que expone Neves en General Relativity and Gravitation no tiene nada de nuevo: que el Universo es cíclico, un enorme acordeón de materia y tiempo, y que por ello no es necesario recurrir a ese momento casi mítico y alejado llamado Big Bang. Y, para demostrar que esta idea es sostenible, recurre a un viejo modelo para describir los agujeros negros.

¿Que qué tienen que ver los agujeros negros con el origen del universo? “Sólo existen dos tipos de singularidades en el universo”, responde Neves: el Big Bang y lo que ocurre más allá del horizonte de sucesos de los agujeros negros. Si somos capaces de construir un modelo que resuelve una sin recurrir a conceptos oscuros, no hay razón por la que no podamos construir un modelo para la otra.

Las singularidades no existe

fgfgDavid Trowbridge

Como de costumbre, parece más sencillo de lo que es. El consenso generalizado entre los expertos es que, haya lo que haya dentro de los agujeros negros, todo se vuelve tan infinitamente complejo que se nos escapa. La teoría de la relatividad de Einstein enmudece y la física cuántica da palos de ciego.

Son el ‘equivalente’ perfecto para conceptualizar lo que pasaba antes de Big Bang. Y como señala Neves para apoyar su tesis, no todos los modelos explicativos de los agujeros necesitan de una singularidad para explicarlos. En 1968, un físico llamado James Bardeen propuso otra solución. Publicó una forma de describir los agujeros que no requerían de esa singularidad: los agujeros negros regulares.

A nivel más básico, Bardeen señaló que la masa dentro de un agujero negro podía describirse usando una función que relacionara la densidad con la distancia del centro (sin tener que asumir que era homogénea). Es decir: la masa se comporta exactamente igual que fuera del agujero solo que en un contéxto de superdensidad.

De los Agujeros Negros al origen del Universo

Black Hole 1159020 1920

Neves coge ese modelo y lo usa para explicar el Big Bang sin necesidad de recurrir a una singularidad cosmológica. Y lo curioso es que, aplicando el modelo de Bardeen al desarrollo del Universo (es decir, creando un modelo que no solo tenga en cuenta el tiempo, sino también el volumen) no se hace necesario recurrir a un evento exponencial para explicar el proceso.

Lo que emerge es una imagen del Universo como “una sucesión eterna de universos con fases de expansión y contracción alternas, un universo cíclico”, sentencia Neves. La tarea ahora es encontrar evidencias de que el Universo rebota. Es decir, no abata con que encaje todo: necesitamos encontrar las trazas de los Universos pasados en este.

No es muy probable que las encontremos y la teoría (aún) deja mucho que desear, pero sin lugar a dudas, todos los intentos de romper el ‘cerrojo’ del Big Bang son bien recibidos por aquellos que nunca dejamos de aspirar ir un paso más allá.

Fuente: xataka.com




El consumo habitual de bebidas energéticas puede contribuir a la obesidad y una peor salud oral

El consumo habitual de bebidas energéticas puede contribuir a la obesidad y una peor salud oral

Las bebidas energéticas son cada vez más consumidas por los más jóvenes, llegando con frecuencia a su exceso y por lo tanto, a conocer sus consecuencias en el cuerpo humano. Más allá del efecto de estas bebidas a corto plazo, un reciente estudio realizado en Reino Unido evaluó el consumo de su impacto a largo plazo llegando a la conclusión de que las bebidas energéticas pueden contribuir a la obesidad y una peor salud oral.

Azúcar, acidez y mucha cafeína contra la salud

En el estudio antes mencionado se evaluaron cinco bebidas energéticasmuy populares en Reino Unido, de las cuales, tres se consumen habitualmente en España: Rockstar, Red Bull y Monster.

Con el fin de conocer el impacto de las bebidas energéticas sobre la salud oral y sobre el desarrollo de obesidad, se evaluó el ph de las bebidas, el contenido en cafeína y la proporción de azúcar así como de otros componentes (nutritivos o no) de los productos evaluados.
Tras el análisis, la investigación concluyó que todas las bebidas energéticas evaluadas tienen un ph por debajo del valor crítico (5,5) asociado con la erosión dental. Además, son bebidas ricas en azúcar en su mayoría y aportan cafeína, otros compuestos ácidos y demás componentes que en nada contribuyen a la salud oral sino todo lo contrario.

Asimismo, son bebidas ricas en sodio y junto al azúcar y sus calorías que no sacian pueden contribuir a la obesidad si se consumen de forma habitual.

En España, las alternativas disponibles también son ricas en azúcar libre o añadido, excepto las alternativas “zero” o “low carb”, pero todas aportan sodioen apreciables cantidades y cafeína como se puede ver en la siguiente tabla:

BEBIDAS CALORÍAS AZÚCAR SODIO CAFEÍNA
MONSTER ENERGY 48 Kcal 11 g 80 mg 32,5 mg
MONSTER LO-CARB 9 Kcal 1,4 g 80 mg 30 mg
RED BULL 45 Kcal 11 g 80 mg 32 mg
RED BULL ZERO 4 Kcal 0 g 0,04 mg 19 mg
ROCKSTAR 59 Kcal 14 g 0 mg 64mg
ROCKSTAR SUGAR FREE 3 Kcal 0 g 50 mg 33 mg
BURN 60 Kcal 14,5 g 0,04 mg 36,8 mg
BURN ZERO 2 Kcal 0 g 0,05 mg 36,8 mg
MISSILE 45 Kcal 11 g 0,19 mg 30 mg

Todo esto nos indica que las bebidas energéticas no son recomendables para un consumo habitual y que su exceso puede ser perjudicial tanto a corto plazocomo a largo plazo, pudiendo dañar la salud oral y también predisponer a la obesidad si escogemos sobre todo, opciones azucaradas.

Fuente: vitonica.com




La primera molécula del Universo: tras décadas tras ella, acabamos de descubrir una de las piezas clave del amanecer de la química

La primera molécula del Universo: tras décadas tras ella, acabamos de descubrir una de las piezas clave del amanecer de la química

Nunca sabremos qué pasó exactamente, pero nos lo hemos imaginado muchas veces. Durante años, los investigadores han creído que cuando los restos del Big Bang se comenzaron a enfriar y los elementos empezaron a tontear entre ellos, la primera molécula que surgió fue el hidruro de helio. Fue el primer enlace, el “Amanecer de la química”.

Sin embargo, en nuestro mundo actual no es fácil de encontrar. Ni siquiera allá en las estrellas.

Cosas de cuando el universo era aún un crío

Ngc 7027

Habíamos sido capaces de sintetizarla en el laboratorio en 1925, pero poco más. El motivo es que el helio es, en general, un gas poco sociable. Precisamente por eso, tiene un papel fundamental en la química del universo primitivo y estudiando cómo se forma en en el medio interestelar. Si éramos capaces de encontrarlo, podríamos aprender sobre cómo fueron aquellos primeros momentos.

Sin embargo, durante todos esos años y, sobre todo, desde la década de los 70, los astrónomos se han afanado por encontrar estas molécula formada de nuevo en el corazón de las nebulosas planetarias o en fenómenos de este tipo. No fuimos capaces de encontrarla, no daba señales de vida.

Hasta ahora. A 3000 años luz de la Tierra en la nebulosa planetaria NGC 7027, el Observatorio Estratosférico para la Astronomía Infrarroja (SOFIA, por sus siglas en inglés), un enorme telescopio integrado en un Boeing 747, ha encontrado grandes cantidades de hidruro de helio en los restos de lo que alguna vez fuera una estrella parecida al Sol.

“Esta molécula estaba al acecho, pero necesitábamos los instrumentos adecuados para hacer las observaciones en la posición correcta y, gracias a SOFIA, hemos conseguido hacerlo al fin”, explicaba Harold Yorke, director del SOFIA Sience Center. Ahora queda un reto aún mayor, entender cómo con esos ladrillos se empezó a todo lo demás.

Fuente: xataka.com




La dieta mediterránea y los mitos científicos: así te ayuda a perder peso y sus efectos en la salud

La dieta mediterránea y los mitos científicos: así te ayuda a perder peso y sus efectos en la salud

La dieta mediterránea, a día de hoy, es un sello de calidad: se emplea para denotar lo saludable que es un alimento. Y lo cierto es que, en su comienzo, todo lo que amparaba la dieta mediterránea es más saludable, en términos generales.

Ahora, sin embargo, la ambigüedad del término ha permitido que se cuelen numerosos productos y hábitos que se alejan mucho de la premisa inicial. Pero no hay que olvidar que los estudios avalan lo que llamábamos dieta mediterránea en sus orígenes.

Dieta mediterránea, ¿qué es y cómo aparece?

La conocida como dieta mediterránea comienza con la investigación de las enfermedades del corazón. Al principio, la dieta mediterránea aparece como consecuencia de estos estudios: los investigadores observaron que en el entorno mediterráneo, especialmente en Grecia e Italia, había una menor incidencia de enfermedades coronarias.

La primera hipótesis llegó sola: seguramente de debía a la dieta. Efectivamente, al dieta en este entorno se diferenciaba de otras europeas por tener mucha más cantidad de vegetales, aceites de calidad, frutas, cereales enteros, legumbres, patatas, frutos secos y semillas. A su vez, se consume menos productos animales, con algo de pescado, huevos y lácteos, pero poca carne roja.

Photo 1465820822201 81a31e55c2a4

En apenas seis décadas, el término ha sido utilizado en multitud de contextos, haciendo referencia a todo tipo de productos independientemente de si se pueden relacionar al concepto inicial. Así, las patatas fritas de bolsa, pero con aceite de oliva, los yogures griegos, pero cargados de azúcares, las galletas María, pero con aceite de palma, etc., se marcan irresponsablemente dentro de productos de “dieta mediterránea”.

Pero, insistimos, ¿qué es la dieta mediterránea? Es un tipo de patrón nutricional que aboga por la frugalidad, por consumir muchos más productos vegetales que animales, que emplea el aceite de oliva en su cocción y elaboración, pero con mesura. Y nada más. A pesar de ello, como hemos visto, cualquiera se apropia de la denominación, la cual no está legislada en ningún sitio, creando confusiones y generando situaciones ridículas, a veces.

PREDIMED, la evidencia científica

Esto es triste porque la dieta mediterránea, como tal, sí que tiene una buena base científica. En concreto, hablemos del PREDIMED, el mayor reto de investigación sobre nutrición realizado en España. Este comenzó en 2013 y constituye uno de los mayores esfuerzos científicos para evaluar la prevención de las enfermedades cardiovasculares a través de la dieta mediterránea.

En el participaron 7.447 personas con un alto riesgo cardíaco y que se dividieron en tres grupos con tres dietas distintas: uno con dieta mediterránea más un extra de aceite de oliva; otro con una dieta mediterránea más un extra de frutos secos; y un tercero con dieta baja en grasas para el grupo de control.

No se restringió la cantidad de calorías ni se aumentó la actividad física para poder observar los efectos de la dieta en sí. El experimento se llevó a cabo durante varios años y de él se extrajeron varias conclusiones. Entre ellas, por ejemplo, que la dieta mediterránea ayuda a reducir, al menos, entre un 28 y un 30% el riesgo combinado de sufrir un ictus, ataque al corazón o muerte por enfermedad cardiovascular.

También se encontró un interesante descenso de colesterol, menor incidencia de enfermedade metabólicas y numerosos efectos beneficiosos para combatir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por si fuera poco, también se comprobó su eficacia igual o superior para reducir el pesos y controlar mejor los niveles de azúcar e insulina en sangre.

¿Cómo nos ayuda la dieta mediterránea a reducir el peso?

¿Y cómo nos ayuda a perder peso? Las razones son numerosas y complejas: En primer lugar, es una dieta con gran cantidad de fibras vegetales y mucha agua, ambos relacionados con la menor asimilación de grasas y azúcares y una pérdida de peso. El reducir los ultraprocesados y el azúcar libre hasta eliminarlo es una parte natural de este tipo de dietas

Además, también elimina una gran cantidad de grasas de origen animal. Los aceites y las grasas de origen vegetal, así como las que provienen de los pescados azules, son de gran calidad y se asocia a un mejor metabolismo de los azúcares y las grasas.

Dieta Mediterranea Italia

El aporte protéico, procedente de legumbres, verdura y fruta, acompañado de algo de lácteos y huevos, es de gran calidad. La dieta mediterránea coincide en muchos aspectos con la dieta DASH, la cual también tiene una efectividad comprobada en reducir las cardiopatías y el peso.

Flexitarianismo, el rebranding de la dieta mediterránea

Con la llegada de la sana moda de adquirir hábitos saludables, surge la necesidad de adaptar algunos conocimientos. Al igual que la dieta mediterránea ha servido para revalorizar productos que no son buenos para la salud, hay quien ha cogido sus valores básicos y los han convertido en algo nuevo. Es así como nace el flexitarianismo.

Aunque podemos remontarnos a un inicio distinto, relacionado con el veganismo “flexible”, el valor de la dieta mediterránea está vigente en el flexitarianismo de manera evidente. Este modelo nutricional consiste en una dieta mayormente vegetariana pero incluyendo productos animales en una proporción mucho más pequeña. O lo que es lo mismo, añadir a la dieta mucha más cantidad de vegetales, aceites de calidad, frutas, cereales enteros, legumbres, patatas, frutos secos y semillas a la vez que reducimos los productos animales.

En otras palabras, la dieta mediterránea de la que hablamos desde un primer momento. Hay que aclarar que el flexitarianismo, al igual que la dieta mediterránea, no tienen sentidos por sí mismos, sino dentro de un contexto de hábitos saludables, que incluyen una mayor actividad física.

También hay quien opina que este tipo de alimentación, llevada a escala global, podría ayudar a solucionar algunos de los múltiples problemas a los que se enfrenta la humanidad actualmente: el exceso de producción de animales, la increíble huella de carbono que supone y, el gasto excesivo de agua.

En cualquier caso, está claro que este tipo de dietas, llamémoslas como queramos, tiene beneficios comprobados y una sólida base científica para promoverlos. Eso sí, sin olvidar que una vez que está hecha “la marca”, aunque sea de manera involuntaria, habrá quien trate de aprovecharse de ella a costa de su espíritu, por lo que más vale ser críticos y estar informados.

Fuente: xatakaciencia.com




Probamos el Mercedes-Benz CLA 2019: un coupé de cuatro puertas que es mucho mejor que el anterior

Probamos el Mercedes-Benz CLA 2019: un coupé de cuatro puertas que es mucho mejor que el anterior

La segunda generación de este coupé de cuatro puertas, hermano pequeño del Mercedes-Benz CLS, es ahora un coche mucho más cómodo, sólido y capaz que antes, y luce un diseño que en persona convence notablemente más que en fotografías. Nosotros lo acabamos de probar para contarte todos los detalles.

Como viene siendo habitual, el CLA Coupé 2019 es ahora más grande que su predecesor, en concreto 4,8 centímetros más largo –4,69 metros– y 5,3 centímetros más ancho, si bien su altura es 2 milímetros inferior. En todo caso, lo más significativo es el crecimiento en ancho de vías: 6,3 centímetros en el eje delantero y 5,5 centímetros en el eje trasero.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

Nuevo aspecto e interior puesto al día

De un primer vistazo el nuevo CLA Coupé ya se nota más maduro, ya que su nuevo aspecto le transfiere una imagen más lujosa y de mayor empaque que antes. El frontal está más inclinado hacia delante (la marca lo llama ‘morro de tiburón’), los faros son bastante más estilizados, cuenta con la parrilla de efecto diamante y también son nuevos los pilotos traseros o el paragolpes, que ahora aloja la matrícula (antes iba más arriba, en la tapa del maletero).

A pesar de la mayor anchura del modelo (que se fabrica en la planta de Kecskemét, en Hungría), la superficie frontal se mantiene, lo que permite un Cx de 0,23 (0,22 el primer CLA). Por su parte, la oferta de llantas cuenta con opciones en diferentes diseños y de entre 16 y 19 pulgadas de diámetro, con neumáticos de serie en dimensiones de 205/60 R16 a 225/40 R19.

El cambio más interesante y significativo es el del habitáculo, que se pone al día de igual forma que lo hizo el Clase A, es decir, con un nuevo diseño general (salpicadero a dos alturas, difusores de aire redondos, etc…), cuadro de instrumentos 100 % digital unido a una pantalla multimedia, volante de nueva generación con mandos táctiles integrados, touchpad en la consola…

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

El cuadro de instrumentos digital y la pantalla multimedia están disponibles en tres tamaños, como en el Clase A. Las configuraciones son dos pantallas de 7 pulgadas (de serie), una pantalla de 7 y otra de 10,25 pulgadas, o bien dos pantallas de 10,25 pulgadas en la versión tope de gama. No nos acaba de convencer que haya únicamente USB tipo C en el habitáculo, aunque se puede pedir opcionalmente una superficie de carga inalámbrica para smartphones.

Como cabía esperar, el sistema multimedia MBUX es de última generación, e incluye de manera opcional el asistente “Hola Mercedes” con reconocimiento de voz o el navegador con realidad aumentada. Otras interesantes opciones son el Head-Up Display o equipo de sonido Burmester 3D.

Además de diversos materiales disponibles para las molduras decorativas y tapizados (microfibra, madera de poro abierto, aluminio, imitación de carbono, etc…), la marca ofrece dos tipos de asientos según el acabado. Por un lado los llamados confort (línea Progressive), disponibles opcionalmente con ventilación y calefacción, y por otro los asientos deportivos (línea AMG).

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

El acceso a las plazas traseras no es tan cómodo como podría ser debido precisamente a la caída del techo hacia la zaga, aunque no requiere de contorsionismos. Una vez dentro, con el asiento del conductor ajustado para una persona de 1,80 meros de altura, alguien de la misma talla tiene espacio de sobra para las piernas (como cuatro dedos) pero espacio justo para la cabeza, lo que obliga a escurrirse en el asiento para no rozar con el techo.

En lo que a maletero se refiere, la capacidad se ha reducido un poco con respecto a la anterior generación, concretamente 10 litros, para un total de 460 litros, si bien ha ganado en sus cotas de anchura máxima (11 centímetros más) y longitud máxima (2,4 centímetros extra), por lo que resulta más utilizable que antes, ya que además la boca de carga tiene una forma más amplia y práctica.

Oferta de motores

En España la gama de motorizaciones para el CLA Coupé 2019 cuenta con tres opciones de gasolina y dos diésel, si bien más adelante se podría añadir otra versión más de gasolina. Veamos en detalle cada uno de los propulsores que se ofrecen.

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
  • CLA 180: La variante de acceso a la gama es un bloque 1.3 litros turbo (M 282) con 136 CV de potencia y un par motor máximo de 200 Nm. De serie se asocia a un cambio manual de seis marchas y anuncia un consumo medio de entre 5,5 y 5,7 litros (NEDC). Despacha el 0-100 km/h en 9,4 segundos y alcanza los 216 km/h.
  • CLA 200: El siguiente escalón está basado en el mismo 1.3 litros turbo de origen Renault, pero en este caso con una potencia de 163 CV y un par máximo de 250 Nm. El 0-100 km/h lo hace en 8,5 segundos, llega hasta los 229 km/h y homologa un consumo medio de entre 5,9 y 6,2 litros a los cien kilómetros.
  • CLA 250 4Matic: El que de momento es el tope de gama recurre a un motor 2.0 litros turbo (M 260) de 224 CV y 350 Nm, asociado a un cambio automático 7G-DCT de doble embrague y siete marchas, y a la tracción total 4Matic. Anuncia un 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, 250 km/h de punta y un consumo de entre 6,5 y 6,7 litros.
  • CLA 200 d: Si bien en otros mercados hay un 180 d de acceso, en España la gama diésel arranca con el 200 d, con un bloque 2 litros turbodiésel (OM 654q) de 150 CV y 320 Nm, cuyo consumo ronda los 4,1-4,4 litros. Se asocia a un cambio automático 8G-DCT de ocho relaciones y de momento no hay cifras de prestaciones.
  • CLA 220 d: El más potente de los diésel recurre al mismo bloque de 2.0 litros (y el cambio 8G-DCT), pero con 190 CV de potencia y un par máximo de 400 Nm. En este caso el consumo medio se mueve entre 4,2 y 4,4 litros.

La marca podría añadir más adelante a la oferta el CLA 220 de gasolina, que sí se ofrece en otros mercados, y monta un 2.0 litros turbo de 190 CV. De momento su llegada al mercado español no se ha confirmado.

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

Al volante

Desde un primer momento el nuevo CLA se nota más sólido y mejor terminado que el anterior, además de la evidente mejora a nivel de diseño exterior, y sobre todo en el interior. En marcha se nota más asentado y goza de una calidad de rodadura que antes no tenía. Resulta refinado, pisa mejor y el nivel de insonorización del habitáculo es bastante bueno.

La suspensión del anterior CLA podía resultar algo seca, pero no es el caso en esta generación, ya que como hemos dicho ofrece un buen equilibrio entre comodidad y contención de los movimientos de la carrocería, al menos con los amortiguadores adaptativos opcionales de las unidades probadas. Cabe apuntar que la suspensión es de tipo McPherson delante y el eje trasero es multibrazo.

Durante la prueba pudimos probar tanto el CLA 200 gasolina como el CLA 220 d y el CLA 250 4Matic tope de gama, todos ellos bastante capaces, con consumos relativamente contenidos, y equipados con cambio automático.

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

El CLA 200 con motor 1.3 litros de cuatro cilindros y 163 CV, por ejemplo, ofrece unas prestaciones correctas aunque el sonido no es especialmente interesante. Durante la ruta conseguimos un consumo medio de 6,3 litros a los cien kilómetros (en carreteras secundarias y algo de Autobahn), lo cual nos parece una cifra bastante buena, y mejor que la obtenida en la prueba del A 200.

El nuevo motor 2.0 litros diésel de 190 CV resulta una gran opción para aquellos usuarios decididos a hacer muchos kilómetros. Tanto por el consumo de combustible que puede arrojar como por las prestaciones que ofrece, ya que tiene mucho par desde bajas vueltas y empuja con decisión. Junto al cambio automático de doble embrague se muestra suave y agradable de conducir.

Como es lógico, el CLA 250 4Matic es el más indicado para una conducción deportiva, ya que con sus 224 CV (13 CV más que antes) se muestra bastante enérgico y sube de vueltas con ganas. Además, no se nota especialmente pesado, ya que en orden de marcha apenas supera la tonelada y media, y el sonido del bloque se antoja más placentero que el del 1.3 litros.

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

La función de realidad aumentada de la pantalla del navegador resulta interesante, ya que indica por ejemplo qué salida coger en una rotonda o qué dirección tomar en un cruce mediante flechas e indicaciones superpuestas sobre la imagen de la cámara frontal, captada en tiempo real.

Por su parte, el asistente “Hola Mercedes” permite funciones como consultar el tiempo, añadir un destino al navegador o cambiar la temperatura de la climatización a través de comandos de voz: “¿Qué temperatura hace en París?”, “Quiero ir a Cartagena” o “Tengo calor/frío” respectivamente, por poner algunos ejemplos.

Precios Mercedes-Benz CLA Coupé 2019

En nuestro mercado el equipamiento de serie es más amplio que en otros, incluyendo línea Progressive con llantas de aleación de 18 pulgadas, cámara de marcha atrás, faros LED High Performance, tren de rodaje confort con altura rebajada de la suspensión y servicio de Car Sharing entre particulares (se puede prestar el coche a terceros mediante la aplicación Mercedes Me).

Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto
.
Mercedes-Benz CLA Coupé 2019, prueba contacto

Durante el primer año de comercialización, la gama CLA ofrecerá la edición especial Edition 1 para cualquier variante (línea AMG, llantas de 19″, asientos deportivos, paquete Night, detalles en naranja, etc…), con un sobreprecio de 2.791 euros. Los precios disponibles para la gama de gasolina -en concesionarios a partir de mayo- son los siguientes:

  • Mercedes-Benz CLA 180: 31.400 euros
  • Mercedes-Benz CLA 200: 33.925 euros
  • Mercedes-Benz CLA 250 4Matic: 45.475 euros

Las versiones 200 d y 220 d todavía no tienen precio en España, ya que no llegarán al mercado hasta finales de verano

Fuente: motorpasion.com




De Reims a Colonia: siete catedrales góticas destruidas e incendiadas que resurgieron de sus cenizas

De Reims a Colonia: siete catedrales góticas destruidas e incendiadas que resurgieron de sus cenizas

El mundo asistió ayer conmocionado al incendio de Notre Dame. La catedral sucumbió a las llamas por causas aún hoy desconocidas, pero probablemente relacionadas con las obras de reparación y restauración iniciadas hace dos años. Los dañosfueron extraordinarios: la bóveda del crucero, cuya estructura medieval se componía de madera, se desplomó; la aguja neogótica instalada en el siglo XIX se partió en dos.

París rezó, cantó y lloró, impotente ante la calamidad que se desplegaba ante sus ojos. Notre Dame es algo más que una catedral. Representa el último vestigio de un París, el medieval, arrasado por las ideas ilustradas de la Revolución Francesa y reconstruido sobre una planta burguesa y racionalista. Se alza sobre los bancos del Sena como uno de los símbolos más poderosos de la ciudad más reconocible del planeta.

Y en gran medida lo hace condensando el espíritu popular parisino. Las catedrales cristalizan el esfuerzo colectivo de las ciudades y proyectan su estatus y poder por encima, literalmente, del resto de edificios de la urbe. Sus construcciones, desarrolladas a lo largo de siglos, hipotecan el ritmo de la ciudad. Sus espectaculares acabados compiten entre sí, ciudad a ciudad, en una enfervorizada carrera hacia los cielos.

Tan pesada carga emocional provocó que no sólo los parisinos, sino los habitantes de medio mundo, sintieran el incendio de la catedral como suyo. Pero más allá de la tragedia hay motivos para la esperanza. Ninguna catedral pervive hoy tal y como fue concebida en la Edad Media. Todas ellas han sido objeto de intensas reformas, reconstrucciones, saqueos, incendios, destrucciones y rediseños. Su aspecto actual es fruto de millones de intervenciones y actualizaciones.

Notre Dame no era una excepción. Los europeos se han acostumbrado a rehacer sus catedrales cada cierto tiempo porque, tantos siglos después, continúan representando la prosperidad misma de sus ciudades. Cuando una cae, ya sea por las bombas o por las llamas, otra igual se levanta al cabo de los años. Es la voluntad popular y el conocimiento adquirido a lo largo de centurias lo que las define, el mismo que permite consagrarlas a las generaciones futuras tras cada calamidad. 

Aquí van nueve ejemplos de catedrales que resurgieron de sus cenizas o se levantaron de sus ruinas sin que hoy, a simple vista, lo sepamos.

Colonia: por encima de las ruinas

Colonia Catedral

Más allá de Dresde, cuyo casco histórico quedó reducido a cenizas, Colonia representa la derrota definitiva de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. La ciudad fue bombardeada hasta la extenuación, y con ella su magnífica catedral. Pocas fotografías condensan mejor la completa destrucción del III Reich como la Colonia arrasada sobre la que únicamente pervive la catedral, aún en pie.

Lo que no significa que lo hiciera sin mácula. El interior del edificio quedó prácticamente en ruinas, y su rica fachada neogótica (el templo hunde sus cimientos en la Edad Media, pero no fue terminado hasta el siglo XIX) sufrió daños irreparables. Hoy es el último vestigio clásico de la Colonia que un día fue y que jamás regresará; un ejemplo de tantos de ciudades totalmente renovadas tras 1945. Excepto por su catedral.

Reims: el símbolo de una guerra

Reims

Cuando las tropas alemanas tomaron el norte de Francia en 1914 se adueñaron de un terreno rico en catedrales y monumentos góticos de la más variopinta condición. El templo de Reims, levantado entre 1211 y 1345, fue quizá el más simbólico. Las constantes refriegas entre ambos ejércitos provocaron su parcial destrucción; las explosiones prendieron fuego a la bóveda, de madera, causando su desplome.

Francia acusó a Alemania de destruir la catedral deliberadamente, y las fotografías de su miserable ruina se convirtieron en un símbolo del agravio germano hacia el pueblo francés. Fue reconstruida siguiendo los planes originales, y hoy sigue siendo una joya del gótico anglonormando.

León: un incendio fatal

Catedral De Leon(Noel Canales/Commons)

En 1966 una extraordinaria tormenta eléctrica prendió fuego al tejado de la catedral de León. La inusitada fuerza de los relámpagos provocó que el pararrayos de la torre de San Miguel fuera incapaz de amortiguar el impacto, incendiando la delicada estructura de madera del templo medieval. El techo se desplomó pocas horas después, mientras la ciudad asistía desconsolada a la destrucción de su mayor símbolos.

De aquel incendio, tan similar al de Notre Dame, León extrajo dos lecciones: es mejor emplear espuma que agua para combatir las llamas y no hay nada que no pueda ser reconstruido. Hoy la catedral luce espléndida y reconstruida, gracias a las intervenciones posteriores.

Ypres: reducida a escombros

Ypres Catedral

Hasta cuatro devastadoras batallas sufrieron los alrededores de Ypres durante la Primera Guerra Mundial. Punto de encuentro entre las tropas alemanas y británicas, la ciudad fue completamente destruida a lo largo de cuatro años. De su catedral, cuya construcción requirió de 519 años, apenas quedó nada: las fotos del templo en 1919 aún hoy resultan impactantes. Montañas de puro escombro.

Fue reconstruida ladrillo a ladrillo en apenas siete años. En la empresa participaron diversos gobiernos europeos e inversores privados. Pese a ciertos rediseños posteriores, es hoy tan impresionante como lo era antes del conflicto, y el corazón emocional de Ypres, el icono por antonomasia de la guerra que lo cambió todo.

Utrecht: siempre reconstruida

Utrecht

Pocas catedrales han sido tan maltratadas como la de Utrecht. Sus cimientos se remontan a mediados del siglo VII, y su primera destrucción consciente se registra doscientos años después, a cargo de los normandos. Es reconstruida en el siglo siguiente, ya en estilo romántico, y destruida casi por completo en el gran incendio que arrasó la ciudad en 1253. Su actual estructura gótica data de la reconstrucción posterior.

Trasladada a manos calvinistas durante la Reforma y reconquistada posteriormente por los franceses durante un breve periodo de tiempo, la catedral de Utrecht perdió su nave central y cayó en desgracia y abandono durante siglos. Sólo fue plenamente restaurada a mediados del siglo XIX, y finalmente bien entrado el siglo XX. Es un ejemplo perfecto de la convulsa trayectoria de casi todas las catedrales.

Santa María del Mar, Barcelona

Barcelona(PMRMaeyaert/Commons)

Consagrada en 1384 a Santa María, la Catedral del Mar funcionaría como epicentro político y económico de Barcelona durante los años dorados de la Corona de Aragón. Su impresionante proyección simbólica jamás frenó las desgracias: ya durante su construcción, en 1379, un incendió arrasó parte de las obras. Un siglo después un terremoto destruyó parte del rosetón oriental, reconstruido a más gloria del gótico al cabo de tres décadas.

Su episodio negro se registra en 1936, durante la Guerra Civil española. Revueltas anticlericales entraron en el templo y destruyeron sus infinitas riquezas ornamentales y escultóricas. El incendio posterior se repartió a lo largo de once surrealistas días, destruyendo la mayor parte de su interior. Pese a ello, la estructura catedralicia sobrevivió hasta nuestros días. Hoy, reconstruida, es uno de los mejores ejemplos del gótico mediterráneo.

La propia Notre Dame

Porque Notre Dame resurgirá de sus cenizas, como lo hicieron antes tantas otras catedrales y como lo hizo la propia Notre Dame. Su historia no está exenta de calamidades y penurias. Gran parte de lo que ha ardido, de hecho, fue reconstruido durante las intensas reformas acometidas por Eugène Viollet-le-Duc. Las vidrieras de los rosetones, el pináculo de la nave central y otros detalles fueron sustituidos en aquellos años.

Pese a su estatus simbólico, Notre Dame atravesó varias décadas oscuras tras el apogeo de la Revolución Francesa. El profundo espíritu anticlerical de los revolucionarios, la batalla contra la Iglesia Católica y una renovación total de la estructura urbana de París (despojada para siempre de su huella medieval) provocaron que Notre Dame quedara en el olvido. Maltratada, ajada, semiderruida, a mediados del XIX requiso de una intervenciónexhaustiva para recuperar su esplendor perdido.

Hasta hoy. Notre Dame se alzará de nuevo sobre París. Como lo lleva haciendo siete siglos.

Fuente: magnet.xataka.com




Siete cosas que me resultaron chocantes en mi primer viaje a Japón

Siete cosas que me resultaron chocantes en mi primer viaje a Japón

En realidad, he destacado las siete más sorprendentes, o al menos las que para mí lo fueron, por mucho que uno ya esté muy viajado, pero podría haber puesto muchas otras, además de estas siete. No son tanto diferencias culturales o de otro tipo, sino actitudes o costumbres muy diferentes a las nuestras que me chocaron muchísimo.

Hay mucho, muchísimo turismo

Japon Chocar 1

Está claro que ir a Japón siempre está de moda y las principales ciudades están llenas de visitantes. Lo que resulta algo más curioso es que la mayoría de los turistas y viajeros que van a Kyoto o a Osaka, Tokyo y otras ciudades son los mismos japoneses que acuden en manada para descubrir sus monumentos y sus templos, entre otras cosas. De todas formas, más allá de que el turismo sea de americanos, rusos, europeos o japoneses, el verdadero problema es otro:

Como ya contó mi compañero Sergio al hablar de que Kyoto puede parecer un parque temático, las ciudades más turísticas tienen una grandísima afluencia de turismo y un enfoque de los principales templos y monumentos dirigido hacia el mercantilismo.

Muchos de los templos parecen haber sido concebidos para ser centro de los objetivos de los teléfonos móviles de quienes los visitan, mientras se van haciendo selfiesComo atracción turística para el viajero, resulta totalmente decepcionante.

Los taxis

Taxi Japon

Resulta muy curioso el tema de tomar un taxi en Japón. Todos los taxis están decorados con encajes tipo ganchillo y muchos además están totalmente plastificados. Además, hay cámaras y en ocasiones, letreros luminosos y muchos navegadores y otros aparatos. El conductor suele llevar guantes blancos.

Sin embargo, no se os ocurra abrir o cerrar la puerta cuando os bajéis o se enfadará el conductor, que prefiere abriros o cerraros la puerta utilizando un dispositivo o palanca que tiene junto al freno de mano, para evitar que le demos portazos. Por otro lado, aunque indiquéis calle y número o dirección de vuestro destino, -por ejemplo enseñándolo en vuestro móvil- muchas veces no sabrán donde queréis ir y estudiarán vuestro teléfono como si ahí estuviera la solución.

Las máscaras

Japon Chocar Mascaras

Recuerdo la primera vez que vi a alguien con máscara por la calle me resultó extraño. También me acuerdo cuando Michael Jackson comenzó a aparecer en público con esas máscaras. En Japón es especialmente frecuente. Entre un 50 y un 60% de las personas llevan máscara.

Algunos dicen que es porque si están constipados lo hacen para evitar contagiar a los demás, pero más bien es al revés, es pura aprensión a contagiarse de gripe o de algún otro virus. Incluso se ven parejas en las que los dos llevan la máscara y gente de todas las edades provistas de dichas protecciones.

Los residuos consecuencia del embalaje

Img 7791

Otra cosa que llama mucho la atención es ver que todo lo que se vende viene muy bien embalado, casi siempre en papel y plástico, lo que genera muchísimos residuos. Por otro lado no hay papeleras por las calles y a veces es difícil encontrar donde tirar una botella de agua o un papel.

Lo mejor es utilizar los cubos y cestos que tienen las tiendas o usar las papeleras que hay junto a las máquinas de vending que encontraréis por cualquier calle.

Los saludos y reverencias

ReverenciaImagen de Nadya Chetah en Shutterstock.com

Es otra de las cosas que más llama la atención cuando llegas a Japón. En el aeropuerto, en los taxis, en la recepción del hotel, en los restaurantes o en cualquier tienda, se cumple un protocolo muy estricto de saludos y reverencias. Cuando te reciben o cuando pagas algo, siempre te harán la reverencia diciendo arigato gozaimasu (gracias) y dando ciertos cabezazos para mostrar su agradecimiento.

Igual ocurre cuando entregues una tarjeta de visita o al pagar cualquier cuenta. Por cierto, la etiqueta o norma de cortesía habitual exige entregar las cosas -incluidos billetes o tarjeta de crédito- sujetándolas con las dos manos, y recoger las vueltas o facturas de la misma manera.

Atentos, fumadores

Fumadores Japon

No es habitual fumar por la calle. Incluso en algunas zonas de Osaka que están señalizadas o en toda la ciudad de Kyoto, está prohibido fumar por la calle mientras se camina, existiendo lugares acotados como las salas de los aeropuertos para los fumadores.

Incluso en la calle abierta, no se permite fumar, habiendo multas de 1000 yenes (unos 80 euros) por fumar o tirar una colilla. Encontrar donde fumar es bastante sencillo, porque se ve a grupos de fumadores aprovechando el lugar.

Curiosamente, en muchos restaurantes sí se permite fumar dentro y también se fuma en los Pachinkos o casas de juego. Por cierto que entrar en estos lugares es otra experiencia impresionante si tenéis ocasión, porque entre la música estridente, las máquinas tragaperras y gente fumando de forma compulsiva, os quedaréis sorprendidos.

Las cosas infantiles, el manga y los gatitos

Img 7552

Los japoneses son en cierto modo algo infantiles. Les encanta su cultura de dibujos animados y es normal encontrar una obra señalizada con carteles avisando del peligro -por supuesto, seguridad ante todo- pero con gatitos o personajes manga rodeando la obra, lo cual para el extranjero puede resultar poco serio.

Además, no es extraño ver a los japoneses que son fans de Nintendo, Pokemon, Hello Kitty u otros dibujos animados, vestidos de personajes de las series, o con carteras, maletines o bolsos que nadie llevaría en Europa si tiene más de 25 años. Allí se hace con naturalidad a cualquier edad.

Y además…

Japan Choca

Hay muchas otras cosas que os chocarán en un viaje a Japón. Entre otras, la posibilidad de estar comiendo a cualquier hora todo tipo de comidas en puestos callejeros, restaurantes y tabernas; la velocidad a la que caminan, casi corriendo; los bares de perros, de gatos o de niñas con aspecto de colegialas; los vagones de metro exclusivos para mujeres para evitar tocamientos indecorosos; la cantidad de sabores que tienen en las chocolatinas Kit-Kat; la fascinación que sienten por las flores, en especial las de los cerezos; la variedad de alimentos, tanto dulces como salados que se pueden comer por la calle; …

Fuene: diariodelviajero.com




Los productos “light” no te ayudan a adelgazar: pueden, incluso, hacerte ganar peso

Los productos "light" no te ayudan a adelgazar: pueden, incluso, hacerte ganar peso

Llega el buen tiempo y, con él, las ganas de ponernos a lucir cuerpo. Pero claro, primero hay que eliminar todo eso que acumulamos para pasar el frío invierno, ¿no? Es el momento de cambiar toda nuestra despensa con productos “light”, bajísimos en grasa y azúcares.

Al menos, así piensan muchos consumidores, los cuales no son conscientes de una cruda realidad: no existen evidencias de que el empleo de productos “light” ayude, al final, a reducir el peso. Al menos no por sí mismo. La cuestión es mucho más compleja de lo que parece.

No existen evidencias que defiendan a los “light”

El único secreto existente para reducir el peso es uno: el déficit calórico. Es decir, gastar más de lo que comemos. Por supuesto, esta cuestión no es así de simple, pues hay muchos más valores en juego: la calidad nutricional, el gasto basal y la masa muscular, el tipo de dieta…

Pero resumiendo mucho, está claro: si hay más energía de la que gastamos, se acumula como grasa y glucógeno. Bajo este prisma, un producto “light”, con menos kilocalorías por unidad, debería ayudarnos, ¿no? Pues no siempre. Eso mismo es lo que reflejan los estudios al respecto hasta la fecha.

No existen evidencias de que los productos “light” (siempre revisados por grupos de alimentos) ayuden más que otros a reducir el peso corporal ni la obesidad. Esto parece contradecir al razonamiento que lanzábamos hace unas líneas. Si el truco está en reducir las kilocalorías, ¿por qué no funcionan?

Por qué los productos “bajos en grasas y azúcares” no funcionan

En primer lugar, el problema está en cómo se cuenta la energía de los productos. El proceso para evaluar el aporte calórico es para todos los productos igual, usando un calorímetro y/o las tablas del método Atwater. Esto quiere decir que para todos los alimentos contar calorías es igual. Pero para nuestro cuerpo no lo es.

La biodisponibilidad de los nutrientes varía mucho de un alimento a otro, incluso en con qué los acompañamos. A veces, las calorías “no valen” lo mismo según qué comamos. Por otra parte, algunos productos “light” no contienen sacarosa y azúcares libres, pero sí otros edulcorantes que, aunque en menor medida, también se acumulan.

Photo 1550949987 440138d6550e

En otros, el porcentaje calórico se quita de las grasas y se sustituyen por azúcares, que pasan más fácilmente a nuestras reservas. También ocurre que, en algunos productos con edulcorantes no calóricos, se incentiva la producción de insulina, que acumula azúcares que provienen de otros alimentos o reacciones.

Por último, y más importante, el razonamiento es demasiado simple: no solo podemos restar kilocalorías a uno u otro alimento. El cambio ha de ser completo, en la dieta y los hábitos. Es importante no centrarse solo en alimentos concretos, únicos, pues no solo no supone un esfuerzo efectivo, sino que podría propiciar hábitos perniciosos.

El curioso caso de los lácteos

Comencemos por uno de los temas más acusados en esto de los alimentos “light”: los lácteos. Existen cientos de leches desgrasadas (desnatadas, semidesnatada, quesos especiales 0%, yogures “dietéticos”…). Aunque no podemos meter a todos estos productos en el mismo saco, hay una tónica general en los lácteos: reducir la grasa.

Photo 1523473827533 2a64d0d36748 1

La grasa es el objetivo principal de casi todos estos alimentos, aunque ahora sabemos que su efecto en el cuerpo no es tan funesto como pensábamos en un principio. Es más, hay varios estudios que apuntan que la leche entera, al contrario de lo que se piensa, podría ayudar a perder peso.

Esto se debe a varias cuestiones, entre las que destaca la presencia de ácido linoleico conjugado. El ácido linoleico, además de ser uno de los ácidos grasos “buenos”, desde el punto de vista clásico, impediría hasta cierto punto la formación de grasa en seres humanos. Por otro lado, también jugaría un papel esencial el calcio y su biodisponibilidad. Así, aunque paradójico, la leche entera ayudaría a perder peso más que la semidesnatada o la desnatada.

Beber “light” y ganar peso…

Otro efecto paradójico, observado en las bebidas “light” o “zero”, como las conocemos aquí, es la ganancia de peso. Sí, a pesar de que, efectivamente, reducen la cantidad de calorías, lo cierto es que los análisis han comprobado no solo que no ayudan a reducir la grasa corporal, sino que muchos consumidores engordan.

Cans Beer Alcohol Drink Bar Beverage Pub Alcoholic 923920

Los mecanismos tras este efecto son varios. El primero, fisiológico, se explica por la insulina. Esta hormona es la principal controladora de azúcar en sangre. Este sistema está regulado por muchos estímulos, entre ellos el sabor, lo que incita al cuerpo a regular la absorción y acumulación de azúcares en sangre (que tal vez en otras circunstancias no se acumularían).

El segundo es de comportamiento: existen razones para pensar que el consumo de bebidas “light”, probablemente por relaciones metabólicas de lo que comentábamos, inducen a consumir alimentos más dulces y sabrosos, con más azúcar. Al final, el problema es mucho mayor y más complejo que reducir únicamente kilocalorías en las bebidas.

Un alimento dietético, solo, no sirve de nada

Lo que hace falta es aprender a comer mejor, cambiar de hábitos y adherirnos a ellos. Esto es mucho más importante y eficiente. En ningún momento queremos decir que los alimentos dietéticos tengan ciertos efecto,, pero solo lo hacen, única y exclusivamente, cuando se ponen en un contexto completo de nutrición.

En esos casos, la pérdida de peso no se puede atribuir a los productos dietéticos, sino a todo el cambio de hábitos. Y si no se cambian los hábitos, como hemos dicho, no existen evidencias que demuestren la pérdida de peso. Además, algunos de los mecanismos de los que hablábamos podrían jugar en nuestra contra.

Si queremos reducir la grasa corporal, lo único que podemos, y debemos, hacer es cambiar a hábitos saludables. Eso implica comer mejor, llevar una dieta más sana que reduzca los ultraprocesados (incluyendo los alimentos “light”), los azúcares, aumentar la cantidad de agua que tomamos, las fibras y, por supuesto, movernos más en nuestro día a día.

Fuente: xatakaciencia.com




Cabello sano: la mejor alimentación para un pelo nutrido y saludable

La mejor nutrición para disfrutar de un cabello saludable

¿Quieres disfrutar de un cabello sano y saludable pero no sabes por dónde empezar? Cuidar tu alimentación es fundamental. Te explicamos cómo debe ser tu alimentación para conseguirlo.

Ahora bien necesitamos vitaminas con el fin de que crezca fuerte, sano, brillante y esté cada vez mejor. ¿Quieres conocer cuáles son y de qué manera proteger el cabello?.

Alimentación sana y equilibrada

Está claro que nutrirnos con una alimentación sana y siempre variada es crucial para que nuestro organismo esté cada vez más saludable. La piel se refuerza, y por ende, también el cabello que necesita de que nos alimentemos bien para que luzca espectacular.

Hidratación total con agua

De la misma manera que protegemos la piel con mucha hidratación, el cabello también lo va a necesitar, especialmente en épocas de temperaturas extremas: tanto en verano como en invierno. Se recomienda entonces beber alrededor de 2 a 3 litros diarios para que el cabello también se hidrate correctamente.

Una dieta rica en vitaminas y minerales

Dentro de la esta alimentación sana es innegable que es fundamental seguir una dieta rica en vitaminas y minerales. Puesto que todos ellos son absorbidos y distribuidos por el organismo, llegando finalmente al cabello.

Para ello ingeriremos alimentos ricos en vitaminas y minerales, pues además de protegernos ante toda clase de enfermedades, harán que el cabello se refuerce.

Alimentación para el cabello saludable

Aumento de vitamina B

Entre las vitaminas que más reforzarán nuestro cabello está la vitamina B. Es ideal porque nos ayuda a mantener el equilibrio del sistema nervioso, oxigenar las células y sobre todo favorecer la buena salud, tanto del pelo como de las uñas y la piel.

Dentro de este grupo de vitaminas, destacan la vitamina B6, porque se reconoce que estimula la circulación sanguínea a la vez que favorece el crecimiento del cabello; y las vitaminas B5 y B12, que además vigorizan el pelo.

Minerales: calcio

El calcio es muy bueno para el fortalecimiento de los huesos, lo cual beneficia el crecimiento en distintas etapas de la vida. Es bueno por tanto para los niños y adolescentes, por un lado, y para las personas mayores, por otro, por el riesgo que tienen de sufrir osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con los huesos.

Pero además el calcio refuerza el sistema inmunológico y hace más fuertes las uñas, la piel y el cabello. Verás que con una ingesta superior de calcio el cabello no se debilitará.

Vitamina C

La vitamina C se encuentra en muchos alimentos como las frutas, especialmente cítricos como naranjas, limones, limas y otros. La vitamina C nos protege frente a las agresiones externas y aporta la energía que necesitamos para seguir adelante, con lo que refuerza el cabello.

Vitamina C para el cabello sano

Vitamina E

Esta vitamina es muy favorable para el crecimiento del pelo porque aumenta los niveles de oxígeno en la sangre y estimula la circulación. La podemos encontrar en aceites vegetales, en frutos secos como las avellanas, el brócoli, las espinacas y las acelgas.

Aportes de hierro

Las personas que tienen el hierro bajo pueden presentar problemas importantes de anemia. En este caso, se sienten débiles, con mareos, dolores de cabeza y un estado de cansancio y decaimiento general. Esto se traduce en una piel y cabello débil, tosco y sin vida.

Por tanto, consumir alimentos ricos en hierro, como pueden ser el hígado, las espinacas, o las lentejas entre muchos otros, nos aportará la vitalidad que realmente necesitamos. Si no lo conseguimos hay suplementos de hierro (siempre recomendados por el médico) para que podamos suplir esta deficiencia. El cabello estará más grueso y crecerá con salud.

  • Anemia por falta o deficiencia de hierro (anemia ferropénica)

Omega 3

De la misma manera que los ácidos grasos Omega 3 protegen y actúan contra la piel, lo hacen también en el cabello. Se encuentran, especialmente, en los pescados azules.

Omega 3 para el cabello

Cremas hidratantes y con vitaminas

En el campo de la cosmética cada vez hay más productos que aportan las vitaminas necesarias ante cabello y pieles apagadas. Llevan tal cantidad de nutrientes que es fácil que el cabello vuelva a brillar en poco tiempo. Estos tratamientos pueden hacerse a diario durante un tiempo determinados y deben ir acompañados de una correcta y sana alimentación.

Otros consejos útiles para disfrutar de un cabello sano y saludable

Para poder mantener y disfrutar de un cabello sano, es fundamental tener un buen aspecto general, con un brillo y una vitalidad que transmitan salud. No obstante, es imprescindible seguir los siguientes consejos:

  • Sigue una alimentación sana, rica en frutas y verduras, pero especialmente en vitaminas del grupo B y A.
  • Evita abusar de permanentes y tintes.
  • Usa siempre un champú adecuado para el tipo de cabello que tengas, además de un acondicionador.
  • Corta las puntas regularmente.
  • Mantén una higiene diaria adecuada.

Fuente: natursan.net